Sábado, 15 Junio 2013 00:00 Información General

La dependencia tecnológica

Hoy en día, gracias a Internet, podemos acceder a información y contactos a nivel mundial que hubieran sido imposibles. Cada día somos más los que estamos conectados a Internet y el mundo está cambiando. La nueva tecnología muchas veces es sinónimo de cambios en la sociedad, pero estos pueden ser buenos o malos. Por esto es importante detenerse a pensar sobre estos temas y discutirlos.

Hasta ahora hemos conocido el lado bueno de Internet, pero estamos empezando a descubrir la otra cara de la moneda.

La presentación sobre el proyecto PRISM hecha por la Agencia de Seguridad de los EE.UU. (NSA) y filtrada la semana pasada por el joven Edward Snowden demuestra lo que Julian Assange ha estado tratando de decirnos hace algunos años. El Internet puede ser utilizado como una herramienta de espionaje masivo a nivel mundial. El “Gran Hermano” esta aquí para espiarnos y recordar durante mucho tiempo todo lo que hacemos por Internet.

¿Qué debemos hacer nosotros como ciudadanos? Lo primero tratar de entender qué es  Internet. Nos guste o no, si queremos tener privacidad y poder comunicarnos por Internet tenemos que aprender a encriptar nuestras comunicaciones. Según Assange estamos en una situación similar a cuando se descubrieron las bacterias y la gente tuvo que aprender a lavarse las manos con jabón. Hoy en día tenemos que aprender a encriptar las comunicaciones.

Las buenas noticias son que las comunicaciones encriptadas por Internet son posibles y la forma más segura de hacerlo es con Software Libre. Si quiere tener comunicación segura, tendrá que familiarizarse con estos proyectos de Software Libre: Tor, Pidgin con OTR, Thunderbird con Enigmail, Jabber/XMPP. Es probable que los nombres no sean fáciles de recordar, pero si quiere tener comunicaciones seguras investigue sobre estos proyectos. Las revelaciones del proyecto PRISM publicadas en el diario inglés “The Guardian” la semana pasada demuestran otro punto que ya nos dijo Assange hace tiempo.

Todas las comunicaciones de América Latina hacia el resto del mundo pasan por EE.UU. Tener un sitio web en EE.UU. con servidor de correo en EE.UU. se lo puede hacer por pocos dólares al año. Como país necesitamos fomentar la creación de centros de datos locales donde los ciudadanos tengamos facilidad de poner nuestros servicios de Internet a un precio asequible, y si se tiene que subsidiar se debería hacerlo. Es eso o tener dependencia tecnológica con EE.UU. donde ya sabemos que nos espían.

El presidente Obama, ante la prensa de EE.UU. dijo que sus ciudadanos  no deberían preocuparse porque a ellos no se los está espiando. Dudo que esto sea cierto, pero para Obama está bien que los ciudadanos del resto del mundo seamos espiados a través de las corporaciones, que en su mayoría nos dan servicios gratuitos en Internet. ¿Se ha cuestionado alguna vez por qué empresas como Google le dan su correo electrónico sin costo?

Hay quienes dicen que si no pagamos por un servicio, entonces somos el producto. Vivimos en una época de cambio donde si aprendemos a dominar la tecnología viviremos mejores momentos. Y lo contrario, si a través de la tecnología nos controlan a nosotros viviremos momentos difíciles. Todavía estamos a tiempo de tomar esta decisión.

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense