Domingo, 18 Agosto 2013 00:00 Economía

Bancos comunitarios dinamizan al sector rural y marginal

Emprendimientos populares autosustentables, finanzas comunitarias, proyectos de energía renovable y estructuras organizativas y productivas (hilanderías, artesanías, dulcerías, lácteos,  productos orgánicos) fueron mostrados en la primera “Feria de Finanzas Populares y Solidarias”, que organizó en Quito el Fondo Ecuatoriano Populorum Progressio (FEPP) y la Cooperativa de Ahorro y Crédito Desarrollo de los Pueblos (Codesarrollo).

En el evento se presentaron alrededor de 30 emprendimientos con diferentes propuestas, que han surgido como parte del desarrollo productivo de las comunidades rurales y urbano marginales del país. Los visitantes conocieron las experiencias de varios grupos de emprendedores en artesanías, mermeladas, quesos, hilanderías textiles,  bancos comunales, entre otros productos y servicios de las finanzas populares.

El gerente de Codesarrollo, Carlos Mazón, manifestó que la idea es  llevar los recursos de donde más concentrados están a los que más lo requieren, esto es, a los del área rural.

La economía popular y solidaria representa el 26% del Producto Interno Bruto (PIB) del paísExpresó que esto se ha logrado gracias a la organización que ha existido entre las asociaciones, cooperativas, que se les conoce como “estructuras financieras locales”, es decir que se conviertan en el motor que mueve a esta economía, y a toda la actividad que se desarrolla en estas zonas. “Nuestra labor es orientar el dinero hacia donde más se  necesita”, aseguró Mazón.    

Parte de este conglomerado es la Fundación Educativa Mons. Cándido Rad, que a través de la formación profesional busca transformar el sector rural, posibilitando a las y los campesinos, indígenas, afroecuatorianos, montubios, mestizos y personas del área urbano populares el aprendizaje de nuevas técnicas para mejorar y optimizar sus actividades productivas. Además, fortalecer sus gremios, acceder al empleo y crear y gestionar empresas competitivas.

118.000 familias se benefician de los bancos comunales, de acuerdo con la Red Financiera Rural (RFR).


14.600 organizaciones financieras del sector comunitario se estima que hay en Ecuador
Entre tanto, Luis Andrade, de Imprefepp, que es una empresa social gráfica, sostuvo que ellos se dedican a la elaboración de textos didácticos y técnicos para capacitar a los campesinos, al tiempo de señalar que este tipo de ferias les ayuda a promocionar sus productos e incrementar sus ventas.

Mientras que Aida Muita, de la Cooperativa de Producción Artesanal ‘Centro de Bordados Cuenca’, resaltó que su emprendimiento lo conforman personas de Cuenca, Gualaceo y Paute, quienes trabajan de manera conjunta a fin de lograr salir adelante con sus familias. La cooperativa elabora tarjetas bordadas, camisetas, chals y  tejidos a mano en algodón y alpaca, usando fibras naturales para no afectar al medio ambiente.

Según el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), un 71% del emprendimiento económico popular se desarrolla en la zona rural, mediante la agricultura, ganadería, caza y silvicultura (cultivo y explotación de los bosques o montes), mientras que otras actividades, como la manufactura, turismo, entre otros, aportan  un 29%.

Respecto a las finanzas populares, se estima que en el país hay alrededor de 14.600 organizaciones financieras del sector comunitario, principalmente representadas por unas 12.000 cajas y bancos comunales.

Los bancos comunales, también conocidos como “sistema financiero de los pobres”, tienen una cartera de crédito de aproximadamente $120 millones, según la Red Financiera Rural (RFR).

ENLACE CORTO

Ultimas noticias

Últimas noticias

Google Adsense