Martes, 19 Septiembre 2017 00:00 Atletismo

Diana Landi gana por segunda vez a rivales africanas

La capitalina Diana Landi Andrade en el momento en que cruza la meta de la media maratón de Medellín.
La capitalina Diana Landi Andrade en el momento en que cruza la meta de la media maratón de Medellín. Foto: AFP

La fondista ecuatoriana ganó la media maratón de Medellín (1h13m55s). La victoria se la dedicó a su familia.

Redacción Fanático

Llena de lágrimas de alegría, la ecuatoriana Diana Judith Landi Andrade dedicó a su familia el triunfo en los 21 kilómetros de la Maratón de las Flores, que anualmente se celebra en Medellín. Es la segunda prueba de la temporada en la que la ecuatoriana supera a las africanas, favoritas en casi todas las competencias, y se demuestra a sí misma que con esfuerzo y trabajo duro todo es posible.

Para conseguir su propósito, la capitalina empleó una hora, 13 minutos y 55 segundos (1h13m55s), con lo que relegó al segundo puesto a la keniata Pamela Jepkosgei, que cronometró 1h14m16s, y al tercer lugar a la colombiana Kelly Arias, que atravesó la meta a la 1h15m46s.

Lo más difícil para Diana fue sostener el ritmo, “las piernas ya no me daban en el último kilómetro; venía viendo atrás que no me alcanzaran, pude rematar pero con lo último; se lo dedico a mi familia”, dijo.

Esta es la segunda ocasión del año en la que derrota a una keniata, la primera ocurrió el 4 de junio en la prueba pedestre de 15 kilómetros Quito Últimas Noticias; en ese entonces venció a Margaret Toroichit.

Estos resultados alimentan su ímpetu y la empujan a buscar nuevas metas, la siguiente será una medalla en los Juegos Bolivarianos, que se desarrollarán del 11 al 25 de noviembre en Santa Marta (Colombia), para lo que pide a la Federación Ecuatoriana de Atletismo (FEA) ser inscrita en la media maratón, no en los 10.000 metros como se pensó en un principio.     

La posibilidad de aquello existe; Homero Salazar, jefe técnico de la FEA, indicó que ella y Rosa Alba Chacha estarían en los 21 kilómetros, mientras que Carmen Toaquiza y Jéssica Paguay terciarían en los 5.000 y 10.00 metros. “Las dos últimas tendrían que ratificar su participación durante el campeonato interclubes, el 28 y 29 de octubre en Quito”, resaltó.

De hecho, Landi siempre ha preferido las competencias de calle a las de pista, “a las que siente muy monótonas, por eso prefiere correr sobre el asfalto”, subrayó María Cabascango, de 24 años, atleta con quien comparte entrenador, Leonel Ramírez, esposo de Diana. María comentó que Landi, a quien conoce desde hace 12 años, tenía afición por el deporte base desde su época estudiantil en los colegios Gran Colombia y Fernández Madrid, por lo que desde edad temprana comenzó a hacerse un nombre en el atletismo nacional. Ha ganado las lides más reputadas del país, entre ellas la del Expreso, la Quito Últimas Noticias, la Ruta de las Iglesias y Las Cruces 10K. También se ha consagrado como campeona nacional de cross country.

A escala internacional, en febrero último, junto a Carmen Toaquiza, Jéssica Paguay y Katherine Tisalema, Landi formó parte del equipo que ganó el Campeonato Sudamericano de Cross Country en Santiago de Chile.  

No obstante, para Rodrigo Guerra, aleccionador de la Academia de Atletismo Yolanda Quimbita, “el triunfo de Landi en Medellín es el más importante de su carrera, una buena noticia para el fondo ecuatoriano a nivel femenino, ya que hace tiempo no escuchábamos de un logro así”, resaltó.

Agregó que Diana ha sobrellevado con valentía varias lesiones (rodilla y tobillo) y era el dolor lo que le impedía desempeñarse a plenitud, “pero superado aquello, creo que ahora apuntará por cosas cada vez más importantes. El tiempo que hizo en Colombia es buenísimo, de mantener ese nivel podría llegar al podio en los Juegos Bolivarianos”.

El técnico remarca un detalle muy importante: Landi ha conjugado muy bien su papel de madre y deportista, cumple bien los dos roles, solo se alejó del atletismo cuando el embarazo y la maternidad se lo impidieron.

María Cabascango cita que Diana se levanta todos los días a las 05:00 para alistar el lunch de sus dos hijas, Diana Carolina (11 años) y Emily (5 años). Luego cumple con su rutina de entrenamientos, sea en la pista Los Chasquis, en la Universidad Central, o en El Cinto. Con Leonel cultivan en las niñas sus aficiones: Diana Carolina aprende a tocar el violín, y Emily ensaya gimnasia.

Landi también es emprendedora, participa de una empresa familiar de seguridad privada y en un futuro desea abrir una línea de ropa. Por lo pronto no consta en el Plan de Alto Rendimiento, pero es algo que llegará con el tiempo. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense