La empresa guayaquileña planifica la exportación de sus productos

Inatra tiene capacidad para fabricar 1.800 transformadores eléctricos al mes

- 01 de Octubre de 2016 - 00:00

Hace 42 años Inatra comenzó la fabricación de transformadores eléctricos de distribución secos y, también, sumergidos en aceite.

Gracias a las inversiones realizadas durante esos años, la empresa ha logrado crecer de manera sostenida, contar con tecnología de punta y trabajar con profesionales, técnicos y operarios calificados. Todo lo anterior, a su vez, le permitió consolidar procesos de fabricación que cumplen con las normas de calidad del mercado eléctrico nacional.

“Fabricamos transformadores en aceite que tienen una potencia máxima de 5.000 kVA, en todos los voltajes de distribución de energía del país”, dijo Alejandro Villanueva, gerente de Ventas.

Para este ejecutivo, la participación de su empresa en los procesos de compras públicas ha sido positiva. “Creemos en la transparencia del sistema actual. Si bien existieron algunas fallas al principio, estas disminuyeron sustancialmente con el tiempo”.

A similitud de otras compañías, la contracción económica incidió en sus niveles de actividad: las unidades producidas por Inatra pasaron de 7.317 unidades en 2014, a 8.715 en 2015 y a 4.140 en lo que va de 2016.

No obstante, al momento, el sector público adquiere el 23% de sus ventas totales.

Villanueva indicó también que, debido a la reducción de la demanda doméstica en 2016, su empresa trabaja en un solo turno, aunque su capacidad instalada les permitiría operar en 3 turnos y producir 1.800 transformadores mensuales.

Para la elaboración de estos bienes, se utilizan materias primas que son sometidas a un estricto control para asegurar un alto estándar de calidad. “El 35% de las materias primas son nacionales y el 65% son importadas. Por ejemplo, la lámina magnética para los núcleos es alemana. El papel aislante viene de Suiza. Una parte de los alambres y flejes de cobre viene de México y Brasil. El aceite dieléctrico es estadounidense”, comentó Villanueva.

En este segundo semestre, Inatra terminará su plan de inversiones previsto para infraestructura, maquinarias y equipos, buscando así optimizar aún más su capacidad productiva y la calidad de los transformadores.

Para poder exportar sus productos, la empresa guayaquileña está comenzando un proyecto que incluye el análisis de potenciales mercados y el desarrollo de sociedades comerciales en diversos países para poder atender la posventa. (I)