Martes, 27 Septiembre 2016 00:00 Economía

El falso etiquetado está utilizándose también para productos agrícolas

Senae detecta una nueva modalidad de contrabando

Los talleres artesanales cuentan con todos los permisos en regla pero su producción es reducida.
Los talleres artesanales cuentan con todos los permisos en regla pero su producción es reducida. Foto: Cortesía / Senae

Tras investigaciones, la entidad verificó que varios talleres de Huaquillas ponen etiqueta nacional al calzado peruano.

Redacción Economía

Machala y Guayaquil.-

En los cantones fronterizos de la provincia de El Oro, el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae) detectó una nueva modalidad de contrabando de mercadería. En los talleres artesanales se coloca la etiqueta de “Hecho en Ecuador” a productos de calzado peruanos para hacerlos pasar como si fuesen elaborados en el país.

A través de investigaciones conducidas en los últimos meses, la Unidad de Delitos Aduaneros y Tributarios (UDAT) Agencia El Oro verificó la existencia de ese procedimiento. Por ejemplo, en agosto pasado, en una de las fábricas de zapatos ubicada en la ciudadela El Bosque en Huaquillas, la UDAT incautó 3.700 pares de zapatos de procedencia peruana y miles de etiquetas ecuatorianas.

Kléver Calderón, jefe de UDAT - El Oro, mencionó que realizan controles rutinarios en al menos ocho fábricas de calzado que existen en Huaquillas. “Hace pocos días hicimos un allanamiento en uno de estos talleres, donde descubrimos cientos de pares de calzado peruanos. Allí detectamos moldes y miles de etiquetas ecuatorianas, incluso algunos botines ya estaban con el sello ecuatoriano”, señaló.

Según el funcionario, el ingreso del producto del vecino país sin etiquetado “se vuelve difícil de detectar” porque, una vez que se le coloca el sello nacional, el calzado extranjero se convierte en legal y sale así de las propias fábricas, muchas de las cuales cuentan habitualmente con todos los permisos en regla.

Hace pocos días, Xavier Cárdenas, director general de la Aduana, mencionó que la entidad enfrenta una modalidad en la que los comerciantes presentan facturas y documentación que justifican la procedencia del producto que venden al consumidor final.

“Sin embargo hemos detectado, como Aduana, tras una investigación exhaustiva con peritos del gremio de calzado, que dicha documentación pertenece a talleres que comercializan calzado extranjero con falso etiquetado de “Hecho en Ecuador”, expresó Cárdenas.

Comentó que dichos talleres pertenecen a supuestos artesanos en la frontera sur, donde los interventores aduaneros realizaron un análisis de insumos, materia prima y personal necesario para determinar que la cantidad y diseño que venden no coinciden con su realidad, es decir, “esa producción de calzado no es de origen nacional”.

Tras la investigación efectuada en los talleres se encontró que no registran compras a proveedores locales y extranjeros, cuyas actividades económicas estén relacionadas con la venta de productos y materiales de zapatería.

Además, no poseen maquinarias para la confección del tipo de calzado que comercializan; no existen registros de personal afiliado al Seguro Social y el costo de producción real del calzado es superior en un rango del 30% al 50% al precio con el que se comercializa para la venta.

El contrabando es apreciado como una opción para lograr ingresos

EL TELÉGRAFO consultó a varios ciudadanos de Huaquillas que conocen sobre el tema. Entre aquellos, sin embargo, algunos apoyan la medida porque consideran que es la única forma de ganarse la vida.

“La gente aquí vive del contrabando. No hay trabajo, casi el 80% de la población depende del comercio fronterizo, por eso queremos que a Huaquillas se le dé un trato especial”, manifestó María Potes, quien tiene un negocio de ropa en el puente internacional.

Por su parte, en general, los dueños de fábricas prefirieron no hablar del asunto, aunque consideran que la única manera de sacar adelante al cantón es produciendo el propio calzado para ser más competitivos con el vecino país. “La materia prima aquí en Ecuador es cara, mejor nos sale traerla del Perú”, dijo fuera de audio un trabajador de una factoría.

Como modalidad de contrabando, el falso etiquetado no solo se aplica al calzado y a las prendas de vestir sino también a productos perecibles. A inicios de este mes, mediante una investigación, la UDAT detectó una presunta red de contrabandistas que introducía arroz y maíz en El Oro y Loja.

Allí verificaron que, para introducir la gramínea desde Perú, aquella red cambiaba el costal original por otro con una marca ecuatoriana. “Esta modalidad se la detectó más en Loja, donde habían centros de acopio del grano”, indicó Calderón.

En lo que va del año, el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador registra más de $ 24 millones en mercadería aprehendida en el país, de los cuales $ 2 millones corresponden al rubro de calzado. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Ultimas noticias

Últimas noticias

Promo-galeria (2)

Google Adsense

 

VISITE NUESTRO BLOG

VISITE NUESTRO BLOG