Ferrín, el boxeador que quiso ser futbolista 

- 18 de noviembre de 2017 - 10:27
Cortesía

Un periodista de la cadena Antena 2 de Colombia aborda a Miguel Ferrín apenas baja del ring instalado en el coliseo de Gaira, ubicado en un populoso barrio de Santa Marta que lleva el mismo nombre. El comunicador, que hace su reporte en vivo, lanza una pregunta que más bien parece una afirmación apenas el púgil se para frente a él: "Sorpresivo triunfo", le dice sin ningún reparo. El boxeador ecuatoriano, sudado y con la adrenalina mil, lo mira, sonríe y decide continuar caminando hacia los camerino. 

Ferrín le hizo ese desplante -contó después - porque consideró que su pregunta era sesgada. Sobre el cuadrilátero, había sido claramente superior al colombiano John Gutiérrez, a quien había venido por decisión dividida (3-2) en los 64 kg. "Me dice (el periodista) que mi triunfo fue una sorpresa cuando todos vieron que le di duro", reclamaba el peleador de Napo, quien la noche del viernes pasado consiguió su primera medalla de oro en su debut en unos Juegos Bolivarianos. 

Ferrín, hermano de madre del púgil Julio Castillo, se hizo boxeador tratando de escapar de la frustración que le provocó el fútbol. En su adolescencia jugaba de volante derecho en clubes que disputaban torneos barriales en su natal Napo. Pero como su carrera no desputó, su hermano le sugirió que probara suerte en el boxeo. Un par de peleas y otros cuantos entrenamientos bastaron para que se enamorara de esta disciplina. 

Su caso difere al común denomimador entre los boxeadores. Ferrín no fue un peleador callejero, por el contrario es una persona tranquila y es agresivo únicamente sobre el ring. Eso lo confirma Edgar Loor, uno de sus entrenadores. 

La último jornada de box bolivariano fue polémica y un tanto agridulce para los púgiles tricolores, que pelearon cinco finales viernes, no obstante la localía se hizo sentir.

El primero en salir al cuadrilátero fue Jean Caicedo, quien cayó frente al colombiano Ceiber Ávila por decisión unánime (5-0) en los 52 kg. Luego, por los 60 kg Jhonny Santacruz perdió ante el dominicano Leonel de los Santos, también por decisión unánime 5-0.

Pero cuando parecía que a Ecuador se le escapaban nuevamente las medallas de oro, Miguel Ferrín se paró firme en su combate ante el local John Gutiérrez y silenció a toda Gaira. “Me siento muy contento, estoy muy agradecido con muchas personas por haber puesto su granito de arena, ya que gracias a ellos y a mis entrenadores que se encuentran aquí he logrado este resultado. Nos hemos estado preparando, sudando la camiseta para poder quedar campeón”, señaló Ferrín.

Después fue el turno de Julio Castillo quien enfrentó en una dura batalla a Deivis Julio en la final de los 91 kg. Todo el tiempo el tricolor tuvo al público en contra; sin embargo, sus puños fueron los más certeros.

Al final de los tres asaltos, cuando se iba a dar a conocer el resultado, el coliseo de la Gaira enmudeció, pues se dieron cuenta de la superioridad del ecuatoriano, pero los jueces dieron por ganador al local por decisión dividida (4-1). “Uno siempre entrena para el oro, pero tienes que adaptarte para las diversas condiciones del torneo, ellos están en casa y siempre se dan cosas de este tipo. Nosotros estamos satisfechos con el trabajo en el ring, la gente vio quien era superior, se vio el potencial, que es lo importante, las posibilidades que se tiene a futuro ya que creo que será este el último ciclo de nosotros”, dijo Castillo, quien ya ha asistido a dos Juegos Olímpicos.

En damas Érika Pachito se adjudicó la presea de plata, tras perder ante la cafetera Jessica Caicedo por decisión unánime (5-0) en los 75 kg. Cristina Porozo recibió su medalla de bronce obtenida en los 51 kg.

Con una medalla de oro, cuatro de plata y una de bronce cerró su participación el boxeo ecuatoriano en los Juegos Bolivarianos Santa Marta 2017.  

El regreso de Azuero 

Las pruebas de ciclismo BMX comenzaron el viernes en la pista de Bureche con las competencias de contra reloj individual. En la rama femenina, Doménica Azuero se colgó la medalla de plata con un tiempo de 41.56 segundos, solo por detrás de la campeona olímpica de la disciplina, la colombiana Mariana Pajón (40.29). Karla Carrera se ubicó sexta.

“Me siento contenta, la pista aquí es muy linda, está fuerte con el viento, pero es muy divertida, y estoy contenta con los resultados obtenidos”, dijo Doménica.

La medalla significó la primera que obtiene en un evento internacional tras una para de más de 10 meses por una lesión.“Sí, es mi primera medalla que puedo obtener después de mi lesión, que fue larga, fue dura, pero muy contenta de volver con pie derecho”, añadió.

En varones, el campeón defensor de Trujillo 2013, Alfredo Campo se colgó la medalla de bronce al completar el recorrido de la final con 36.51. Colombia se repartió el oro y la plata con Diego Arboleda y Carlos Ramírez, respectivamente.

“Muy contento de empezar este Ciclo Olímpico con una medalla, muy agradecido con Dios con mi familia con mi equipo de trabajo, el objetivo de aquí es a tres años con los Juegos Olímpicos de Tokio 2020”, destacó Campo.

Ayer se debía disputar la competencia individual de bicicross. (D)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: