Sábado, 11 Febrero 2017 00:00 Economía

Más de $ 100.000 millones al año se intercambian entre las dos potencias económicas

Gran Bretaña y Estados Unidos buscarán reforzar alianzas estratégicas

Estados Unidos juega un rol importante en las negociacones entre el Reino Unido de la Unión Europea.
Estados Unidos juega un rol importante en las negociacones entre el Reino Unido de la Unión Europea. Foto: Archivo

Con tradiciones económicas y culturales comunes, fuertes vínculos comerciales, científicos y de defensa se vislumbran entre ambas naciones.

Leonardo Boix, corresponsal en Londres

Gran Bretaña, que se encamina a abandonar la Unión Europea (UE) en 2019, encontró en el presidente estadounidense, Donald Trump, un fuerte aliado a la hora de mantener acuerdos bilaterales y estratégicos. Esto podría beneficiar la economía británica y reforzar más la llamada “relación especial” entre ambos países.

Según el vicegobernador del Banco (Central) de Inglaterra, el economista Ben Broadbent, Trump “será muy bueno” para las finanzas británicas, al priorizar las negociaciones con su histórico socio.

Broadbent consideró que el Reino Unido obtendrá muchos beneficios a partir de las políticas de mayor gasto público prometidas por el nuevo presidente de EE.UU.
Trump prometió implementar un amplio programa de inversión en proyectos de infraestructura nacional, que, según los analistas, tendrán efectos en la economía global y, en particular, en la economía británica.

El presidente estadounidense agregó que Gran Bretaña (GB) “estará primero en la fila” a la hora de mantener acuerdos de libre comercio con EE.UU., una vez que abandone la UE y el mercado común europeo.

“Hemos visto un aumento en la confianza del sector de negocios, en particular en EE.UU., y también un mayor optimismo en los mercados financieros. Todo esto tendrá un efecto muy positivo (Gran Bretaña)”, destacó Broadbent.

Sin embargo, el vicegobernador del Banco Central advirtió que las familias británicas podrían enfrentar este año una baja en su poder adquisitivo, como consecuencia del  aumento del índice de inflación -actualmente de 1,6% anual-, debido a la caída del valor de la libra esterlina frente al dólar americano.

El Banco de Inglaterra vaticinó una fuerte subida inflacionaria en el Reino Unido -de hasta el 2,6%- una vez que avancen las negociaciones por el Brexit en GB, aunque mejoró los pronósticos de crecimiento económico para 2017 y 2018.

Este año la entidad espera que el país crezca hasta el 2%, mientras que para 2018, las estimaciones serían cerca de 1,4%. También consideró que el índice de desempleo se mantendrá un 5%  este año y podría bajar dependiendo de los acuerdos comerciales por fuera de la UE.

Especialistas consideran que si el presidente norteamericano logra imponer sus planeados recortes fiscales y destinar fondos a nuevos proyectos de infraestructura, ello tendrá efectos muy positivos en el crecimiento de GB, ya que reforzará el dólar y su paridad con la libra.

Howard Davies,presidente del Royal Bank of Scotland, señaló que a corto plazo las “políticas fiscales más relajadas y medidas monetarias más estrictas en EE.UU. se convertirán en un coctel bastante positivo”.

“Pero ese efecto podría ser contrarrestado si la nueva administración de Trump adopta medidas muy proteccionistas. Es imposible predecir en estos momentos cómo será ese balance”, continuó.

La mayoría de expertos considera que el Reino Unido se beneficiará de las políticas fiscales de expansión norteamericanas, siempre y cuando  sean aprobadas por el Congreso estadounidense. “El mayor impacto de la presidencia de Trump en GB será que un dólar más fuerte causará una mayor inflación en el Reino Unido”, sostuvo Oliver Jones, economista jefe del grupo Fathom Consulting. En la actualidad, la libra se cotiza a $ 1,25, una caída de 1,5 previo al referéndum de junio pasado por el Brexit.

Los analistas advirtieron el deseo de Trump por impulsar medidas más proteccionistas que podrían dañar la economía británica a largo plazo. “El riesgo para el mundo si EE.UU. se vuelve muy proteccionista es que exacerbaría el crecimiento anémico del comercio mundial”, sostuvo Rain Newton-Smith, economista de la Cámara de Comercio Británica.

Hasta ahora, la retórica proteccionista de Trump fue dirigida principalmente a las economías emergentes, como China y México.

Por el contrario, el presidente norteamericano indicó que priorizará acuerdos comerciales con el Reino Unido, que considera un fuerte aliado estratégico, comercial y militar, especialmente cuando abandone la UE.

Trump beneficiaría enormemente a GB a la hora de negociar este último el Brexit, ya que Trump advirtió a los europeos que podría abandonar la OTAN si el resto de los países no elevan su gasto de Defensa.

Analistas coincidieron en que tanto la nueva administración de Trump como el gobierno británico de Theresa May tienen objetivos económicos comunes, como mejorar la competitividad a partir de reformas radicales a los impuestos corporativos, reducir una regulación excesiva e incentivar la innovación.

“En el corto y mediano plazo, ningún acuerdo comercial para GB podrá compensar las pérdidas generadas por la salida de la UE, a cuyos países destinaba un 44% de sus exportaciones. De todos modos, buenos acuerdos con EE.UU. ayudarán a fortalecer nuevamente las finanzas británicas”, consideró el “tanque de ideas” Policy Exchange.

“En conjunto, Gran Bretaña y Estados Unidos poseen 486 premios Nobel y 19 de las mejores 20 universidades del mundo. Una de las verdaderas oportunidades que podrían surgir del Brexit es escapar de la excesiva regulación de la UE en áreas como la producción de granos transgénicos, de energía y de químicos. Los negociadores estadounidenses se quejaron de las tarifas elevadas impuestas por la UE justo en estas áreas”, concluyó. (I)

ENLACE CORTO

Ultimas noticias

Últimas noticias

Documental del feriado bancario

Documental del feriado bancario

Promo-galeria (2)

Google Adsense

 

VISITE NUESTRO BLOG

VISITE NUESTRO BLOG