Martes, 22 Agosto 2017 00:00 Economía

Devaluación del dólar y normas locales afectaron a las comercializadoras

Ventas de constructoras bajaron en 2016

Foto referencial
Foto referencial Foto: Tomada de www.holcimecuador.com

Varias compañías adoptan nuevas estrategias y desarrollan productos específicos para recuperar su cartera.

Redacción Economía

La construcción, así como otras áreas productivas, son vulnerables a factores externos como la devaluación de las monedas y a internos como la situación económica del país y cambios normativos. Es así que las empresas del sector registraron una disminución en sus ventas entre 2015 y 2016.

Durante el Congreso Inmobiliario Plusvalía.com, que se realizó en Guayaquil, el presidente de la Federación de Cámaras de la Construcción del Ecuador, Enrique Pita, presentó estadísticas que indican la baja en el comercio de empresas como Holcim Ecuador, Panamericana Vial, Graiman y Mexichem Ecuador S.A..

Además, Pita garantizó que en el Directorio de la Cámara de la Construcción de Guayaquil, el cual también preside, dueños de hormigoneras han reportado que las ventas de ese material bajaron más del 40%; de igual manera, la fábrica de bloques más importante del país, que registra una caída cercana al 55%.

“Esto refleja la crisis general que estamos teniendo en nuestra actividad”, enfatizó Pita y añadió que el pago del anticipo al Impuesto a la Renta es otro motivo que impide el desarrollo del sector.

Alfredo Peña, presidente del Grupo Industrial Graiman, indicó que los fabricantes ecuatorianos de revestimientos cerámicos y porcelánicos perdieron competitividad por la crisis económica, la devaluación de las monedas de Perú y Colombia, la revalorización del dólar y otros factores “que no ayudaron a la tranquilidad del mercado, como la Ley de Plusvalía”.

“Esta ley, desde hace casi un año con su ejecución, nos perjudicó a quienes estamos en la industria de la construcción”, subrayó Peña.

En 2016, el Grupo Graiman registró ventas por $ 78’845.484, un 11,85% menos que lo reportado en 2015 (ver infografía).

Además añadió que el incremento de tributos, del ISD (Impuesto a la Salida Divisas), el anticipo de Impuesto a la Renta, así como “una ley laboral que encarece el costo de la nómina”, el incremento en el costo de energía eléctrica y de combustibles también incidieron en esta problemática.

Peña agregó otros motivos como la tramitología compleja para obtener licencias ambientales y todo lo referente a la extracción de minerales no metálicos. “La suma de estos factores nos ha llevado a perder competitividad”, enfatizó el empresario.

Mientras que Jorge Baigorri, presidente Ejecutivo de Holcim Ecuador, manifestó la semana pasada que el sector de la construcción “no es ajeno a la economía”, por lo que “estamos expuestos a los factores del mercado, como cualquier otra compañía del país”.

De acuerdo con las cifras presentadas por Pita, las ventas de Holcim Ecuador alcanzaron los $ 450 millones el año anterior, lo que representa una disminución del 8,7% con respecto a 2015.

Las empresas toman medidas para mejorar sus ventas

El principal de Holcim Ecuador mencionó que como empresa “nos estamos fijando en nuevos mercados, nuevas maneras de hacer negocios y aportar valor al país, para salir adelante cuando las cosas van bien y cuando no van bien”.

En la actualidad, la producción de cemento de la compañía bordea los 3,5 millones de toneladas métricas, anuales.

Mientras que Peña agregó que, para mejorar sus ventas este año, como primera medida, Graiman se enfocó en la exportación, lo cual “es cada vez más difícil debido a los costos productivos”.

“En la empresa buscamos exportar productos diferenciados con características especiales y en los cuales hay un enfoque de  innovación y desarrollo muy alto. Hemos desarrollado, ya desde hace varios años, productos de gama alta con características especializadas que no se producen ni en Colombia ni en Perú. Además hemos tenido un plan de reducción de costos en las diferentes áreas”, indicó.

El director comercial de Graiman, Claudio Patiño, mencionó que actualmente también buscan participar en todos los segmentos del mercado ecuatoriano, a través de la ampliación de su oferta con el desarrollo de productos específicos.

“Eso sí, con la premisa de mantener la misma propuesta de valor y calidad máxima que nos caracteriza en Graiman”.

En la actualidad, dicha empresa produce por día 35.000 metros cuadrados entre cerámica y porcelanato, y una capacidad instalada para 40.000 metros diarios. Además, hay una capacidad ‘ociosa’ que no han ocupado debido a los factores antes mencionados.

También Graiman tiene un proyecto de instalar una planta con capacidad productiva de 30.000 metros cuadrados adicionales enfocada en la exportación regional. “Buscamos trabajar en conjunto con el Gobierno para concretar esta inversión”, comentó Patiño. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Ultimas noticias

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET