La cancillería ecuatoriana reconoció la labor de los músicos por su representación en brasil

La Orquesta Joven de Ecuador lleva el entusiasmo de Diego Carneiro

- 11 de octubre de 2017 - 00:00
El pasado jueves, la Cancillería rindió un homenaje a los integrantes y al director de la Orquesta Joven de Ecuador por representar al país en Brasil.
Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

El director brasileño fundó la agrupación el anterior año y el primer concierto que dio fue en beneficio de las víctimas del terremoto del 16 de abril de 2016.

Quito.-

Diego Carneiro es un músico brasileño entusiasta, cargado de un ánimo que no se agota. “Mientras más tomo café, más me apasiono”, dice, entre bromas, cuando habla de la Orquesta Joven de Ecuador (OJE), agrupación que fundó el anterior año y cuyo primer concierto fue en beneficio de las víctimas del terremoto del 16 de abril.

El pasado jueves, en uno de los salones de la Cancillería ecuatoriana, el director y los miembros de la OJE fueron homenajeados por la labor que han desarrollado en el país. Hasta el momento dieron 40 conciertos en diferentes escenarios y recibieron clases magistrales con maestros de Argentina, Suiza, Inglaterra, Estados Unidos, Brasil, España, Ecuador, entre otros. La agrupación es parte del programa musical AmaZonArt, que fue creado por el violonchelista brasileño en Londres, en 2009.

“Diego Carneiro es un artista en plena actividad, hasta se podría decir que es hiperactivo. Amante de la calidad musical, es un apasionado por encantar al público con performances de gran nivel. Es un artista y hasta mago, pues crea el tiempo para impulsar su propia carrera musical como solista en su instrumento y fomentar su proyecto de la OJE llevando a los jóvenes a escenarios nacionales e internacionales”, comenta Isabel Rodríguez, quien es su colaboradora y esposa.

Entre los lugares donde se ha presentado la OSJ destacan el Hábitat III, la Casa de la Música, en la Amazonía ecuatoriana, y en la frontera de Colombia y Ecuador, mientras se realizaron los procesos de paz. Una de sus últimas y más arriesgadas presentaciones fue en el último Festival de Música Sacra, organizado por Teatro Sucre.

Un joven músico de la Amazonía

Carneiro es originario de la Amazonía de Brasil, de Belém y, desde que era niño, estuvo vinculado con la música por el apoyo de sus padres. A los 12 años ya daba conciertos y era visto como un joven prodigio de su localidad. Hijo de una familia sencilla -su padre es un gaucho brasileño y su madre proviene de la Amazonía-, Carneiro ha recibido múltiples becas y estímulos para complementar su formación que inició con el violonchelo.

“Mis padres tenían la idea de que el ser humano crece a través del amor, y la música es una forma para fortalecer los afectos. Mi madre me condujo a la música como una manera de complementar mi educación. Ellos me inculcaron el lado humanitario y solidario de la vida, y la idea de que no solo debo progresar yo, sino mi comunidad también. Aquella experiencia formó en mí, desde muy joven, ese idealismo por ayudar a jóvenes”, dice Carneiro.

La OJC es una de las principales iniciativas de AmaZonArt, que está integrada por jóvenes de entre 13 y 25 años. En medio de aquel esfuerzo colectivo, el concertista, en recientes meses, también ha estado concentrado en su propia carrera. Ha sido invitado como maestro solista al Festival Internacional de Violonchelo, en México; al Festival Internacional de Chelo en Kingston Upon Hull, en Inglaterra; al Festival Internacional de RioCello, en Río de Janeiro; al Festival de las Dos Estaciones Musicales en la Iglesia de Santa Rita, en Paraty; al Festival de Música Orquestal Bravo, en Santos, Brasil; y al Festival de las Dos Estaciones Musicales en la Iglesia del Rosario, en Paraty, Brasil.

Uno de los últimos conciertos que tuvo la OJE fue al aire libre, el pasado 16 de septiembre, en la calle Jorge Washington y Ulpiano Páez. Allí realizaron una presentación en memoria del músico húngaro Zoltán Kodály y con la colaboración de la soprano Ariana Abadía Flores.

Diego Carneiro es especialista en violonchelo, pero también en piano, viola da gamba y dirección orquestal en distintos lugares. Adicionalmente, ha realizado estudios  en hipnosis clínica -en la Clínica de Hipnosis de Londres, vinculada a las universidades de Thames Valley y Greenwich- con el objetivo de explorar la relación de la música y el inconsciente, aplicado al aprendizaje, la performance y la enseñanza.

Entre los maestros con quienes ha trabajado están Bernard Greenhouse, David Geringas, Arto Noras, Maud Tortellier, Leonid Gorokhov, Alexander Baillie, Steven Iseerlis, entre otros.

Además de la OJE, Carneiro, como director musical, ha fundado la orquesta del Claustro de Sor Juana en Ciudad de México, la Orquesta del Festival de Verano en Londres y la Orquesta Joven de Pará-Brasil. Desde este mes dará conciertos en Inglaterra y España,  junto con las embajadas de Brasil y Ecuador. (I)

El concertista Diego Carneiro dará desde este mes una serie de conciertos en Londres y España, junto con las embajadas de Brasil y Ecuador. Foto: Marco Salgado / EL TELÉGRAFO

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: