Dante vuelve al infierno... a través de Twitter

- 14 de enero de 2018 - 00:00
Carlos Proaño / et

Uno de los propósitos de miles de usuarios de esa plataforma virtual fue leer un canto por día del clásico La divina comedia. Autores y docentes apoyan la idea.

Casi siete siglos después de su publicación, La divina comedia tendrá una lectura masiva, idea originada a través de Twitter, plataforma en la que un grupo de usuarios se han puesto de acuerdo para comentar un canto por día, desde el 1 de enero pasado y hasta el próximo 10 de abril.

La obra del italiano Dante Alighieri (1265-1321) es el origen más compacto y antiguo del imaginario actual sobre el infierno en Occidente, con sus círculos y padecimientos. El escritor y docente de la Universidad de Chicago Pablo Maurette –autor de El sentido olvidado. Ensayos sobre el tacto– fue quien tuvo la idea de volver sobre los pasos de Dante durante cien días (cien cantos).

La divina comedia es el ápice de la literatura. No existe obra que se le compare simplemente porque no existe otra obra literaria perfecta. [Jorge Luis] Borges tenía razón: Dante nunca se equivocó. ¿Quieren comprobarlo? #Dante2018”, escribió Maurette el 6 de diciembre de 2017, en Twitter.

El encuentro virtual de los lectores de Alighieri ha hecho que Borges se convierta en una suerte de profeta, pues en los setenta dijo que la obra “durará más allá de nuestra vida, mucho más allá de nuestras vigilias y (...) será enriquecida por cada generación de lectores”.

Más allá de la “demonología, torturas infernales, medioevo, angelología, numerología, epicureísmo” que el autor del tuit anunció que serán los temas de conversación con los usuarios que participen, la iniciativa se ha convertido en el repositorio de relatos variados en torno a la obra y a il Sommo Poeta (‘el poeta supremo’).

La propuesta, inicialmente, era que los participantes citen fragmentos que hayan llamado su atención, entonces empezaron los análisis, las notas sobre historia, filosófica, lírica... “puede ser una imagen, un link a un video, un link a un artículo, lo que sea”, le dijo Maurette a la periodista Mariana Kozodij, quien define a esta forma de lectura como hecha “en soledad pero al mismo tiempo comunitaria”.

Cuando se trata de un comentario exclusivamente literario, Maurette hace una recomendación: “Agreguen el hashtag y especifiquen el canto del que están hablando. Por ejemplo  «Inf. 13», o «Par. 21», o «Purg. 4», etcétera.

Así se irá generando un comentario masivo y simultáneo. Y, cada noche, los lectores podrán buscar los comentarios al canto del día mediante el hashtag en el buscador de Twitter”.

El 2 de enero, el médico y docente argentino Jaim Etcheverry contó: “... Cliente pregunta al empleado de la librería: ‘¿Tiene La divina comedia en la traducción de Bartolomé Mitre?’. ‘Señor, está equivocado, creo que Mitre fue presidente’. ¡Quién puede creer hoy que un presidente se haya dedicado a traducir La divina comedia! #Dante2018”.

La edición de la obra que ahora mismo leen otros tantos miles de personas ha sido tan variada como las adaptaciones y réplicas que ha tenido en artes como la pintura o el cine. Por ello no es condición que quienes usan el hashtag #Dante2018 lo hagan con un libro impreso en la mano. Pueden hacer sus comentarios después de leer la versión del infierno en formatos como PDF o soportes como Kindle.

En Ecuador, Cecilia Ansaldo, Miguel Muñoz, Tatiana Landín y Daniela Rizzo están entre los lectores que comentan cada canto. En otros países de la región, en cambio, ha habido detractores que apuntan sus críticas a Internet y su masividad, pero hay que recordar que también Jorge Luis Borges defendió el ejercicio de la lectura en total libertad. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: