Los alcances de la medida fueron explicados a los estudiantes en un conversatorio

"Tasa para el control aduanero no afectará acuerdos comerciales"

- 11 de noviembre de 2017 - 00:00
El director nacional de Aduanas, Mauro Andino, participó en un conversatorio con estudiantes universitarios.
Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

El director nacional de Aduanas, Mauro Andino, defendió la normativa que permitirá desplegar recursos técnicos y operativos para combatir contrabando.

Ante la serie de cuestionamientos por parte de varios sectores por el cobro de la tasa para controlar el contrabando y la defraudación en el país, el director del Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae), Mauro Andino, aclaró que los valores que se recauden fortalecerán la estructura operativa, tecnológica y de personal de la institución de control y de ninguna manera se trata de un impuesto.

“Necesitamos tener infraestructura, logística, personal, tecnología de punta que nos permita detectar el contrabando y la defraudación. La tasa mejorará esos servicios de control”, manifestó el titular del Senae, previo a un conversatorio con estudiantes de la Universidad Politécnica, en el centro norte de Quito.

Andino recalcó que la decisión de imponer la tasa está amparada en el artículo 301 de la Constitución de la República, en la norma supranacional de la Comunidad Andina, en el Código Orgánico de la Producción, en la norma de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y cumple con los requisitos de los convenios que Ecuador ha firmado, incluyendo el acuerdo comercial con la Unión Europea (UE).

“Nosotros somos muy respetuosos de los acuerdos internacionales y los hemos respetado. El acuerdo con la Unión Europea especifica esa posibilidad de poner una tasa de servicio que no es un impuesto, ni un arancel. La tasa cumple con toda la rigurosidad normativa y legal”, afirmó el funcionario.

Agregó que hay varias fases en los controles aduaneros y en las inspecciones que se realizan y que incluso la normativa faculta controles posteriores para que luego de cinco años se pueda determinar si alguna mercadería entró al país con los precios declarados, que sea la mercancía establecida y cumpliendo todos los requisitos.

Puntualizó que los controles deben hacerse en puertos, aeropuertos, fronteras, incluso pasos ilegales por lo que se requiere un gran despliegue de recursos que es lo que se busca cubrir con la tasa de $ 0,10 que ha causado polémica en importadores y exportadores.

Por otra parte, el principal de aduanas puntualizó que la unidad de control para el cálculo de la tasa está estructurada técnica y rigurosamente con metodología y estadística de las bases del Senae.

“Esa unidad está en función de varios elementos. Uno es el peso, otro es el tipo y las características  del producto y un componente de riesgo que está establecido por el

Senae, de acuerdo a los controles que en los últimos tres años se han establecido”, aseveró. Puso de ejemplo que un pañal por unidad declarado en aduana tiene el valor de $ 0,13.

En el mercado local se lo vende ya a $ 0,30 y según los cálculos, para ese producto, la tasa es de apenas $ 0,01; mientras que un shampoo que es declarado en aduanas en $ 3,75, en el mercado se lo encuentra a $ 12,28. Este producto paga una tasa de control de $ 0,30.

“Este mecanismo va a facilitar al importador serio que se está viendo afectado por la defraudación y el contrabando por una competencia desleal”, indicó.

Andino reiteró que el Gobierno Nacional le ha declarado una guerra frontal al contrabando y que para lograr resultados positivos trabajan 15 instituciones, como las Fuerzas Armadas (FF.AA.) y varios ministerios. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: