Firma israelí promete revolucionar el motor de combustión

- 05 de noviembre de 2016 - 00:00
Shaul Yakobi, cofundador de Aquarius Engines, revisa el motor que no tiene más de 20 piezas.
Foto: AFP

La empresa Aquarius Engines presenta una máquina que ‘solo costará $ 100’ y que tendrá una mayor autonomía que los vehículos eléctricos.

Una compañía israelí creó un motor que podría reducir el consumo de carburante y revolucionar la industria automovilística, aunque tendrá de rival a los coches eléctricos.
Aquarius Engines asegura que su motor solo costará $ 100 y que permitirá recorrer 1.600 kilómetros con un tanque lleno, una distancia dos veces superior a los motores actuales.

La eficacia energética de los motores es clave en el marco de los esfuerzos globales para reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2), una de las principales causas del cambio climático.

El motor de Aquarius, con menos de 20 piezas, sustituye numerosos pistones verticales por un único pistón que desplaza lateralmente.

Las pruebas llevadas a cabo por la compañía de ingeniería alemana FEV han demostrado que el motor tenía una eficacia dos veces superior a los tradicionales.

“Probablemente nunca obtendremos una eficacia tan grande”, afirma el cofundador de Aquarius, Gal Fridman, en las oficinas de la compañía, situadas cerca de Tel-Aviv, la capital económica israelí.

“Este motor tiene las emisiones más bajas [de CO2] y la mejor relación peso-potencia”, del mercado, asegura.

El constructor francés Peugeot ya está en contacto con Aquarius, “igual que con muchas otras empresas, sin compromiso ni proyectos específicos”, según un portavoz.

Otras firmas también estarían interesadas en este motor, que estaría integrado en un coche híbrido (combustible+electricidad) y podría competir con los eléctricos, asegura John German, un experto del International Council for Clean Transportation (ICCT).

Híbrido contra eléctricos

Según Aquarius, esta tecnología también puede aplicarse a los generadores eléctricos. La compañía está en su tercera ronda de financiación del proyecto con el objetivo de recaudar entre $ 40 y $ 50 millones.

Pero uno de sus principales desafíos será hacer frente a la popularidad de los coches eléctricos, dijo Ana Nicholls, experta de Economist Intelligence Unit, porque los compradores empiezan a dejar de lado los vehículos híbridos y prefieren los que son 100% eléctricos.

El fabricante estadounidense Tesla prevé vender cerca de 50.000 vehículos eléctricos en el segundo semestre de 2016.

Los gigantes de la industria automotriz, con presupuestos reducidos, podrían optar por la electricidad. “Si hay que invertir en algo, mejor que sea en motores eléctricos”, dice Nicholls.

Pero según Gal Fridman, cofundador de Aquarius, los coches eléctricos son una moda, caros y con poca autonomía. “Y 50.000 unidades no son nada”, dijo en referencia con las previsiones de Tesla.

Aunque los gobiernos han promocionado mucho los vehículos eléctricos “quince años después el sector no está creciendo”, asegura.

Franco González, un especialista de la consultora IDTechEx, considera por su parte que Aquarius llega un poco tarde porque los constructores necesitan “entre siete y diez años para poner en marcha una nueva tecnología”.

Por eso un constructor que elija Aquarius “tendrá que ponerlo en marcha rápidamente para alcanzar  a Tesla y otras empresas que han desarrollado coches eléctricos”.

Según John German, el futuro del motor de Aquarius dependerá del camino que tomen los coches eléctricos. “Si las baterías únicamente eléctricas se venden bien probablemente no se necesitarán motores como este. Pero si la gente se muestra reacia al tiempo que se necesita para recargar las baterías o a su precio, este tipo de sistemas podría representar el futuro”, asegura. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: