×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 4624

La construcción contará con mano de obra local

Firma Skretting invierte $ 65 millones en fábrica de Durán

| 23 de Agosto de 2017 - 00:00
Juan Xavier Cordovez, accionista de Skretting Ecuador, le da la mano a Carlos Miranda, gerente general, y Knut Nesse, CEO de Nutreco.
FOTO: Foto: Cortesía Álex Lima.

La empresa noruega Skretting, que opera desde 2013 en Ecuador, inició la construcción de una nueva planta de producción de alimentos balanceados para camarones. La fábrica ubicada en Durán tiene una inversión de $ 65 millones.

Carlos Miranda, gerente general de Skretting Ecuador, especificó que el proyecto, de 3,5 hectáreas, que tendrá una capacidad anual de 470.000 toneladas de alimento balanceado, terminará su primera fase al final de 2018, mientras que la conclusión de las fases se proyecta para 2019. “Su construcción incluye los últimos avances tecnológicos y ambientales”.

Miranda indicó que aunque Ecuador representa el 50% de todo el camarón que produce América, el 10% de la producción será destinada a Perú.  

“La mayoría de nuestra capacidad será para nuestros clientes ecuatorianos. Tenemos más de 20 años en el mercado, desde que se fundó la compañía, antes de ser comprada por Nutreco en 2013”, dijo.

En cuanto a la materia prima: la soya y el trigo serán importados, mientras que la harina de pescado, polvillo de arroz, entre otros insumos, serán adquiridos de los agricultores ecuatorianos.

José Antonio Camposano, presidente ejecutivo de la Cámara Nacional de Acuacultura, opinó que la creación de fábricas de alimentos es importante para el sector ya que con la nueva tecnología mejora el sistema inmunológico del camarón; logrará que el crecimiento mejore, lo que significa mayor productividad por hectárea.

Hasta el cierre de junio Ecuador exportó $ 1.400 millones, que  equivale a 400 millones de libras. Este sector genera 200 mil plazas de empleo.

Por su parte, la alcaldesa de Durán, Alexandra Arce, dio la bienvenida a la inversión extranjera y destacó que esta construcción representa trabajo local. “Hemos laborado en ordenanzas y estímulos tributarios para que los inversionistas que vengan al cantón, mientras más mano de obra local tengan van a pagar menos impuestos a la ciudad”. (I)