El costo de estas herramientas oscila entre los $ 26.000 y $ 33.800

Las cosechadoras de arroz 3,5 t desplazan a las de 7

- 20 de septiembre de 2017 - 00:00
La accesibilidad a los terrenos de arroz es uno de los beneficios al momento de usar estas cosechadoras.
Foto: Karly Torres / EL TELÉGRAFO

Los productores dicen que las máquinas grandes de este tipo dañan el terreno para futuras siembras del grano.

Bajar costos de producción y cuidar el terreno para futuras siembras, son los principales beneficios que ven los arroceros con el uso de las cosechadoras de 3,5 toneladas, en reemplazo de las 7 t., al momento de recolectar la gramínea.

Esta tendencia, menciona Juan Carlos Laines, representante de la Importadora ILGA, se registra desde hace dos años en el sector arrocero del Litoral.

Laines comparó que en el transporte de una cosechadora pequeña un agricultor invierte, dependiendo de la distancia, un promedio de entre $ 50 a $ 60, en cambio con una grande el costo aumenta a alrededor de $ 160 y $ 200.

“Básicamente es por el peso de la máquina, la que ofrecemos pesa 3,5 toneladas, versus la otra que es el doble, y que hace que el terreno sufra y se deforme, lo que implica más gastos al agricultor al momento de arreglar la tierra para la siguiente siembra”.

La cosechadora pequeña que ofrece al mercado ILGA tiene una tolva con capacidad de absorción de siete sacas de arroz de 200 libras. “Esta máquina puede cosechar en el día, 250 sacas”, comentó Laines, tras acotar que el precio de la máquina que ofrece su representada es de $ 33.800, mientras una grande está en $ 250.000.

Otra empresa que también comercializa este tipo de cosechadoras es Unión Agrícola S.A.. Víctor Ortiz, gerente de ventas de la empresa, manifestó que las máquinas dejan zanjas grandes en el suelo, lo que implica un mayor uso del tractor con el romplow (rastra) para nivelar el suelo.

“Ahora, un pequeño agricultor puede comprar una máquina de estas en $ 26.000, obteniendo muchos beneficios en poco tiempo”, señaló Ortiz.

Dicha compañía ofrece una cosechadora con capacidad de siete sacas en tolva (bodega interior donde va el arroz), y recolectar hasta 400 sacas en un día.

Productores ven los beneficios

Uno de los agricultores que utiliza en la actualidad este tipo de cosechadoras es Eleuterio Bajaña, productor del recinto San Pedro, del cantón Santa Lucía (Guayas), quien comentó que hoy en día los dueños de las cosechadoras grandes de arroz cobran $ 40 la tolvada, mientras los de las pequeñas $ 20.

“Nosotros ya no usamos las maquinarias grandes porque dejan demasiado dañado el terreno, sobre todo en invierno, por eso ahora utilizamos las pequeñas porque son livianas y su traslado es más conveniente”.

Aquello es compartido por Julio Salazar, arrocero, quien el viernes pasado visitó la cuarta Feria de Insumos y Maquinaria Agrícola, que organizó la Asociación de Productores Agrícolas Autónomos Los Caídos, del cantón Santa Lucía.

“Estas cosechadoras son muy convenientes para nosotros, ya que no usan llantas como las otras, sino un tipo de movilización oruga, y esta no se entierra en el terreno”, mencionó Salazar, quien en su última cosecha de arroz usó este tipo de maquinaria.

En el evento de Santa Lucía, el gerente de la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA EP), Héctor Ballesteros, dio a conocer que se continúa vaciando los silos fijos de la entidad para receptar el arroz de la actual cosecha.

Comentó que se trabaja en un plan emergente, que incluye el uso de silos bolsa y la contratación de empresas privadas, para brindar un espacio oportuno para el arroz de los productores. (I)

-----------------------

MAG forma líderes en manejo de arroz y maíz

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), con el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (Iniap), capacita a los técnicos en una jornada de ‘Transferencia de tecnologías a extensionistas en el manejo integral del cultivo de arroz y maíz amarillo duro’.

El objetivo es capacitarlos a través de una formación integral, que les permita brindar un servicio de calidad a los agricultores. Dentro de los temas que se abordan se encuentran: el manejo integrado del cultivo, malezas, nematodos, insectos y plagas; además de temas como obtención, tratamiento y calificaciones de semillas de calidad y la transferencia de tecnología.

Héctor Hurtado, viceministro de Agricultura, manifestó que el objetivo es convertirlos en “líderes de conocimiento en cada uno de los territorios”.

Estas actividades van de la mano con la ejecución de la Gran Minga Nacional Agropecuaria para transferir conocimientos a los agricultores del país.

Helen Rodríguez, técnica de la institución, afirmó que “estas capacitaciones nos permitirán asesorar a los productores para reducir costos y aumentar la productividad”.

La jornada de capacitación dura 15 días. Al final los técnicos serán evaluados para garantizar los conocimientos aprendidos.

Para Francisco Cano, técnico del MAG, se trata de una experiencia “fructífera, puesto que se aprovecha el conocimiento del Instituto. Antes los técnicos tenían que actualizarse de manera externa”.

Las capacitaciones se desarrollan de manera paralela en las estaciones de Iniap de Boliche y de Pichilingue. En total participan 160 técnicos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: