El debate económico se entrampa en la política

- 17 de noviembre de 2017 - 00:00
Gabriela Uquillas, de la Cámara de Comercio de Guayaquil, presentó nuevas acciones legales en el Consejo de la Judicatura por la Tasa Aduanera.
Wellington Molina / et

La discusión sobre el proyecto de ley que envió el Ejecutivo se centra en aspectos ideológicos. Líderes empresariales de Quito y Guayaquil junto con asambleístas de derecha piden la salida de los funcionarios que estuvieron en la anterior administración, a quienes consideran objetivos políticos. Moreno ha cambiado su iniciativa, pero no ha logrado aplacar las críticas.

Han pasado 15 días desde que el Ejecutivo envió su proyecto de ley económico urgente, la mitad del tiempo que tiene la Asamblea Nacional para el trámite respectivo.  

La discusión luce poco técnica. Los argumentos en contra provienen desde el plano político e ideológico, incluso desde el rechazo a todo lo que huela a correísmo.

Solo allí se entiende que  los cambios anunciados (aumento de beneficios impositivos, eliminación de carga tributaria y modificaciones en el dinero electrónico) no satisfagan a los detractores de la norma.

La gestión del Ejecutivo en estos meses ha creado dos tipos de oposición: la tradicional, alineada con la derecha, y el correísmo radical.

Pero es la primera la que usa dardos políticos para tumbar algo que rechaza instintivamente. Apoya la liberación extrema, también la eliminación radical de impuestos y la expulsión de cualquier funcionario que haya colaborado en la anterior administración. Ideología (porque esa receta estuvo vigente en los 1980-1990) y odio a Rafael Correa.   

Cuando el 11 de octubre pasado el Jefe de Estado presentó su plan económico, indicó que el 86% de las propuestas presentadas en el Consejo Consultivo Productivo había sido acogido.

Pero desde el primer momento las críticas fueron contundentes. Los gremios empresariales de Guayaquil y Quito llegaron a pedir, incluso, que se retirase el proyecto de ley. Y eso en política es matar una iniciativa.

Moreno planteó beneficios tributarios para las empresas que generen hasta $ 300.000.

El argumento es que la mayor parte del empleo, en Ecuador, se crea en las pequeñas y medianas empresas, pero desde los medios y las cámaras se habló de que se limita el ejercicio empresarial o que se incentiva la mediocridad al poner un techo.

La economía popular defiende la ley. Pero su voz no tiene la resonancia ni el peso de los grandes empresarios, invitados permanentes de las entrevistas matutinas.

La oposición usa la propuesta de ley como arma para alcanzar un objetivo político: “bajarse” al frente económico del Gobierno. Nathalie Cely, ahora presidenta del Centro de Competitividad e Innovación y ministra coordinadora de la Producción del gobierno de Correa, hizo una revelación ayer en entrevista con la cadena Ecuador TV.   

Contó que ella promocionaba, en la anterior administración, un modelo económico que le diera valor agregado a la materia prima que ya produce el país. En vez de vender banano: exportar harina de plátano, pero esa idea chocó con la que promovía el Frente Económico... que hoy continúa en funciones. Ellos admiraban el modelo coreano de 1960, basado en el impulso de grandes sectores industriales: siderurgia, minería, hidrocarburos, astilleros, hidroeléctricas.

Para la exministra de Correa, esa idea es caduca, pero  se mantiene. En la misma línea habló Henry Kronfle, antes presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano, hoy asambleísta por el Partido Social Cristiano (PSC), durante un diálogo en Ecuavisa.

Su ‘no’ es rotundo a la iniciativa oficial. Se quejó porque quienes, según él, han llevado al país a un descalabro económico, hoy siguen en plenas funciones. De paso, se alarmó porque ahora tienen más poder. Se refería a que las iniciativas del Consejo de Comercio Exterior e Inversiones (Comexi), donde tienen presencia Pablo Campana y Eva García, ministros de Comercio Exterior e Industrias, respectivamente, deben tener el visto bueno del Frente Económico, pero esa idea ya fue desechada. Kronfle pegó el grito en el cielo. “Les dan más poder”, reclamaba el legislador.

La oposición tiene en la mira al Frente Económico; su arma: la ley en debate. (I)

Reforma a la ley dinero electrónico

→Antes: La Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera establecerá los montos máximos y plazos a partir de los cuales el pago de servicios públicos y el pago de nómina a empleados y proveedores  se efectuarán  a través del sistema nacional de pagos mediante débito, transferencia bancaria, tarjeta de crédito u otros medios de pago electrónicos.

→Ahora: Se elimina la obligatoriedad del pago de salarios con dinero electrónico y se hacen excepciones para los sectores exportador, ganadero, de la construcción y pesquero.

Obligaciones tributarias de los accionistas

→Antes: Responsabilidad tributaria de los accionistas de una empresa.

→Ahora: Se elimina de esta disposición.

Impuesto al retiro de efectivo

→Antes: Recargo de entre el 0,5% y 2% al retiro de efectivo superior a $  4.000 como contribución especial para las enfermedades catastróficas.

→Ahora: El recargo será a retiros superiores a $ 5.000, con excepciones para  los sectores agrícola y de la construcción.   

Incentivos tributarios

→Antes: Incremento del valor del impuesto a la renta para sociedades del 25% al 28%.

→Ahora: Derogación de esta disposición. Se mantienen los incentivos tributarios para aquellas inversiones que se enmarquen en el cambio de la matriz productiva, ciencia y tecnología.  

Rol del sector productivo

→Antes: El Comité de Política Tributaria, integrado por el Ministerio de Finanzas, Senplades, Aduana y Servicio de Rentas Internas, es la máxima instancia de definición y lineamientos  de la política tributaria. El Consejo Sectorial de la Producción y de lo Económico serán invitados permanentes.

→Ahora: Los entes productivos tendrán voz y voto.

Beneficios tributarios

→Antes: Exoneración de impuestos para empresas que facturen hasta $ 300.000.

→Ahora: Exoneración de impuestos para empresas que facturen hasta $ 500.000.

Impuesto a la renta para solteros sin hijos

→Antes: Mayor porcentaje en el pago del impuesto a la renta para personas sin hijos.

→Ahora: Eliminación de esta disposición.

-------------------------

Las cámaras se niegan a la vigencia de la tasa aduanera

Ayer, las cámaras de producción de Guayaquil (Comercio, Industrias y Construcción) presentaron nuevas acciones legales en el Consejo de la Judicatura por la Tasa de Control Aduanero.

Gabriela Uquillas, asesora aduanera de la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCE), presentó la revocatoria de la resolución emitida por la jueza, Gladys Martínez, quien negó la solicitud de medidas cautelares que buscaba la suspensión de la nueva tasa a las importaciones que impone el Servicio Nacional de Aduana (Senae).

Este sector empresarial considera a la tasa como un impuesto que afecta a la ciudadanía, que adolece de falta de transparencia  y de seguridad jurídica.

Un comunicado de la CCG señala que “es inaceptable que la Aduana cobre por ser aduana; la tasa de control es recaudatoria”.

Uquillas señaló que “hemos presentado la revocatoria a la negativa planteada por la señora jueza y además hemos solicitado ser escuchados en una audiencia para demostrar con evidencia técnica y real de los acontecimientos la ilegalidad de la tasa aduanera, pues creemos que tenemos los elementos necesarios para demostrarle a la justicia su ilegalidad”.  

Sobre la unidad de control que está implícita en los anexos dijo que esta cambia constantemente, lo que demuestra que la aduana está improvisando y que eso es falta de certeza y de seguridad para el empresariado.

Sobre la actuación del Ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana, dijo que les pidió que los empresarios jugaran en la cancha que les toca y les hizo un símil con un partido de tenis.

Sin embargo, “sentimos que en ese partido nos han subido el tamaño de la red y el de la cancha y que no se juega con dos pelotas sino con cinco, de modo que las reglas no están siendo claras”, dijo Uquillas.

Ante estos cuestionamientos, el director del Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae), Mauro Andino, dijo que “este tema no es un asunto de debate entre un grupo gremial y la Aduana. Este es un tema nacional que involucra por ejemplo a los productores de cebolla y sus familias, a quienes el contrabando les ha dejado sin fuente de ingresos”.

Aclaró que hay en ciertos casos desinformación, por lo que debe tenerse cuidado de que alguien se esconda en este esfuerzo nacional por modernizar las aduanas.

Soraya Jarrín, subdirectora de apoyo regional del Senae, explicó a este diario que la unidad de control, que es parte de la fórmula de cálculo de la tasa de control aduanero, es una medida estandarizada en gramos que se estableció para cada subpartida en función de cuatro variables: peso, tipo, presentación y el riesgo asociado a cada mercancía. La metodología estadística utiliza información histórica de los últimos tres años.

Reiteró que la recarga a las importaciones es mínima y que quienes ya han adquirido bienes desde el lunes 13 de noviembre no han manifestado ningún inconveniente.

Citó como ejemplo que una laptop de 14 pulgadas y de 2,4 kilos, que se importa por $ 333 y que en el mercado cuesta $ 530, paga una tasa de $ 0,02. Una televisión de 55 pulgadas y de 10 kilos pagaría $ 0,10. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: