Comité rindió cuentas sobre reconstrucción tras terremoto

- 03 de mayo de 2017 - 11:15
el vicepresidente de la República, Jorge Glas, durante el evento el martes en Portoviejo.
Foto: Cortesía

A más de un año del terremoto del 16 de abril de 2016, Ecuador hoy renace y reconstruye sueños allí, donde el sismo dejó destrucción, muerte e intentó sembrar la desesperanza.

El trabajo se basó en tres ejes de acción: emergencia, que incluyó la pronta atención de las autoridades desde la misma noche del terremoto; reconstrucción, con la asignación de fondos para levantar las ciudades afectadas de sus escombros; y la reactivación económica, centrada en impulsar el flujo comercial y los emprendimientos.

Los avances y la nueva realidad que viven las provincias dañadas, en especial Manabí y Esmeraldas, las más afectadas, fueron expuestos en un informe de rendición de cuentas realizado por las autoridades.

Aunque las cifras hablan por sí solas, a juicio del gobierno, el dinamismo de esas localidades costeras, la confianza del pueblo en sus líderes, la sonrisa de sus habitantes y la inauguración sostenida de nuevas y mejores obras, son el mayor reflejo de lo que es la reconstrucción en Ecuador.

Con daños valorados por el presidente Rafael Correa en $ 3.344 millones, la planificación presupuestaria quedó fijada en $ 3.636 millones, de los cuales ya fueron asignados 2.400 y ejecutados efectivamente más de $ 1.200 millones.

Según aclaró el vicepresidente de la República, Jorge Glas, "nada de eso sería posible sin un liderazgo claro de las autoridades y la decisión de un pueblo de levantarse".

El vicemandatario, quien estuvo en el reporte, detallado desde Portoviejo, en Manabí, por el secretario nacional para la reconstrucción y la reactivación económica, Carlos Bernal, agradeció la confianza depositada por ese pueblo lleno de dolor y destrozado en sus líderes.

Recordó cómo poco después del fenómeno señaló entre los desafíos "conseguir que no se hable del terremoto de Ecuador en el mundo, sino que el mundo hable de Ecuador después del terremoto", lo cual, afirmó, "lo estamos consiguiendo".

De acuerdo con el informe, más de 50 mil fuentes de empleo directo se generaron por la reconstrucción y el proceso de reactivación incluye unos 15 mil negocios.

Pero la obra desarrollada bajo la dirección de Correa no termina con el fin de su gestión el próximo 24 de mayo, cuando juramente el jefe de Estado electo, Lenín Moreno, pues uno de los compromisos del nuevo ejecutivo es continuar la tarea iniciada por el dignatario saliente.

"Nada hubiéramos hecho sin la decisión clara y firme y la política humanista de enfrentar un terremoto y su reconstrucción, como lo hizo el presidente Correa", enfatizó Glas. 

Y aunque insistió en que la nueva administración continuará esa línea comprometida con la decisión consecuente y consciente del pueblo, y su votación mayoritaria por el binomio oficialista, alertó sobre la replanificación de la reconstrucción, debido a los daños extras ocasionados por las 3.561 réplicas del sismo, en particular la de 5,7 registrada en diciembre último. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: