Ocho de cada diez propuestas entregadas por el consejo consultivo fueron acogidas por el presidente

Empresas que generen menos de $ 300.000 no pagarán anticipo

- 12 de octubre de 2017 - 00:00
El 22 de junio pasado el presidente Lenín Moreno firmó en el Palacio de Carondelet el decreto para constituir el Consejo Consultivo, Productivo y Tributario.
Foto: Cortesía de la Presidencia de la República

El impuesto a la renta para las sociedades volverá al 25%, vigente hasta 2010, pero se aplicará para los micro y pequeños negocios.

La espera terminó. Luego de cinco meses en el poder, el presidente de la República, Lenín Moreno, expuso ayer en cadena nacional el programa económico de su Gobierno.

“Es necesario reactivar la economía y tomar acciones en este momento difícil”, inició el Mandatario su alocución presentando como antecedentes la caída de las exportaciones, el débil precio del petróleo, el decrecimiento de la industria de la construcción y las condiciones de la deuda pública.

Con base a ello aseguró nuevamente que no recibió “una economía con la mesa servida”, como se decía. Antes de exponer cada una de las medidas aclaró que ninguna contempla el incremento a los precios de la gasolina, el gas, el diésel, la electricidad ni tampoco un aumento del impuesto al valor agregado (IVA), descartando así especulaciones sobre un paquetazo económico.

La hoja de ruta surge de las 139 propuestas presentadas por el Consejo Consultivo Productivo y Tributario (CCPT), de las cuales se aceptaron 8 de cada 10.

Habló de dar prioridad a las familias ecuatorianas, sobre todo a las que menos tienen, fortalecer la dolarización, asegurar el plan ‘Toda una vida’ y generar empleo.

La primera acción de Moreno será enviar a la Asamblea Nacional un proyecto de ley que elimine el anticipo del impuesto a la renta para empresas cuyas ventas anuales no alcancen los $ 300.000, que son más del 82%. También derogará el impuesto a las tierras rurales con el fin de dinamizar al sector agrícola.

No informó cuándo enviará el proyecto normativo o si tendrá carácter de urgente en materia económica, con lo cual el Legislativo debería evacuar la ley en un plazo de 30 días desde que inicia su análisis.

En esa misma línea se decidió que las microempresas ya establecidas estarán exentas del impuesto a la renta durante los primeros $ 11.000 de utilidad que generen. Con esto se beneficiarían más de 36.000 microempresarios.

Del mismo tributo estarán libres los nuevos microemprendedores durante los dos primeros años de funcionamiento de su negocio.

 Moreno aseguró que estas medidas representan incentivos para que las micro y pequeñas empresas generen empleo.

Como habían divulgado previamente autoridades y miembros del Consejo, se dará paso a la devolución progresiva del impuesto mínimo del anticipo del impuesto a la renta para las sociedades que facturan más de $ 300.000 al año.

Durante el 2018 se reembolsará el 50%, “siempre y cuando se cumpla con el compromiso de  mantener o incrementar las plazas de empleo”, advirtió el Mandatario.

El impuesto a la renta para sociedades volverá al 25%, tarifa vigente hasta 2010, pero no tendrá efecto sobre las micro y pequeñas empresas, ni para quienes desarrollen actividades que garanticen un ingreso permanente de dólares al país.

Sin profundizar en detalles agregó que en materia laboral “habrá nuevos tipos de contratos” que defiendan los derechos de los trabajadores e incentiven el empleo.

Como mecanismo para sostener la dolarización se tramitará una ley de repatriación de capitales. Quienes traigan sus fondos desde el exterior dentro de los próximos 12 meses no pagarán el impuesto a la renta por 5 años.

Para el sector exportador se procederá con la devolución de impuestos por el ingreso de divisas y por mantener las plazas de empleo.

Sin embargo, no se acogieron los pedidos de varios agentes económicos de eliminar el impuesto a la salida de divisas (ISD).

Al respecto el Jefe de Estado manifestó que “es necesario recordar que el ISD evita la salida de divisas que debilitan la dolarización” e indicó que los pagos de capital e intereses de créditos a más de un año no gravan el impuesto, así como las utilidades enviadas al exterior.

Recordó su compromiso de reducir el déficit fiscal que actualmente alcanza al 4,7% del PIB hasta dejarlo en el 1% en 2020. “Esto solo será posible manteniendo una estricta política de austeridad, priorizando la inversión pública e impulsando alianzas público-privadas”, enfatizó.  

Para proteger la producción local se implementarán aranceles, aunque no dijo cuáles, y una tasa de $ 0,10 que financiará el control del contrabando.

En cuanto a las obligaciones del Gobierno, Moreno reiteró que el país cumplirá con todos sus compromisos internacionales y en los términos acordados. La intención es “administrar la deuda del país con mejores tasas y  mejores plazos”.

Para hoy el Ministerio de Finanzas tiene previsto realizar en Quito una rueda de prensa donde el titular de esa cartera, Carlos de la Torre, explicará los pormenores y alcances de cada una de las medidas contempladas dentro del programa económico. (I)

DATOS

El Presidente anunció que se crearán nuevos tipos de contratos laborales que “a la vez defiendan los derechos de los trabajadores” e incentiven el empleo.

Las microempresas ya establecidas en el país dejarán de pagar el IR por los primeros $ 11.000 de utilidad. Esta medida, según Lenín Moreno, beneficiará a más de 36.000 empresarios.  

El proyecto de ley también elimina el impuesto a las tierras rurales con el fin de dinamizar al sector agrícola. Programas ya iniciados como la Gran Minga Agropecuaria, Impulso Joven y Banco del Pueblo fomentarán la entrega de créditos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: