Jueves, 01 Junio 2017 00:00 Economía

Delltex negocia con universal estudios, nbc y hasbro para reproducir los personajes en cobijas

Empresas ecuatorianas innovan para el público infantil

Las cobijas son confeccionadas con la técnica de tejido raschel, única en América Latina.
Las cobijas son confeccionadas con la técnica de tejido raschel, única en América Latina. Foto: Miguel Jimenez / EL TELÉGRAFO

Compañías como Edesa S.A., Delltex y Jabonería Wilson cuentan con productos para niños. Pequeños emprendimientos también apuntan a este mercado.

Redacción Economía

La gama de productos infantiles presentes en el mercado es amplia. Las industrias, desde limpieza, textiles, juguetes y hasta inodoros, ofrecen accesorios dirigidos exclusivamente para los más pequeños del hogar.

Este tipo de productos necesita un tratamiento especial, tanto en su fabricación, pues tienen que garantizar seguridad para los infantes; como en su promoción para que sean atractivos para los padres y entretenidos para los ojos de los niños.

Empresas ecuatorianas no han descuidado este segmento y cada vez innovan más para servirlo.

Una de ellas es Delltex, compañía dedicada a la elaboración de hilos, telas y cobijas. Con estas últimas llegan al público infantil y representan el 30% de las ventas de mantas de la fábrica al año.

Con mano de obra ecuatoriana producen cobijas para bebés y niños. En el primer caso las particularidades de las cobijas es que sean antialérgicas y antihongos, explicó Santiago Andrade, coordinador de Marketing de Delltex.

“Para los bebés de hasta 2 años, el target principal son las madres. Siempre quieren que sus hijos se vean lindos y seguros, por eso les entregamos un producto con estas características”, agregó al mostrar una manta con un diseño animado.

Solo en esta rama, desde enero hasta la fecha, Delltex ha producido 17.210 cobijas para bebés. La planta, ubicada en Cumbayá, tiene capacidad para producir 60.000 cobijas mensuales.

Para los niños entre 8 y 12 años, la empresa produce una línea de cobijas con temáticas de moda. Han  invertido en licencias internacionales por un valor estimado en
$ 129.000 para ofrecer cobijas con los personajes de Transformers, Minions-Mi villano favorito, Jurassic World, Peppa Pig, etc.

Las licencias son seleccionadas de acuerdo al rating del show televisivo o a la coyuntura del próximo estreno de una de las películas de interés del público objetivo. Andrade comentó que con dos años de anticipación reciben las carteleras cinematográficas para preparar los diseños.

La empresa negocia con proveedores como NBC, Universal y Hasbro para establecer los mínimos garantizados de producción, y aprueban auditorías exigidas por estas firmas internacionales.

El inodoro infantil tiene una altura de 56 cm. El botón de descarga está en la parte superior y permite ahorrar más del 50% de agua. Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

Otro producto que ingresó al mercado en 2006 y se renovó en 2013 es el inodoro Kinder, elaborado por Edesa S.A. “Las empresas más exitosas son las que se adaptan a las necesidades del mercado. Este inodoro brinda a (los niños) independencia, seguridad y comodidad. El hecho de dejar el pañal es una etapa compleja y ese producto lo facilita” dijó Andrés Valverde, Gerente de Productos Sanitarios.

Su target son los niños entre 3 y 9 años, pero se difunden tanto para escuelas, aeropuertos y centros comerciales, como para los hogares. “Es un producto en crecimiento, poco a poco se convierte en una exigencia”, dijo Valverde.

En Quito también se encuentra ‘Gusto de Vida’, que es un espacio en el que se crean juguetes didácticos para niños de entre 1 y 15 años.

En el almacén se pueden adquirir objetos lúdicos, como plataformas con figuras geométricas, gusanos, gatos y perros en colores y hasta ‘chismosos’ (adorno colgante que si es movido suena) con adornos de madera.

Washington Carvajal es el mentalizador de este emprendimiento que se encuentra en el mercado hace un año. Este artesano explicó que el emprendimiento nació con la idea de ofrecer juguetes para desarrollar las habilidades cerebrales en los niños. El precio de los objetos varía del tamaño y de la complejidad del diseño. Por ejemplo, un rompecabezas puede costar entre $ 10 y $ 30, toboganes para mejorar la concentración $ 30, joyeros de entre $ 10 y $ 20, entre otros.

En cuanto a limpieza, Jabonería Wilson ha innovado el sector a través de la marca Cierto. Hace unos 25 años ofrecen productos dedicados a los más pequeños.

“Sabemos que son los miembros del hogar más delicados y propensos a enfermedades y bacterias. Vimos la necesidad de crear un detergente líquido hipoalergénico con pH neutro para que proteja la piel del bebé y que los tejidos de la ropa queden suaves”, indicó la empresa a través de una entrevista vía correo electrónico. Sus productos son aprobados por la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. (I)

ENLACE CORTO

Promo-galeria (2)

Google Adsense