Sábado, 16 Septiembre 2017 00:00 Economía

Expertos consideran que el país debe impulsar la inclusión de emprendedores y microempresarios

Geografía y desconfianza limitan el acceso a servicios financieros

Cuatrocientos representantes financieros asistieron al foro que se efectuó en el hotel Sheraton.
Cuatrocientos representantes financieros asistieron al foro que se efectuó en el hotel Sheraton. Foto: José Morán / EL TELÉGRAFO

En Guayaquil se efectuó el XVII foro de inclusión financiera que analizó estrategias para impulsar el desarrollo en comparación a países de la región.

Redacción Economía

En los últimos 15 años en Ecuador ha habido una evolución financiera creciente. No obstante, el 54% de la población no accede a servicios de este tipo por motivos de edad, zona geográfica, cultura, situación migratoria, género o pobreza, según un estudio presentado por la Red de Instituciones Financieras de Desarrollo del Ecuador.

Este tema, con la necesidad de construir una política de inclusión financiera para Ecuador, fue discutido en el XVII Foro Ecuatoriano de Inclusión Financiera en Guayaquil.

Entre las razones para el limitado acceso a los servicios financieros se detectó que tras el feriado bancario de 1999 se generó en los ecuatorianos desconfianza en los bancos.

Se reveló que hay un abandono de las entidades hacía los microempresarios, ya que sus emprendimientos se financian con dinero propio o con préstamos ilegales con chulqueros, ya pocos usan una entidad financiera.

Para esto se recomendó a las entidades promocionar modelos de negocios para ampliar el acceso y uso de servicios formales dirigido a este grupo objetivo.
Yamile Pinto, coordinadora del área de fortalecimiento Red de Instituciones Financieras de Desarrollo del Ecuador, entidad organizadora del foro, enfatizó que la inclusión financiera es un factor clave para reducir la pobreza extrema y promover la prosperidad compartida, ya que este no es solo deber del Estado.

Pinto explicó que la red, que integran los operadores financieros, nació en 2000 con una cartera de $ 200.000. Actualmente hay 49 instituciones financieras de desarrollo (cooperativas de ahorro y crédito, ONG, bancos especializados) y cuenta con una cartera de crédito de $ 4.500 millones que atiende a 1’206.811 clientes.

En el evento también estuvo Enrique Medina, representante de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades), quien dijo que el Plan Nacional de Desarrollo contempla la inclusión financiera de la mano con el acceso a servicios sociales, económica y productiva.

Al respecto, Johanna Yancari, directora e investigadora del Instituto de Estudios de Perú, precisó que en su país la inclusión financiera inició en 2012, pero que en julio de 2015 se lanzó el plan a nivel nacional.

Yancari indicó que en Perú este sistema avanza de forma positiva: “Hay muchos procesos simultáneos para ello; está el plan nacional de educación financiera dentro de la estrategia, mientras que el Ministerio de Inclusión y Desarrollo Social también realizó su propia estrategia implementada en líneas de acción para sectores vulnerables. Estamos avanzando firmes”.

El boliviano Juan Carlos Sánchez, director del Proyecto Gobernanza e Inclusión Financiera que opera en Perú, Ecuador, Nicaragua, Guatemala, El Salvador, República Dominicana y México, destacó que este país lidera las instituciones que buscan mejorar el gobierno corporativo de las instituciones financieras.

“Ecuador está en buen camino para obtener una estrategeia que impulse su desarrollo. Los financistas están viendo modelos como Chile y Perú que tienen políticas bien implementadas”

No obstante, Sánchez sugirió que el país trabaje con otros  indicadores que no sea el número de cuentas abiertas. A su criterio, la inclusión abarca la educación financiera, acceso a productos, entre otros. “Así que el desafío actual de esta nación es determinar los indicadores correctos para esto”.

Finalmente, recomendó que para educar a la población en el ámbito financiero se debe bajar el sobreendeudamiento y educar a los millennials (jóvenes nacidos en la era digital) para que no se excedan en sus compras mediante tiendas en línea. (I)

ENLACE CORTO