Sábado, 19 Noviembre 2016 00:00 Tecnología

Inventores presentan en Argentina desde un detector de cáncer hasta un 'tampón-globo'

De las 14 startups innovadoras, con presentaciones de dos minutos cada una, un jurado elegirá dos ganadores y el tercero será premiado por votación del público.
De las 14 startups innovadoras, con presentaciones de dos minutos cada una, un jurado elegirá dos ganadores y el tercero será premiado por votación del público. Foto: tn.com.ar

Inversionistas de todo el mundo se dieron cita en el encuentro tecnológico para observar las propuestas de jóvenes de 17 países. Solo algunos proyectos serán financiados.

AFP

Un ‘tampón-globo uterino’ para frenar hemorragias tras un parto, un mecanismo de detección de cáncer o un escáner detector de composición de alimentos, fueron algunas de las innovaciones presentadas en una jornada internacional de inventores en Buenos Aires.

Ante la mirada atenta de inversionistas, la jornada ‘Idear soluciones para mejorar vidas’, organizada anualmente por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y por primera vez en Argentina, permitió escuchar a creadores que, con sus productos revolucionarios, buscan facilitarle la vida cotidiana a las personas, incluso salvar vidas.

Diana Sierra, emprendedora colombiana de 36 años, hizo las maletas para ir a África con la idea de “democratizar el diseño”.

En África vio mujeres y niñas que perdían días de escuela o de trabajo por la falta de medios para protegerse durante su período de menstruación e ideó una toalla sanitaria “que se puede lavar y rellenar con el material que uno quiera. Después lo transformé en una bombacha (braga)”, contó sobre su original diseño de ropa interior.

El invento ya llegó a 9.000 niñas en 34 países, precisó Sierra convencida de que “para hacer tecnología revolucionaria no se necesita mandar a alguien a la Luna, es suficiente con mandar una niña a la escuela”, afirmó.

Rayos X a la comida

En otra presentación, Isabel Hoffman propuso protegerse del “fraude alimenticio”, la consigna que movilizó a esta inventora, fundadora de la empresa Tellspec que desarrolló el primer escáner de alimentos, un dispositivo pequeño que permite detectar grasas, fibras, azúcares o melamina en los productos.

Otras experiencias que sorprendieron a la audiencia, reunida en la Usina del Arte, fueron el sistema hecho con una suerte de pantalón para practicar urgencias en los partos o el sistema en red para que enfermos renales se garanticen servicios de hemodiálisis en cualquier lugar del mundo.

Con apenas 21 años, el argentino Gino Tubaro conmovió al contar su experiencia con el diseño de prótesis con impresoras 3D, que le valió ganar el año pasado un premio de   $ 60.000 de History Channel.

“Estamos haciendo distintos proyectos anatómicos paralelamente, como un traductor de textos de braille, una remera antiinfartos, estamos viendo crear una impresora 3D con los diseños precargados en la máquina. Pero nuestra primera meta es entregar las primeras 1.000 manos (prótesis) gratis, ya entregamos 250”, contó Tubaro.

Brasier contra ataques de corazón

Darle utilidad a las innovaciones, es uno de los objetivos de cada uno de los 14 jóvenes de América Latina que compitieron por un premio, tras ser seleccionados entre un centenar de participantes de 17 países.

La ingeniera costarricense Alicia Chong y la diseñadora de interfaces Karen Ramírez, de México, y otros tres socios, crearon un sostén con circuitos que permite monitorear a distancia el corazón de mujeres con enfermedades cardíacas.

“Nos sorprendió saber que las enfermedades cardíacas son la primera causa de muerte de mujeres a nivel mundial”, dijo Chong.

Tras una mala experiencia laboral, Catalina N’Hayx, argentina de 24 años, ideó un sistema para monitorear a distancia equipos de soporte de vida, como incubadoras, máquinas de anestesia.

Motivados por intereses ecológicos, sanitarios o creativos, las innovaciones en competencia fueron desde una herramienta para detectar alteraciones visuales en niños a un sistema para ayudar a prevenir el dengue y el zika.

Mientras un participante ideó un sistema para limpiar miles de litros de agua con plantas de tratamiento, otros propusieron construir compactadoras para reciclar botellas plásticas o crear una plataforma de servicios financieros de reciclaje en red para sanear residuos.

Todas las propuestas deslumbraron, pero solo un puñado será beneficiado con el financiamiento para desarrollar estos inventos. (I)

ENLACE CORTO