“Es necesario abrir el abanico de exportación”

- 29 de mayo de 2017 - 00:00
Silvana Vallejo, Directora Ejecutiva de Proecuador.
Foto: Archivo / El Telégrafo

El 80% de los participantes que vendrán a la macrorrueda de negocios en Guayaquil son Mipymes.

El 6 y 7 de junio el Centro de Convenciones de Guayaquil acogerá la VI edición de la Macrorrueda de Negocios Ecuador 2017, con la participación de compradores internacionales y exportadores nacionales de 14 sectores. Al momento se han confirmado 3.100 citas de negocios.

Silvana Vallejo, directora de Proecuador, en entrevista con EL TELÉGRAFO, indicó que en la macrorrueda de 2016 se generaron expectativas de ventas por $ 290 millones, de los cuales se concretaron  $ 260 millones.

Por instrucción del recién posesionado ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana, el instituto evaluará el rendimiento de sus 31 oficinas localizadas en 26 países -con un rango de influencia que llega a 64 países- y otros agentes de promoción.

El viernes Vallejo se trasladó a Rusia para tomar contacto con la oficina de promociones de ese país, a fin de intercambiar información  con miras a expandir negocios.

¿Qué expectativas existen en torno a la macrorrueda de Guayaquil?

Se ha convertido en uno de los hitos comerciales más grandes del país. Este año asistirán 170 compradores internacionales de diferentes países. Ahora van a participar por primera vez ocho países. Van a estar presentes 600 empresas exportadoras.

Esperamos alcanzar ventas de $ 240 millones. De lograrse eso significa que la inversión de Proecuador es bastante rentable, porque por cada dólar invertido en esto estarían retornando al país $ 32.

¿Cómo se logró atraer a los inversionistas al evento?

Es un trabajo de gestión que hacemos con todas las oficinas comerciales que tenemos en el mundo. Primero analizamos nuestra oferta exportable, luego la tendencia de mercado de los países donde nos encontramos y gestionamos con cadenas de supermercados, inversionistas e importadores. En la invitación presentamos una lista de oferentes, en algunos casos presentamos un tipo de producto. La condición es que vengan los directivos de cada empresa para tomar decisiones.

¿Cuál es el perfil de los exportadores?

Nuestras empresas han venido trabajando con Proecuador. Han recibido capacitaciones, asistencia técnica y, sobre todo, ya tienen listo un producto de exportación. Algunas ya han exportado y para otras es la primera vez que van a tratar de hacerlo con asistencia de Proecuador.

¿Estarán empresas de todos los tamaños?

El 80% son Mipymes y de la economía popular y solidaria (EPS). No hemos priorizado productos ahora, porque creemos que es necesario abrir el abanico de exportación. En esta ocasión va a participar el sector de servicios, entre ellos, software y turismo.

Lo más novedoso es que este año incorporamos el programa denominado 593, que consistió en localizar a nuestros migrantes. Ya no son gente de bajos recursos que no tienen empleo, han crecido y algunos tienen sus negocios propios y ellos pueden convertirse en futuros importadores.

Hemos localizado 83 migrantes ecuatorianos importadores en España, Estados Unidos e Italia. Con ellos se hará una mesa de negociación virtual, que no se ha realizado antes en Ecuador.

¿Cómo ha influido Proecuador en el incremento de las exportaciones no petroleras?

Hemos hecho más promoción internacional. Todos los días, en alguna parte del mundo, se habla de Ecuador y de su oferta exportable.

También iniciamos este año una estrategia de copago. Algunos exportadores pueden incurrir con los costos de construcción y espacio en ferias y eso nos ha permitido que subsidiemos a 80 Mipymes más y podamos estar en 12 ferias internacionales adicionales.

Nos interesa diversificar los productos no tradicionales. En 2016 logramos incorporar 110 nuevos productos, como radares de aeronavegación, que se venden a Brasil, hasta uvilla deshidratada que ingresó a Alemania.

¿Cuáles son las primeras acciones definidas con el nuevo ministro de Comercio Exterior?

La prioridad que nos ha indicado el ministro Pablo Campana es la atracción de inversiones, que es otra línea en la que trabaja Proecuador. La próxima semana habrá una reunión en donde se examinará una hoja de ruta con los posibles negocios que pueden irse concretando.

La otra prioridad es promocionar Marca País y el fortalecimiento institucional. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: