Miércoles, 05 Octubre 2016 00:00 Economía

El FMI modificó sus proyecciones económicas

La 'transición china' altera a la economía mundial

La 'transición china' altera a la economía mundial

En el país asiático, la reorientación hacia un desarrollo basado en la demanda interna afectará a otras naciones.

Redacción Economía

En la última edición de ‘Perspectivas de la Economía Mundial’, el Fondo Monetario Internacional (FMI) cambió sus previsiones sobre el desempeño productivo de los países a corto plazo. Allí se postula que América Latina experimentará un decrecimiento de -0,6% de su producto interno bruto (PIB) en 2016.  

Al margen de lo anterior, la institución multilateral alerta sobre las consecuencias globales que la reorientación de la economía china podría tener para el comercio internacional, especialmente por la disminución en el volumen de sus exportaciones e importaciones, una tendencia vigente desde 2013.

Después de ocho años, la recuperación es aún precaria

Desde la crisis financiera global desatada en 2008, la economía mundial no ha logrado una recuperación plena y sus problemas podrían agravarse más. En una entrevista a The British Broadcasting Corporation, Ken Rogoff, ex economista en jefe del FMI, señaló que, en la actual coyuntura, “una contracción en China es la mayor amenaza a la economía global”, entendiéndose que incluso una ligera reducción de su tasa de crecimiento tendría un efecto de derrame en los países desarrollados y en desarrollo (ver infografía).

Aquellos temores estarían basados en las implicaciones de la transición de China desde una economía que apoyaba su expansión en las exportaciones y que requería importar cantidades crecientes de energía y mercancías básicas, hacia una economía que buscará crecer mediante la ampliación del consumo doméstico y que requerirá invertir más ‘hacia adentro’ para aumentar las remuneraciones de los trabajadores.

En China, según acota el estudio, las autoridades no han dado todavía a conocer “claramente” sus intenciones de política. No obstante, la reorientación hacia un modelo basado en el consumo interno ya tiene algunas expresiones.

“Primero, a través del comercio: se reduce la demanda en China de maquinaria y materias primas, con un efecto especialmente fuerte en los países proveedores de Asia.

Segundo, a través del precio de las materias primas: dada la importante participación del país en el consumo mundial de metales y petróleo, una baja de la demanda puede reducir los precios. Tercero, a través del sector financiero: la reacción del precio de los activos en otros países frente a los acontecimientos en China puede ampliar los efectos de contagio”, indica el FMI.

La adaptación a las nuevas condiciones es imperativa

Además de señalar que la estrategia de crecimiento china podría inducir a otros países a adoptar medidas proteccionistas, el FMI advierte que la opción del país asiático obligará a sus socios comerciales a modificar sus modelos de crecimiento buscando optimizar sus dotaciones propias de recursos y asumiendo que la demanda china permanecerá a un nivel más bajo.

“Los exportadores de materias primas deberán usar fondos de reserva (...) pero también deberán reorientar sus programas económicos para adquirir nuevas fuentes de ingreso. Ciertos países con salarios bajos y abundante mano de obra podrían beneficiarse del ascenso de China en la cadena de valor de la producción, ocupando el lugar que la evolución china dejó vacío”.

A su vez, para evitar la contracción económica, el FMI convoca a tomar en consideración los efectos que la emigración de la población joven y educada podría ocasionar en el crecimiento a largo plazo. (I)

-------------------------

En el segundo trimestre de 2016

Ecuador: el PIB mejoró con las hidroeléctricas

En esta semana, Diego Martínez, gerente general del Banco Central del Ecuador (BCE) indicó que la economía ecuatoriana experimentó un crecimiento de 0,6% en el segundo trimestre de 2016.

En este período, las exportaciones de mercancías y servicios crecieron en 5% con respecto al trimestre anterior y en 6% con respecto al segundo trimestre de 2015.

En el sector primario, se observó que el ‘valor agregado bruto’ (VAB) de la ‘acuicultura y pesca de camarón’ tuvo un crecimiento trimestral de 16,7%, básicamente debido a incrementos en el valor unitario de las exportaciones. También se registró una tasa positiva de crecimiento trimestral en ‘petróleo y minas’ (2,4%), un resultado que el BCE atribuye a factores como: la implementación de una política productiva destinada a optimizar campos poco rentables; el mejoramiento operativo para evitar pérdidas de producción; y la ejecución de proyectos de recuperación secundaria para extender la vida útil de los yacimientos actuales.

En el sector secundario, el VAB aumentó en refinación de petróleo (4,3%) debido a la mayor eficiencia en la producción originada en la repotenciación de la Refinería de Esmeraldas.

Finalmente, en el sector terciario, el mayor incremento trimestral del VAB sucedió en ‘suministro de electricidad y agua’ (9%), una actividad económica que estuvo favorecida por la incorporación de las nuevas centrales hidroeléctricas (Coca Codo Sinclair, Manduriacu, Mazar, Sopladora y San Francisco) y, también, por la reducción de los altos costos operativos asociados a la utilización de combustibles fósiles para la generación térmica de electricidad. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Promo-galeria (2)

Google Adsense

 

VISITE NUESTRO BLOG

VISITE NUESTRO BLOG