La estatal ecuatoriana entregó $ 1.231 millones

Ojeda exige cuentas a la Refinería del Pacífico

- 07 de octubre de 2017 - 00:00
La empresa de la Refinería se constituyó en 2006. El proyecto inicial estaba valorado en $ 15.000 millones.
Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

El gerente de Petroecuador denunció inconsistencias en los balances financieros de la empresa que maneja el proyecto.

Problemas financieros, operativos, fallas en las instalaciones y manejo ineficiente del personal son algunas de las irregularidades encontradas en la empresa de economía mixta Refinería del Pacífico Eloy Alfaro (RDP), que administra el proyecto de refinación hidrocarburífera, ubicado en el sector El Aromo, provincia de Manabí.   

Las denuncias fueron hechas por  Byron Ojeda, gerente general de Petroecuador, quien informó que el próximo 19 de octubre la Junta General de Accionistas de la compañía se reunirá para analizar la situación y tomar decisiones al respecto.

El capital de la empresa RDP es de $ 30 millones compuesto por la participación de Petroecuador y la estatal venezolana PDVSA. Las acciones de Petroecuador están valoradas en $ 1,53, mientras que las de PDVSA están cotizadas en $ 1,47.

Ojeda expuso que la petrolera ecuatoriana ha entregado hasta el momento $ 1.231 millones, de ellos $ 236 millones corresponden a acciones y los restantes $ 994 millones se contabilizan como cuentas por cobrar, lo cual llama la atención.

En los libros de la Refinería la última cantidad está descrita como ‘aportes para futuras capitalizaciones’, sin que exista el sustento legal, advirtió la autoridad.

Debido a eso el funcionario dijo tener serias preocupaciones sobre la administración que ha tenido la RDP, por lo que exigió a la Junta de Accionistas la información contable y operacional.

En esa sesión la Junta deberá resolver qué porción de los $ 994 millones se va a capitalizar. Los recursos que no se logren monetizar volverán a las arcas de Petroecuador.

“Yo me pregunto ¿qué beneficio está teniendo el Estado ecuatoriano por esta empresa mixta?”, cuestionó Ojeda resaltando que se detectaron inconsistencias en los balances y valoraciones de activos.

Es imprescindible, añadió, que exista una intervención directa de la Superintendencia de Compañías.

Ojeda reclama resultados por parte de la RDP. De lo contrario, dijo, “Petroecuador no está dispuesta a mantener empresas que no le entreguen réditos al Estado”.

Con respecto a la situación del personal que labora en la Refinería, respondió que la estatal ecuatoriana no tiene responsabilidad directa sobre los empleados. Al momento existen alrededor de 90 trabajadores en la planta.

La situación de la Refinería del Pacífico ha generado serios cuestionamientos en torno a su factibilidad y financiamiento. El proyecto inicial estaba calculado en $ 15.000 millones con una capacidad de refinación de 300.000 barriles diarios.

El 5 de julio el ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez, dio a conocer que un estudio de la consultora  Lazard concluyó que el costo de la obra era menor a lo estimado inicialmente y oscilaría entre $ 8.000 y $ 10.000 millones.  Entonces comunicó que existían inversionistas interesados en el nuevo modelo de negocio.

Más adelante, el 15 de agosto, el presidente de la República, Lenín Moreno, se pronunció al respecto durante la visita que hizo a la Refinería de Esmeraldas y reveló que cuando preguntó a la anterior administración sobre cuántos inversionistas estarían interesados, encontró que “no había nadie”.

Es así que dispuso a Pérez negociar con precios razonables. “Si es que los inversionistas no quieren invertir en la Refinería (del Pacífico), descártala completamente Carlos. Solo si encontramos quién invierta es un buen negocio, sino puede ser únicamente novelería”, instruyó Moreno.

Petroecuador quiere negociar con China y Tailandia

Una de las políticas de la administración del sector hidrocarburífero es mejorar las condiciones de comercialización del crudo nacional; en ese sentido Petroecuador entrará a negociar con las empresas estatales de China y Tailandia las fórmulas para establecer los precios del petróleo vendido.

Petrocuador se valió de un índice planteado por una evaluación de la publicación especializada ‘Platts’ que mejora el valor del barril ecuatoriano en $ 0,50, sustituyendo así el cálculo basado en la revista Argus. Con este modelo Petroecuador hizo una facturación provisional con nuevas tarifas que entregó a China y Tailandia, indicó Ojeda.

“En este momento el Estado ecuatoriano debe renegociar todas las fórmulas a través de las cuales honramos los compromisos petroleros”, advirtió, mencionando que las compañías de los países asiáticos aún no han aceptado la propuesta.

Son alrededor de 530 millones de barriles que Petroecuador todavía tiene que entregar por los contratos de largo plazo (preventa). Si se los multiplica por los $ 0,50 adicionales del índice ‘Platts’ suman $ 265 millones en beneficio para Ecuador. “Esto justifica que todo el pueblo ecuatoriano se una con nosotros en esta cruzada de defender los intereses del país”, finalizó Ojeda. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: