Lunes, 12 Junio 2017 00:00 Economía

La rentabilidad de la banca sigue creciendo

La rentabilidad de la  banca sigue creciendo

Desde que empezó el año el aumento del indicador no se ha detenido, revela el informe de Asobanca.

Redaccion Economía

Por quinto mes consecutivo los bancos privados del país aumentaron su rentabilidad sobre el patrimonio (ROE). En mayo, este rubro escaló tres puntos porcentuales frente al mismo mes del año pasado.

El último informe de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca), publicado el 6 de junio, revela que el ROE se ubicó en el 9% en el quinto mes del año, lo que significa un crecimiento de 0,5% en relación a abril.

Este indicador evalúa el rendimiento del capital. Mide la relación entre las utilidades obtenidas por los bancos frente a su patrimonio (recursos propios). 

Las estadísticas muestran una tendencia que se mantiene en aumento desde que empezó el año. Al cierre de diciembre de 2016 la rentabilidad fue de 6,8%, una de las más bajas de Latinoamérica, cuyo promedio bordea el 15%.

El mayor ascenso del año en curso ocurrió en marzo cuando el ROE se elevó el 1,3% sobre lo registrado en febrero  (ver infografía).

La rentabilidad de un banco se genera, en gran medida, por el volumen de créditos que conceda.

Si las entidades logran colocar más préstamos los intereses que surgen sirven para incursionar en nuevas inversiones.

Desde 2015 la cartera bruta del sistema bancario y los depósitos sufrieron severas caídas a consecuencia de la recesión económica que experimentó el país. Pero a partir de junio de 2016 la situación empezó a mejorar y desde noviembre a crecer, luego de 11 meses de decrecimiento.

A la fecha, los créditos alcanzaron $ 21.256 millones (14,6% más que en mayo de 2016).

En tanto los depósitos sumaron     $ 26.293 millones (12,9% de crecimiento anual).

Cuando el crédito se contrae los bancos cuidan el dinero siendo más estrictos a la hora de prestar, a fin de controlar que la morosidad no aumente y no afecte en mayor medida a la rentabilidad.

La morosidad bancaria mide el nivel de riesgo de los deudores  (los clientes que adquirieron un crédito) para que no incumplan con los pagos correspondientes. 

Al respecto, el informe de la Asobanca también revela que el rubro continúa a un ritmo alentador con el 3,6% (0,2% menos que en abril), lo que significa una disminución anual de 1,6 puntos. Existe más morosidad en el segmento de consumo con una tasa de 6,62%. (I)

ENLACE CORTO

Ultimas noticias

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET