Entrevista / Carlos De la Torre / Ministro de Economía y Finanzas

"El traslado del dinero electrónico al sistema financiero no es un tema político"

- 04 de Septiembre de 2017 - 00:00
Carlos De la Torre, ministro de Economía y Finanzas
Foto: Mario Egas / El Telégrafo

El acuerdo incluye a la banca pública, privada y cooperativas, aclaró el Ministro. Si no se cumplen las metas de reducir el uso de efectivo, los nuevos actores deberán hacer compensaciones.

Entre 2015 y 2016 la demanda de dinero físico significó la colocación de $ 2.000 millones anuales provenientes de las reservas internacionales del Banco Central del Ecuador (BCE), factor que podría incidir negativamente en la sostenibilidad de la dolarización.

Tras la confirmación de que el sistema de dinero electrónico dejará de ser operado por el Central, Carlos de la Torre habló con EL TELÉGRAFO sobre temas que generaron ciertas confusiones.

¿Cómo va a funcionar el dinero electrónico en el sistema privado?

No hay variación en el concepto fundamental de operación. Dentro de los objetivos del gobierno está fortalecer la dolarización y se tienen que tomar acciones en este sentido. La idea del dinero electrónico es generar un mecanismo de pago alternativo que no requiera que los usuarios tengan una libreta de ahorros o una cuenta corriente en el banco.

Las cuentas que están en el BCE son equivalentes a una cuenta corriente. No es dinero diferente del dólar.

Se ha llegado a un acuerdo con las entidades del Sistema Financiero Nacional públicas y privadas, a efectos de que puedan operar este mecanismo para alcanzar el objetivo técnico de fortalecer la dolarización. No es un tema político. Hemos visto que con el Banco Central no se desarrolló en la forma y velocidad requeridas.

El BCE trasladará su plataforma a las cooperativas y banca pública, ¿en qué consiste el proceso?

El Banco Central tiene el sistema que se desarrolló para la propuesta inicial del proyecto y la banca privada está planteando otro sistema, pero en definitiva es lo mismo, no puede ser diferente. Lo que cambiará serán elementos de forma, pero en el fondo tiene que trabajar exactamente igual.

En el caso de las cooperativas, estas se integrarán al que ya está desarrollado (por el BCE), simplemente por un tema de costos, porque es bastante costoso crear un sistema de estas características. Es un sistema al que podrían interconectarse las entidades que son pequeñas.

No tendrá costo para las cooperativas. La idea es no establecer barreras de entrada. El programa de la banca privada tendría un costo de acceso para otro tipo de entidades.

Todas las transacciones que se realizan en la economía ecuatoriana confluyen dentro del Sistema Nacional de Pagos, es lo que nos permite, por ejemplo, girar cheques de un banco y depositar en otro, de la misma manera va a funcionar con el dinero electrónico, sin importar si es la plataforma de los bancos privados o la que trasladará el BCE.

Las cuentas que ahora tiene el Central tendrán que pasar a los bancos o cooperativas, dependiendo de la voluntad del usuario.

¿Esto fue parte del acuerdo para crear un ecosistema de pagos?

Desde el lado oficial entendemos que se tienen que establecer elementos que vuelvan atractivo a las entidades financieras, pero principalmente a los usuarios, el uso de mecanismos electrónicos.

Esto no es un tema de economía política, de que se han cedido espacios de un lado (Gobierno) y ganado desde otro (banca privada). Es una necesidad completamente práctica de reducir la demanda de efectivo si queremos mantener la dolarización.

De lado de los nuevos actores esto implica responsabilidades y se va a hacer una evaluación de cumplimiento de metas y si no se cumplen van a tener que compensar ese dinero físico que no se pueda reducir.

Los sistemas en manos de las cooperativas y bancos privados estarán sujetos a todas las regulaciones de las autoridades monetarias y financieras.

¿Las reformas al Código Monetario solo serán sobre el dinero electrónico?

Sobre medios de pago electrónico. Lo que permita que el sistema funcione en términos normativos.

Se espera que el ejercicio de revisión del Código se lo haga en las semanas siguientes.

¿Qué opina del cambio de discurso de la banca privada?

Debemos entender que desgraciadamente no permitió que se desarrolle más rápido el dinero electrónico en manos del Banco Central, pero no se puede ignorar que desde hace un poco más de un año sí ha habido un avance importante, sin embargo necesitamos que se amplíe todavía más para que sustituya el dinero físico. Hubo elementos políticos, argumentos que al evaluarlos con bases técnicas no fueron ciertos. Son más bien elementos estructurales, culturales, que pueden irse solventando si es que el mecanismo puede ampliarse de forma masiva, y se utiliza el sistema financiero porque tiene canales más directos con el público.

Existen apreciaciones que han hecho los banqueros de tomarlo como un triunfo político. Los medios han resaltado el papel de la banca privada cuando en realidad fue un acuerdo de cuatro partes: el Gobierno Nacional, la banca privada, las cooperativas y la banca pública. (I)

Últimas noticias