Martes, 15 Noviembre 2016 00:00 Economía

La Unión Europea tendrá acceso al 0,55% del mercado de lácteos

Los lecheros no temen al acuerdo con la UE

Según cifras oficiales, la provincia de Pichincha es la mayor productora de leche a nivel nacional.
Según cifras oficiales, la provincia de Pichincha es la mayor productora de leche a nivel nacional. Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

Los ganaderos niegan que el convenio ponga en riesgo la producción de leche. Existen cupos de importación y mecanismos de defensa. Los productores analizan nuevos nichos de mercado.

Redacción Economía

La puesta en vigencia del Acuerdo Comercial Multipartes (ACM) con la Unión Europea (UE), el 1 de enero de 2017, no atemoriza a la ganadería ecuatoriana. Al contrario, los empresarios del sector ven que el momento es decisivo para que la industria local mejore su rendimiento y gane espacios en los mercados externos.

Así lo expresaron productores  de leche consultados por EL TELÉGRAFO, quienes no comparten el criterio de organizaciones opuestas al ACM y que piensan demandar la inconstitucionalidad del documento, argumentando que el ingreso de productos lácteos desde Europa atentará contra la soberanía alimentaria del país y perjudicará a los pequeños ganaderos.

“No se violan normas comerciales, lo que se está haciendo es potenciar la capacidad productiva del país con un producto de alto valor agregado”, anotó Rodrigo Gómez de la Torre, presidente de la Cámara de Agricultura de la Primera Zona.

Durante las negociaciones con el bloque se acordó un trato especial para la protección de los bienes sensibles.

Según el Ministerio de Comercio Exterior (MCE) en ese grupo están incluidos queso fresco, leche en polvo, yogurt, mantequilla, maíz y derivados, maíz dulce, arroz y derivados, soya, papa congelada, azúcar,  carnes y procesados de bovino y aves, embutidos cocidos de porcinos y alimentos para animales.

En el Enlace Ciudadano 500, efectuado el sábado 12 de noviembre desde La Maná (Cotopaxi), el presidente de la República, Rafael Correa, explicó que se excluyeron productos agrícolas sensibles y se establecieron plazos largos para la eliminación de aranceles.

También podrán implementarse herramientas de defensa comercial como salvaguardias agrícolas, protección para la industria naciente, salvaguardia bilateral, franja de precios andina y supresión de beneficios para productos europeos subsidiados. Sobre este último punto, Correa explicó que el Estado ecuatoriano no está obligado a colocar un arancel de 0% para esos bienes subvencionados.

Los cuestionamientos de los grupos opositores señalan que la industria lechera corre alto riesgo al competir con la Unión Europea por los precios que se manejan. Lo cierto es que, según indicó el Presidente de la República, la leche líquida, la mantequilla y el queso fresco, que representan el 80% de la producción nacional, están excluidos del ACM.

En 2015, la producción nacional de leche llegó a 1.971 millones de litros aproximadamente, según el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap).

Con el acuerdo comercial, la Unión Europea tendrá acceso al 0,55% del mercado nacional, equivalente a 2.500 toneladas métricas (TM), distribuidas en diferentes productos lácteos.

Si las importaciones superan ese porcentaje, el Estado podrá implementar una mayor carga arancelaria. Para el caso de la leche en polvo el cupo es de 400 TM, lo cual representa el 0,18% de la producción total de lácteos.  

Humberto Jiménez, viceministro de Negociaciones, Integración y Defensa Comercial, aclaró que el ACM permite aplicar los aranceles vigentes actualmente a nivel interno, así como aquellos aprobados por la Organización Mundial de Comercio (OMC). “Mantenemos vigente el Sistema Andino de Franjas de Precios. Si bajan los precios internacionales de ciertos productos, establecemos un derecho variable para contrarrestar la caída”, explicó el funcionario.

Para Gómez de la Torre, los productores nacionales tienen una gran oportunidad para mejorar su competitividad, aprovechando el ingreso  de bienes de capital e insumos que no son elaborados en el país y así ofrecer más variedad de productos. “La producción ecuatoriana tiene características y calidad que Europa no puede generar por temas de clima, altitud y ambiente”, resaltó.

Destacó que el Viejo Continente es un gran consumidor de quesos maduros, lo cual abre una puerta al producto ecuatoriano; sin embargo, a su criterio, “hay temas complejos” que deben ser analizados para aportar a la competitividad del sector, como lo son el ámbito laboral, normativo y tributario. La cámara difundirá en los próximos días un documento con sus aportes para potenciar a la ganadería.

Vinicio Ramírez, técnico de queseras del Grupo Salinas, de Guaranda, calificó como una buena oportunidad para encontrar nuevos espacios de mercado en lo referente a quesos maduros. “Al hacer el Salinerito un producto 100% natural, hay nichos en Europa donde se ubicarían nuestros productos”, señaló.

En la actualidad, el Grupo Salinas procesa entre 35.000 y 45.000 litros de leche al día para elaborar una diversidad de quesos frescos, mozzarella, semimaduros y maduros, que se comercializan solo en el país. La compañía se abastece de 8.500 productores de leche.

La tarde de ayer, alrededor de 50 miembros de la Asociación Holstein Friesian del Ecuador, se reunieron con funcionarios del Magap para analizar los alcances del acuerdo multipartes. Gustavo Navarro, presidente del gremio, negó que existiera riesgo. La asociación agrupa a 300 fincas en todo el país, las cuales producen más de 400.000 litros diarios. “Hay que sacarle provecho al acuerdo. Tenemos que ver lo que podemos potencializar, qué alianzas podemos hacer y qué ayuda necesitamos del Gobierno”, acotó. (I)

ENLACE CORTO

Ultimas noticias

Últimas noticias

Promo-galeria (2)

Google Adsense

 

VISITE NUESTRO BLOG

VISITE NUESTRO BLOG