Fleg Trading no sería la única empresa de Mauricio Macri en paraísos fiscales

- 13 de mayo de 2016 - 00:00
El presidente Mauricio Macri (der.) dialoga con el ministro de Finanzas (izq.), Alfonso Prat, y con el jefe de gabinete (centro), Marcos Peña, antes de una rueda de prensa.
Foto: AFP

El diario Tiempo Argentino filtró nueva documentación que vincula al presidente de ese país con varias empresas offshore, sin embargo, la prensa tradicional le dedica escaso espacio al tema.

Pocas cosas le quitan el sueño a Mauricio Macri. Ni la inflación o la recesión cada vez más palpable de la economía argentina y mucho menos la oleada de despidos, el ajuste o los tarifazos de los servicios públicos. Pero hay algo que le provoca un profundo dolor de cabeza y que casi no se menciona en la prensa tradicional argentina: el nombre de una empresa con sede en el paraíso fiscal de las Bahamas, Fleg Trading S.A.

El juez que investiga el escándalo, Sebastián Casanello, pidió datos societarios y financieros de Macri vía exhorto a Uruguay, Reino Unido, Irlanda, Panamá y Brasil.

Además solicitó al Banco Central que requiera a todos los entes financieros del país datos sobre las cuentas bancarias del presidente, ya sea como titular o apoderado y que se le envíe información de todos sus movimientos de fondos. Y más aún reclamó sus declaraciones juradas del impuesto a las ganancias y bienes personales, las de su padre Franco y las de su hermano Mariano entre los años 2012 y 2014.

La compañía Fleg Trading S.A. apareció en la abultada documentación de los papeles de Panamá. Macri, su padre y su hermano integraron su directorio, pero la empresa nunca fue declarada ante la Administración Federal de Ingresos Públicos. Desde que estalló el escándalo, Macri aseguró que la firma, fundada en 1998, había sido creada para fomentar inversiones en Brasil que “no se realizaron” y que la compañía “no tuvo actividad”. “Por eso -dijo- no correspondía mencionarla en las declaraciones juradas”.

Fleg Trading S.A. no sería la única empresa del presidente incluida en los papeles de Panamá. El sitio ‘El Destape’ menciona a otras dos, Opalsen y Kagemusha, de las que Macri sería miembro del directorio. El presidente y su padre, fundador del grupo familiar Socma, “están relacionados al menos con 8 sociedades en paraísos fiscales”, según el portal digital de información.

El diario Tiempo Argentino afirmó que, “según consta en registros públicos del Estado de San Pablo, Fleg Trading tuvo intensa actividad en Brasil” a pesar de la desmentida presidencial. “Las operaciones incluyen participación en sociedades y movimientos millonarios. Y, a contramano de lo dicho por el gobierno, para las autoridades brasileñas la firma sigue activa y lista para seguir operando”.

Según el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, hay 270 firmas offshore vinculadas a Argentina y 1.294 personas físicas de ese país aparecen como directivos u accionistas en paraísos fiscales. Además, 94 entidades intermedias representan en Panamá a empresarios argentinos ante el bufete Mossack Fonseca, administrador de más de la mitad de las firmas registradas en Panamá.

Según Tiempo Argentino, Fleg Trading S.A. entró en actividad el 3 de noviembre de 1998 como accionista del grupo Owners Do Brasil Participacoes Ltda., un holding que el grupo Socma, entidad madre de los Macri, poseía en San Pablo.

Documentos mencionados por el diario afirman que el ingreso de Fleg a Owners coincidió con la salida de Socma Americana S.A. Fleg compensó esa salida con una importante suma, lo que aumentó levemente su capital. Al poco tiempo -añadió el diario- la firma informó a las autoridades una nueva redistribución accionaria, pero a la baja,  porque “el capital social resultaba excesivo para sus operaciones”, según el acta respectiva.

Los accionistas “decidieron entonces reducir el capital social”, devolviendo ese dinero en forma proporcional a la participación social”. Así los accionistas de Owners -Fleg y Socma S.A.- se repartieron en reales, equivalente a $ 8’569.904.

El mismo documento revela luego que con ese dinero se pagó un convenio firmado con el Hotel Nuraghe Portoondo SpA. ¿Dónde queda ese centro vacacional, habitual destino del jet set europeo? En Cerdeña, la isla italiana del Mediterráneo. Su fundador,  el fallecido productor cinematográfico Giorgio Nocella, era amigo íntimo del padre de Macri. Poco después, Giorgio intentó abrir una productora en Buenos Aires y la inscribió como Iter Producciones S.A. Su vicepresidenta era Flavia Palmiero, animadora de TV local, en ese entonces novia de Franco Macri.

Todos estos documentos filtrados por Tiempo Argentino volvieron a instalar el tema de los papeles de Panamá en Argentina, aunque la prensa tradicional le dedicó escaso espacio, en contraste con la profusa difusión de notas sobre causas de corrupción que involucran a exfuncionarios del kirchnerismo y hasta la expresidenta Cristina Fernández.

El jefe de gabinete, Marcos Peña,  intentó desacreditar la denuncia. “La fuente no es la que más respeto me genera”, dijo, al aludir al diario fundado por un empresario kirchnerista que dejó a sus empleados en la calle tras el cambio de gobierno y que hoy funciona como una cooperativa. “No hay activos del presidente que no hayan sido declarados. Es todo transparente. Los argentinos tienen un presidente que dejó sus bienes en un fideicomiso ciego”, aseguró.

Ese fideicomiso es administrado por el escribano general de la nación, Carlos D’Alessio, según el programa Economía Política del canal de noticias C5N, quien también posee una empresa offshore, violando el espíritu de “blind trust” (fideicomiso ciego) que establece que el dueño de los bienes no debe conocer quién será su administrador. (I)

LEA EL ESPECIAL SOBRE LOS PANAMA PAPERS

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: