Entrevista / Johan Proaño / Gerente de Proaño & Proaño

"En el país ya tenemos leyes contra la especulación de tierras"

- 06 de noviembre de 2017 - 00:00

A menos de un año de aplicación la Ley Orgánica para Evitar la Especulación sobre el Valor de la Tierra, conocida como Ley de Plusvalía, vuelve al tapete de discusión pública, a través de una pregunta en la consulta popular que impulsa en Ejecutivo, la cual podría derogarla de ganar el ‘Sí’.

Johan Proaño, empresario de la construcción, dialogó con EL TELÉGRAFO y expuso sus planteamientos para la derogación de la Ley de  Plusvalía y su respaldo a la consulta popular.

¿Por qué se oponen a la Ley de Plusvalía si busca evitar la eliminación de la especulación de la tierra?

Hemos estado impulsando la inclusión de esta pregunta sobre la Ley para Evitar la Especulación de la Tierra, conocida como Ley de plusvalía, porque consideramos que es de vital importancia dentro de la economía. Estamos hablando de pérdidas de empleo diario desde 2015 hasta la fecha. Se han perdido más de 85 mil empleos plenos.

El objetivo con el que fue creada la ley para evitar la especulación en el precio de la tierras es un objetivo con el que todos estamos de acuerdo. Estamos de acuerdo en una ley para evitar la especulación pero ya hay normativas que cumplen esa función.

En ningún artículo de esa Ley se evita la especulación. No hay sanción para el especulador. La ley, lo único que hace es gravar con un impuesto y no a los especuladores, sino a cualquier ecuatoriano. Estamos de acuerdo en los mecanismos para evitar la especulación en el precio de las tierras y esta ley no lo evita.

¿Atribuyen a la aplicación de esta ley la crisis en la industria de la construcción?

Hay muchos factores que afectan a la economía. Hubo muchos factores que nos afectaron como país. En la construcción tenemos ciclos. Se espera de estos ciclos que cuando estés arriba no llegues tan arriba y cuando estás abajo no caigas tanto. Estábamos en un ciclo en el que íbamos bajando. Con la Ley de la Plusvalía llegamos a niveles históricos de valles al menos 10% de crecimiento, que fueron niveles que no los teníamos desde el año 2000. Si bien tuvimos varios factores que afectaron la economía, la caída tan abrupta de nuestra industria es por efectos de la Ley de la Plusvalía. Si no, no hubiéramos llegado a esos niveles tan bajos, nos hubiéramos recuperado antes.

¿Ven signos de recuperación en su sector?

Estamos saliendo, pero no nos estamos recuperando. No estamos cayendo abruptamente. Hoy se ha detenido esa caída y mientras no se retire esta ley, no vamos a poder tener números positivos. No creemos que al derogarse la ley vamos a tener números positivos de forma inmediata, pero van a darse factores que permitirán que se dé esa recuperación.

Con el solo anuncio de la inclusión de esta Ley en la consulta, la gente empieza a tener más confianza y ya se comienza a recuperar el mercado.

Quizás la gente gane más confianza pero no tiene más poder adquisitivo…

Pero hay mucha gente que tiene su dinero guardado en el banco que con la restricción de la Ley no se arriesgaba a comprar propiedades, prefería dejarlo allí ganando intereses. De derogarse la ley, la gente tiende a arriesgarse más, incluso a adquirir un crédito.

¿Qué leyes están en vigencia que ya evitan la ganancia ilegítima?

Por ejemplo, la Ley Orgánica de Eficiencia en la Contratación Pública aprobada en enero de 2017, ya regula la especulación. En esta normativa se especifica que cuando hay una obra del Estado, y esa beneficia a terrenos circundantes, se puede cobrar el valor hasta en un 50% de lo que se revalorizan las tierras en las zonas que se determinen como beneficiarias de esa obra. Con esta ley, el Estado puede cobrar por los servicios y esto no quita los incentivos para la inversión.

¿Cómo contribuirían a evitar la especulación de las tierras?

Nosotros somos los más interesados en que no se dé la especulación de la tierra. Si vemos que un lote está demasiado alto, simplemente no lo compramos y si un constructor quiere especular debe vender más caras sus propiedades, ¿pero quién le va a comprar con esos precios?

Los precios de la tierra se regulan solos, pero debemos evitar que la gente se apropie de información privilegiada y la use para su beneficio. Contra eso debemos luchar porque eso es un delito penal que perjudica a todo el sector (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: