Empresarios, Jubilados y trabajadores piden una auditoría integral

OIT analizará la situación del Seguro Social

- 27 de septiembre de 2017 - 00:00

Una misión del organismo realizará un informe técnico sobre los fondos que administra el IESS.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) aceptó colaborar con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) en la elaboración de un informe técnico relativo a la sostenibilidad de los seguros administrados por la entidad.

Así reza la carta de Philippe Vanhuynegem, director general de la OIT, enviada la tarde del lunes a Richard Espinosa, presidente del Directorio del IESS.

En el documento de dos hojas se indica que la Organización delegará al actuario Sergio Velasco, quien en las próximas semanas efectuará una misión de asistencia orientada a la actualización de la Nota Técnica preliminar del 15 de septiembre.

La controversia se generó por una crisis financiera alertada por la OIT tras examinar el presupuesto del IESS de 2017 y la modificación de las tasas de asignación para los fondos  (Invalidez, Vejez y Muerte; Salud Individual y Familiar; y, Riesgos del Trabajo), según esto para el año 2020 no se tendrían recursos para cubrir el Fondo de Pensiones.

Espinosa denunció que la evaluación carece de información completa, mientras que José Villavicencio, presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), replicó que proporcionaron a la OIT el único documento al que tuvieron acceso del informe actuarial hecho en 2015 por la firma Volrisk.

Basado en el estudio de Volrisk el IESS resolvió redistribuir las tasas de los tres fondos que administra, con el fin de solucionar el déficit en el Fondo de Salud.

Hasta octubre de 2015 el Fondo de Invalidez, Vejez y Muerte (FIVM) recibía el 9,44%; el de Salud Individual y Familiar (FSIF), 5,71%, y Riesgos del Trabajo (FRT), 0,55%.

A partir de 2016, los porcentajes varían para estabilizar al Fondo de Salud. (Ver infografía)

Con esta medida, según Espinosa, en la actualidad el Fondo de Salud presenta un superávit de $ 500 millones.

Para Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito (CCQ), la presencia de la OIT será indispensable para aclarar cuál es la situación real del Seguro Social.

Recomienda tres acciones: un estudio actuarial de todos los fondos que maneja la institución; auditoría completa al Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess); y examinar el costo por metro cuadrado, así como a los contratistas, de las construcciones hechas por el IESS.

“Lo que debemos hacer es independizar el manejo del IESS, no puede tener un manejo político”, comentó Alarcón.

Opinión similar tiene Villavicencio, quien añadió que el FUT presentará en los próximos días un proyecto de Ley de Seguridad Social que, entre otros temas, plantea reestructuración del Consejo Directivo del IESS y recuperar el aporte del 40% a las pensiones jubilares por parte del Estado, que dejó de ser obligatorio desde 2015 con la Ley de Justicia Laboral.

Cálculo de pensiones cambió

Desde el 4 de agosto está en vigencia una nueva metodología para el pago de pensiones jubilares, de acuerdo con la Resolución C. D. 554, con la cual el IESS busca frenar “excesos y abusos” durante los meses previos a la jubilación.

Espinosa señaló que se detectaron casos en los que pensionistas que aportaban con base en una remuneración mensual de $ 385, en los últimos meses de actividad —antes de acceder a la jubilación— empezaron a aportar reportando salarios superiores a los $ 10.000 para finalmente recibir la pensión máxima de $ 2.062, cuando con la aportación normal habrían obtenido $ 681.

La base de cálculo de la pensión continúa siendo el promedio de los 5 años de mejores sueldos o salarios sobre los que se aportó. Lo que cambia es que para el cómputo se obtendrá la raíz sesentava del producto de las 60 aportaciones de los 5 mejores años de remuneración.

Alfonso Yánez, presidente de la Coordinadora de Maestros Jubilados, respalda la medida y sus objetivos, pero mantiene serios reparos sobre el cálculo para el aumento anual de las pensiones que ahora se basa en la tasa de inflación.

“Con esa fórmula estamos siendo perjudicados porque lo que recibimos como aumento es muy poco. Debe mantenerse el principio de que quien menos aportó, tenga una mejor pensión”, dijo Yánez.

A él también le preocupa lo sucedido con la OIT y asegura que la situación del IESS es “grave”. Para el 15 de noviembre todas las asociaciones de jubilados del país tienen previsto reunirse en un congreso para exigir cambios en la administración del Instituto. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: