Lunes, 22 Mayo 2017 00:00 Economía

Subastas ahorraron $ 300 millones

Subastas ahorraron $ 300 millones

Los centros públicos de salud adquieren medicinas a través del Catálogo Electrónico. La herramienta virtual facilita la gestión logística, administrativa y reduce los tiempos de contratación.

Redaccion Economía

La Contraloría General del Estado (CGE) realizó un examen especial al proceso de Subasta Pública de Medicamentos. El análisis se hizo sobre la etapa precontractual y contractual de la compra de 326 tipos de medicamentos ejecutada por el Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop).

El informe concluyó que todas las recomendaciones realizadas por la entidad de control al proceso de Subasta de Medicamentos de 2011 fueron aplicadas y la adquisición de fármacos ejecutada en 2016 estuvo automatizada y fue funcional; contó con tecnología y recursos técnicos necesarios para alcanzar un adecuado nivel de seguridad.

“Se evaluó la funcionalidad del sistema, en cada una de las etapas de la contratación; así como se verificó que la información de los proveedores está registrada (…) A nivel de pantalla de usuario, no permitió visualizar y conocer a los proveedores que se encontraron ofertando y participando en la fase de puja, evitando que los usuarios conozcan con qué otros oferentes estaban compitiendo, lo que evidenció la transparencia del proceso”, dice el informe.

La plataforma de contratación del Ecuador fue calificada en 2017 por el Banco Mundial como la más transparente y eficiente en Sudamérica y Norteamérica, porque ha consolidado un sistema transparente y participativo de contratación. En el caso de los medicamentos se lograron ahorros por más de $ 300 millones y hubo más de 8 participantes por cada medicamento a ser adquirido.

La auditoría de la CGE evaluó la metodología utilizada para la determinación de precios referenciales unitarios y estableció que “los precios son adecuados”. 

Uno de los objetivos del procedimiento fue articular las compras públicas del sector de la salud para incrementar la efectividad en los procesos de adquisición y abastecimiento a los centros de salud; meta que, según la CGE, se cumplió: “Hubo programación y planificación” e indica que el Ministerio de Salud Pública, IESS, Issfa e Isspol consolidaron sus demandas de medicamentos.

Verónica Espinosa, ministra de Salud, señaló que desde el Gobierno  se ha realizado una importante inversión para garantizar el acceso a salud y que, gracias a eso, existe infraestructura, talento humano y medicinas suficientes. “Los hospitales están dotados de medicamentos, las farmacias y bodegas han realizado procesos de adquisición para que puedan atender las necesidades de la población”, enfatizó.

Cada centro de salud pública adquiere medicamentos de forma desconcentrada a través del Catálogo Electrónico de Medicamentos administrado por Sercop, y el proveedor está en la obligación de entregar el producto en la puerta de cada unidad de salud, en el plazo y cantidad solicitada.

Para el director del Hospital de Vinces, Alfredo Medina, la Subasta Pública de Medicamentos también es efectiva porque genera ahorro: “Mediante ínfima cuantía comprábamos el suero oral en $ 0,80, en el catálogo electrónico el precio es de $ 0,10”, señaló. La reducción en el costo obedece a que la compra agregada ofreció seguridad jurídica y comercial a las casas farmacéuticas mediante convenios de al menos 2 años.

Así también lo considera Lenin Mantilla, gerente del Hospital Eugenio Espejo. “Bajo ninguna circunstancia bajar costos es bajar calidad, es sinónimo de una buena negociación entre el Estado y la empresa privada”, afirmó.

En la subasta se adjudicaron procedimientos a 58 proveedores por un monto de $ 133 millones.

Antes de la adjudicación de los 326 tipos de medicamentos se verificó que tengan Registro Sanitario emitido por la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) y Certificado de Buenas Prácticas de Manufactura, de acuerdo con la legislación vigente en el país.

El Director General del Sercop, Santiago Vásquez, destacó que la Subasta Pública de Medicamentos de 2016 generó ahorro y se desarrolló en una plataforma eficiente que expone precios unitarios, proveedores participantes y adjudicados, especificaciones técnicas de los medicamentos, convenios suscritos. “Los recursos ahorrados seguirán siendo utilizados para ampliar la infraestructura de salud, de educación, de carreteras, de todos aquellos derechos que actualmente son garantizados”, añadió.

La experiencia del Ecuador con la Subasta Pública de Medicamentos trasciende fronteras; Perú y Chile están concretando compras de medicamentos al sistema ecuatoriano a través de Sercop, y el Instituto de Gobernanza en Salud de Unasur la ubica como un referente para ser replicado en la región. (I)

ENLACE CORTO

Ultimas noticias

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET