El Premio Loewe de Poesía reconoce al cubano Víctor Rodríguez y a la ecuatoriana Carla Badillo Coronado

11 de Noviembre de 2015 - 07:02

El poeta cubano Víctor Rodríguez Núñez ganó este miércoles el Premio Internacional de Poesía de la Fundación Loewe por su obra Despegue, "un libro de veta cubana, osado, auténtico, con serenidad en el conflicto, que une el irracionalismo y la inmediatez social", en opinión del jurado.
 
El XXVIII premio Loewe, uno de los más prestigiosos de este género y dotado con 20.000 euros, también entregó el galardón a la Mejor Creación Joven, dotado con 7.000 euros, a la poeta ecuatoriana Carla Badillo Coronado por su poemario El color de la granada.

Anoche, Badillo Coronado recibió una Mención de honor del Premio La Linares y fue galardonada hoy con el premio español.
 
Esta es la segunda vez que los premios recaen en autores hispanoamericanos, ya que el pasado año los ganadores fueron el chileno Óscar Hahn y la joven colombiana María Gómez Lara.
 
El Jurado del XXVIII Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe estuvo presidido por Víctor García de la Concha y compuesto por Francisco Brines, José Manuel Caballero Bonald, Antonio Colinas, Óscar Hahn (ganador del año pasado), Cristina Peri Rossi, Soledad Puértolas, Jaime Siles y Luis Antonio de Villena.

Los dos títulos se presentarán en marzo de 2016, bajo el sello de la editorial Visor. 

Despegue, de Rodríguez Núñez, “es un libro de veta cubana, osado, auténtico, con serenidad en el conflicto, que une el irracionalismo y la inmediatez social”, ha dicho el jurado de esta esta edición.

En cuanto a la obra El color de la granada, de Badillo Coronado, el jurado ha declarado que “es un libro de una gran madurez y concisión, que decanta temas eternos, pero con una gran frescura expresiva y originalidad para la edad de la autora”.

En esta edición se presentaron 801 participantes de 29 países. Un 27% procede de Hispanoamérica, siendo México, Argentina, EE UU, Chile y Colombia, en este orden, los países con mayor índice de participación. El resto procedía de España. Un 16% son menores de 30 años.(I)