Lunes, 06 Febrero 2017 00:00 Tecnología

La nave japonesa fue lanzada en diciembre

Proyecto para retirar residuos espaciales tuvo dificultades

Proyecto para retirar residuos espaciales tuvo dificultades
Foto: AFP
Agencia AFP

Tokio, Japón.-

La Agencia de Exploración Espacial Japonesa (JAXA) tuvo dificultades para operar su aparato experimental de limpieza de residuos espaciales. El propósito era  mejorar las técnicas de saneamiento alrededor de la Tierra.

La nave de reabastecimiento de la Estación Espacial Internacional fue enviada al espacio en diciembre y está equipada con una vara electrodinámica de 700 metros, que debía desplegarse al término de su misión de abastecimiento para efectuar una prueba.

Esta vara, constituida de hilos de acero y aluminio, debía desplazar mediante efectos electromagnéticos los desechos (foto) abandonados en el espacio interestelar, como restos de viejos satélites o cohetes.

Su misión es frenar el desplazamiento de esta basura que rodea la Tierra, haciéndola descender hasta que se desintegre al ingresar en la atmósfera.

Pero esta especie de varita mágica del espacio no se ha desplegado “por el momento” como estaba previsto. “No hemos podido confirmar su despliegue (...) estamos intentando comprender los motivos y encontrar un remedio”, explicó la JAXA en un comunicado.

El experimento era la base para la posterior construcción de una vara  mayor, de 5.000 a 10.000 metros, para limpiar de forma eficaz el espacio que rodea el planeta azul.

La JAXA renunció el año pasado a un satélite, el Astro/Hitomi, que se quedó mudo. Recientemente lanzó un minicohete experimental, pero el aparato también dejó de comunicar y la misión fue interrumpida. (I)

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias