Viernes, 30 Septiembre 2016 00:00 Tecnología

Hamburgo se resiste a entregar datos a Facebook

WhatsApp cambió sus cláusulas de confidencialidad, en agosto, para poder compartir datos con Facebook.
WhatsApp cambió sus cláusulas de confidencialidad, en agosto, para poder compartir datos con Facebook. Foto: http://www.extradigital.es

La ciudad-Estado alemana prohibió que la red social reciba información de personas que usan el servicio de WhatsApp.

AFP

La autoridad de protección de datos de Hamburgo prohibió el martes a la red social Facebook que recabe datos de los usuarios alemanes de la mensajería WhatsApp, que la compañía estadounidense compró en 2014.

WhatsApp anunció hace semanas que compartiría los datos de los usuarios con Facebook, su casa madre, una decisión muy polémica que ahora la autoridad alemana de la ciudad-Estado decidió prohibir.

El organismo de Hamburgo, donde Facebook tiene su sede en Alemania, emitió una orden administrativa que prohíbe “a partir de ahora a Facebook recabar y registrar los datos de los usuarios alemanes de WhatsApp”, indicó un comunicado.

También pidió a la red social  más famosa del mundo que borre los datos ya transmitidos a WhatsApp.

A finales de agosto pasado la aplicación de mensajería, una de las más populares del mundo, cambió sus cláusulas de confidencialidad para poder compartir los datos con Facebook, cuyo objetivo es personalizar más sus mensajes publicitarios.

Según Johannes Caspar, responsable de la autoridad, la decisión protege los datos de cerca de 35 millones de usuarios de WhatsApp en Alemania.

“Tiene que ser una decisión suya si quieren o no que sus cuentas estén ligadas a Facebook, la que debe pedir una autorización previa. Esto no ha ocurrido”.

Por su parte, un portavoz de Facebook dijo que la compañía cumple las leyes de protección de datos de la Unión Europea (UE). “Estamos abiertos a una colaboración con las autoridades de Hamburgo para responder a sus preguntas y disipar cualquier duda”.

El anuncio del trasvase de datos entre WhatsApp y Facebook fue muy criticado en Alemania, un país que por razones históricas es muy sensible a la protección de la vida privada.

Facebook intenta hacer rentable el servicio gratuito de mensajería, que compró en 2014 por $ 20.000 millones.  

La oficina de Hamburgo ya había solicitado a Google, que también tiene su cuartel general alemán en esa ciudad, modificar su política de divulgación de información. (I)

ENLACE CORTO