Sábado, 07 Octubre 2017 00:00 Cultura

El trabajo se presentará esta noche y mañana, en el escenario de las calle espejo, a las 19:00. La entrada Tiene un valor de $ 10

Rosa Amelia Poveda pone en escena la ciudad de las mujeres innobles

Rosa Amelia Poveda ha presentado sus trabajos en México, Alemania, Colombia, Perú, Rusia, Francia y España; también ha recibido reconocimientos como el Premio Cutting Edge.
Rosa Amelia Poveda ha presentado sus trabajos en México, Alemania, Colombia, Perú, Rusia, Francia y España; también ha recibido reconocimientos como el Premio Cutting Edge. Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

El Teatro Bolívar acogerá durante este fin de semana una obra de danza y teatro que reflexiona sobre la violencia de género. Además usa el espacio como un lugar para la experimentación.

Redacción Cultura

En Quito llueve con insistencia. El clima de la ciudad es tan traicionero como sus habitantes. Detrás de una puerta cerrada o en un parque público la violencia contra las mujeres es la marca que define a la capital, al mundo. Hasta septiembre de este año se han registrado 85 femicidios en Ecuador, según la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Secuestros y Extorsión (Dinased).

En el Teatro Bolívar, un grupo de mujeres de todas las edades visten trajes impermeables para protegerse de esa letal lluvia de la ciudad. Ellas usan máscaras transparentes de lobas que dejan ver la expresión aguda de sus rostros mientras bailan y cantan. Se trata de un fragmento de la obra de danza y teatro La ciudad de las mujeres innobles, de la coreógrafa y bailarina Rosa Amelia Poveda, quien hace una analogía irónica y crítica de esa capital que se proyecta “tan noble”, pero que violenta sistémicamente la vida de las mujeres.

La ciudad de las mujeres innobles es una obra de carácter interdisciplinario que conjuga danza, teatro y música. Hay 25 mujeres en escena que se mueven por todo el teatro. Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

El texto de la obra está basado en una investigación epistolar de Rosa Amelia, quien se remitió a unas cartas de mujeres publicadas por la ONU y al libro antológico Cartas públicas de mujeres ecuatorianas, de Ana María Goetschel, obra que recupera y hace visible la historia de las mujeres (de finales del siglo XIX y de la primera mitad del XX) a través de la publicación de cartas, solicitudes, hojas volantes, manifiestos publicados en periódicos o revistas.

“En esos documentos había una forma de resiliencia que me llamaba la atención. Muchas mujeres describían la violencia que habían sufrido, cómo la habían vivido y cuánto resistieron, pero al final ponían frases alentadoras. Describían su experiencia tal y como fue, y después escribían cosas como ‘no dejen de estudiar’, ‘no dejen de respaldarse’, ‘cuando atraviesen una primera violencia salgan corriendo, pongan la denuncia’. Había mucha sororidad”, comenta la coreógrafa minutos previos a un ensayo en el que una mujer golpeará su cuerpo contra una hoja de metal, produciendo un ruido estremecedor que hace eco en el escenario.

Las máscaras de loba que las bailarinas usan son de Wintercroft y  son una representación de los adjetivos con los que a diario se tilda a las mujeres. “Nos dicen perras, lobas o locas cuando pedimos justicia, cuando reclamamos por nuestros derechos. Esa descalificación es un ejercicio de violencia cotidiana y creía que esa máscara dibuja bien ese calificativo peyorativo que se nos da”, añade Rosa Amelia.

La obra tendrá, por el momento, dos funciones únicas hoy y mañana en el Teatro Bolívar. Este trabajo escénico contemporáneo se construyó a partir de tres ejes: la participación ciudadana, la reflexión sobre la violencia de género, y la ciudad como espacio escénico experimental. La ciudad de las mujeres innobles mezcla la danza con el teatro y la música, además de que dialoga con la estética del cine al transformarse en dispositivo de contemplación del movimiento dentro de espacios no convencionales del Teatro Bolívar, como sus pasillos.

La pieza, que también toma como referencia recortes de prensa sobre casos de femicidio, tiene cerca de 28 escenas y en ella participan 25 mujeres (incluidas quienes están en la Escuela de Mujeres de Frente). El elenco de esta propuesta, que arrancará a partir de las 19:00, está conformado por Andrea Fierro, Susana Nicolalde, Rosa Amelia Poveda, Nadinka Flores, Tani Revelo Flor, entre otras. (I)

MUJERES INNOBLES-1 MUJERES INNOBLES-2 MUJERES INNOBLES-3 MUJERES INNOBLES-4 MUJERES INNOBLES-5 MUJERES INNOBLES-6

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Cultura

Google Adsense