Martes, 20 Agosto 2013 00:00 Cultura

María José Argenzio: los números y las líneas

La segunda mitad del año le llega trajinada a María José Argenzio. Los próximos meses de septiembre, octubre y noviembre, la artista guayaquileña montará exposiciones en Cali, Cuzco, Bogotá y Londres.

En Cali, Argenzio montará la instalación 7.8789,obra que comprende una pared en curva, que tiene la forma de una semiluna, formada por 8.000 pequeños cuadrados de 3 cm x 3 cm, colocados a modo de mosaico y recubiertos con una capa de azúcar prefabricada.

El nombre de la obra, 7.8789 (metros cuadrados), se refiere al tamaño de la instalación, que ha sido pensada para ubicarse específicamente en una parte de la galería Lugar a Dudas, de Cali.

Son obras que se recubren con un baño de oro para adquirir un valor que es solo aparenteLuego de estudiar el lugar, Argenzio se interesó en la vitrina de la galería. Lugar a Dudas es una antigua casa transformada en galería, donde la puerta del garaje fue remplazada por un vidrio. Es en ese lugar en que irá colocada la instalación.

No todo lo que se ve es lo que aparenta ser. Ese es el eje conceptual del que arranca la obra, que monta el semicírculo en contacto con la vitrina, pegados de tal forma que genera una segmentación de la figura, como si de partir una naranja por la mitad se tratara.

De ese modo, lo arquitectónico y lo escultórico “confluyen en un objeto, (sic) que genera un gesto espacial urbano”, dice el texto de la propuesta de Argenzio. “Este elemento genera una interioridad sin utilidad, a la cual no se puede acceder, pero que generosamente invita al transeúnte no solo a compartir su proyección espacial sino también su proceso de existencia”, continúa el texto.

Y es que la instalación, pensada particularmente para el lugar (tal como en La educación de los hijos de Clovis en Galería NoMínimo), sugiere un “parasitismo crítico”, pues el sentido de la obra depende de la galería como lugar físico y como institución para existir.

Esa noción de parasitismo se puede apreciar además en la cobertura de azúcar que tendrá la pared, pues “se busca que la instalación empiece un proceso de descomposición a través de la presencia de hormigas”.

Tres líneas

El título 7.8789 es parte de ese fetiche que tiene Argenzio para titular a sus obras con números. “Me interesa el valor, la cantidad”, dice la artista, que en 2011 expuso, dentro de la muestra Just do it! una urna de cristal que contenía 25.000 monedas de un sucre, recubiertas en pan de oro.

Casualmente, el nombre que recibía esa obra era 25.000, una alusión directa a la antigua y devaluada moneda del Ecuador.

Pero más allá de los números, Argenzio reconoce tres tendencias marcadas en su trabajo, que podrían definirse como: 1) Historia, economía y política; 2) Arquitectura y discursos de poder hegemónico, y 3) Performance audiovisual de danza.

Argenzio utiliza además ciertos elementos de manera recurrente en sus obras, que de alguna forma sirven para reforzar o distinguir esas tendencias o líneas de  creación.

Uno de esos, el más reciente en la obra de Argenzio, es el azúcar, que ha servido para recubrir las columnas en la exposición La educación de los hijos de Clovis y ahora en 7.8789.

Usado en forma de cobertura pastelera (fondant), el azúcar alude a ese poder del que habla Argenzio cuando desarrolla su obra en torno a nociones y figuras arquitectónicas.   

Es que el fondant en pastelería es parte de eventos pomposos que marcan la vida de las personas: el bautizo, la primera comunión, el matrimonio. Estos hitos vitales están ligados a una ideología que dispone un deber ser a través de una presión social sobreentendida.                     

Argenzio montará en ArtBO las ruinas de la serie La educación de los hijos de Clovis. Foto: Cortesía María José Argenzio

Argenzio también utiliza oro en su obra, que está presente en toda la exposición Just do it!-a la que pertenece 25.000-.En   3° 16’ 0” S, 79° 58’ 0” W (árbol de banano bañado en pan de oro) y en 1729, escultura que representa una peluca del siglo XVIII, elaborada con hilos de cobre recubiertos en oro.                

La artista suele usar este elemento como paradoja: las obras del párrafo anterior se recubren de un tono dorado para adquirir un valor que es solo aparente: ninguno de esos objetos vale ya lo mismo que antes. Aluden a un tiempo pasado que ya no es más.

Un tercer elemento es la danza. Tras bailar ballet hasta los 17, Argenzio ha sacado partido de esa destreza en performances audiovisuales que ha elaborado en una línea, como ella la llama, “feminista”, aunque tiene cuidado con esa palabra, pues no le gusta la noción feminista “de víctimas”, que considera muy extendido en América Latina.

En esa línea, ha grabado videos  como Demi plié, nombre de un movimiento de ballet en que las piernas se flexionan hacia los lados, y en cada flexión, asoman hilos de oro entre los muslos de la artista.

Internacional

En octubre, Argenzio estará en Cuzco (Perú), formando parte de la residencia LARA 2013. Las iniciales de LARA quieren decir Latin America Roaming Art (Arte latinoamericano itinerante).

El proyecto es una residencia en que ocho artistas latinos se juntan en un lugar de Latinoamérica (distinto cada año), y trabajan en una obra a partir de su residencia, para luego montar una exposición colectiva, que este año será en Lima.

Luego de LARA, Argenzio estará movilizándose a Londres, para preparar la siguiente exposición, que se realizará en el Instituto Cervantes de la capital inglesa.

Aún no existe una selección definitiva de las obras que participarán en esa muestra, según lo que explica Argenzio, artista representada por la galería NoMínimo.

Mientras tanto, en la edición 2013 de ArtBO (feria internacional de arte de Bogotá), estará presente otra de las obras de Argenzio: Ruinas, de la serie La educación de los hijos de Clovis, que son las columnas que la artista presentó en diciembre en NoMínimo, pero -como dice el nombre- deconstruidas, convertidas en una suerte de ruinas arqueológicas.

DATOS

Nacida en 1977, María José Argenzio obtuvo una maestría en Bellas Artes en el Goldsmiths College de Londres, en (2010).

Tiene 4 exposiciones individualesen Ecuador: La educación de los hijos de Clovis (2012), Just do it! (2011), Hortus Conclusus (2007) y Esculturas Fugitivas (2005).

El curador peruano Miguel López, uno de los más renombrados de América Latina, fue quien seleccionó a Argenzio para participar en la residencia LARA 2013.

En 2014, estará en otra residencia, esta vez en Galería La Caja Blanca, en Palma de Mallorca (España).

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Cultura

Google Adsense