En Santo Domingo de los Tsáchilas solo se siembran hasta 2 hectáreas

El saco de 42 kg de limón se vende a $ 80 en fincas

- 08 de Septiembre de 2017 - 00:00
En los mercados de Machala la fruta que se vende proviene, mayoritariamente de Colombia.
Foto: Fabricio Cruz / EL TELÉGRAFO

Santa Elena, Manabí y Guayas reúnen la mayor parte de la producción. En tiendas se paga hasta $ 0,25 por unidad.

Guayaquil - Machala.-

Hasta la cosecha pasada el saco de limón alcanzaba un precio máximo de $ 40, y por lo general el costo por los 42 kilogramos (kg) oscilaba entre $ 14 y $ 17.

En la actualidad, en las fincas de Santa Elena, los compradores pagan hasta $ 80 por la misma cantidad. La producción bajó en más del 40%, según cálculos de los productores. Lenín Mera, exdirector provincial del Ministerio de Agricultura en Santa Elena, explicó que el clima afectó la producción. “Las garúas se adelantaron y en este mes, que es el pico de producción, el exceso de agua no permite que el árbol florezca y por ende no da frutos”.

Ante este escenario los productores no pueden hacer nada. En Santa Elena hay aproximadamente 400 hectáreas (ha) de sembríos de limón.  “En este momento lo que está haciendo el productor es tratar de cosechar todo lo que existe para tratar de vender todo lo que tiene”. Eso se siente en una provincia que vive del turismo; el limón es una de las bases de los cebiches.

Esta situación se replica en otros sitios como en Manabí y Guayas. La solución parcial, según Mera, es que el agricultor trate de estimular la producción de flores. Lo positivo es que el limón crece todo el año, aunque en menor cantidad.

Intendencia controlará precios

En Machala, el saquillo de limón llega a costar hasta $ 160, lo que causó alarma entre los consumidores. Esta situación se evidenció desde hace 20 días. Antes el costo era de solo $ 15.

En cada saco vienen entre 800 y 1.000 unidades, dependiendo del tamaño. En la capital orense, los  comerciantes venden 5 limones grandes a $ 1; si se quiere un tamaño mediano solo aumenta uno más y si se escogen los más pequeños. Así se pueden adquirir hasta ocho limones por ese precio.

Mientras que en los mercados de Guayaquil los consumidores finales adquieren el producto en $ 0,25 centavos por unidad, lo que ha causado la protesta de los ciudadanos en las redes sociales.

Según los comerciantes, el precio del cítrico no deja de subir. La situación climática afectó también a los países vecinos. En Machala, la tesis que manejan los comerciantes para justificar el costo es que en Perú el clima provocó la baja producción agrícola. Hablan de la presencia de un fenómeno, que ellos llaman el ‘Niño Costero’, lo que se refleja en las bajas temperaturas.

Los comerciantes de este producto en la población peruana de Aguas Verdes manifestaron que la fruta que se comercializa en el norte de Perú es importada desde Colombia. De ahí destinan una cantidad para distribuirla a los mercados del sur ecuatoriano. Estos son los principales factores que han contribuido con el encarecimiento del producto.

Pedro Baldeón, comerciante del cítrico, expresó que no hay cosecha en Huaquillas, Arenillas, Pasaje o Santa Rosa, ciudades donde se produce y comercializa el producto.

El vendedor recordó que “en julio se daban 30 o 40 limones por $ 1, producto de buena calidad, pero ahora debemos dar solo cinco o seis limones por la misma cantidad y es el colombiano, que por el traslado llega muy estropeado”.

Una queja generalizada es que la presencia de los intermediarios provoca que el precio se incremente mucho más. “Como el producto está escaso, los comerciantes mayoristas se aprovechan de la situación y les venden a un elevado costo”.

Por esta razón, la Intendencia de Policía de El Oro ejecutará controles para evitar la especulación de precios. El responsable de la entidad, José Correa, mencionó que durante operativos de control en agosto encontraron una exagerada alza en el precio del cítrico.

Reiteró que ante esta situación han elevado los informes respectivos al Ministerio del Interior, y van a tomar acciones, sobre todo en los mercados mayoristas.

El comerciante Alberto Aguilar indicó lo mismo: que la fuerte temporada lluviosa que padeció Perú también es una causa del desabastecimiento puesto que las inundaciones arrasaron con los sembríos.

En Santo Domingo desaparece la producción de limón

Alrededor de 70 hectáreas ocupaban los árboles de limón en Santo Domingo de los Tsáchilas hace seis años. Pero ahora esa extensión no supera las dos hectáreas de sembríos y junto con Quinindé y Quevedo no sobrepasan las 10 ha.

Roberto Flor, de ProLimón, explicó que “los productores no aguantan mucho las pérdidas, por eso han migrado a otros productos, porque no pueden sostenerse”.

El agricultor detalló que antes; en octubre, noviembre y diciembre era la mejor época porque México no produce esos meses y por ello se exportaba. Pero ahora la baja producción no abastece para la exportación.

La variedad del cítrico que más se comercializa en el país es la que se conoce como sutil o criollo; la lima no se siembra en gran cantidad porque no hay demanda. (I)