Martes, 10 Octubre 2017 00:00 Economía

La mitad de lo generado en 2016 corresponde a bonos de deuda interna o papeles del Estado

El negocio bursátil solo creció 3% en 23 años en el país

El negocio bursátil solo creció 3% en 23 años en el país

Desde la aprobación de la Ley del Mercado de Valores, en 1993, el sector pasó del 5% al 8% en relación al Producto Interno Bruto.

Redacción Economía

El mercado bursátil en Ecuador generó más de $ 8.000 millones en 2016, equivalente a cerca del 8% del Producto Interno Bruto (PIB). De esa cantidad, $ 4.500 millones corresponden a bonos de deuda interna o documentos emitidos por el Estado, lo cual evidencia poca participación del sector privado.

Convertir a las bolsas de valores en una alternativa rentable de hacer negocios y obtener financiamiento rápido fue uno de los temas abordados dentro del Consejo Consultivo Productivo y Tributario.

Pero para alcanzar ese propósito el primer paso es que las autoridades vean al mercado bursátil como un sector estratégico para el crecimiento de la economía, comentó Gilberto Pazmiño, presidente de la Bolsa de Valores de Quito (BVQ), en una entrevista con EL TELÉGRAFO.

La escasa negociación de los privados no es más que uno de tantos semáforos que se prenden como una  alerta sobre el mercado de capitales. “Tenemos una década perdida en este tema, porque los competidores de nuestro país han crecido y acelerado mucho más rápido”, anotó.

Apoyado en estadística de la Bolsa mencionó que la primera Ley de Mercado de Valores fue expedida el 28 de mayo de 1993, para el año siguiente (1994) los montos negociados representaban el 5% del PIB;  pero 23 años después (2016) apenas habían subido el 3%.

Durante ese mismo tiempo países como Colombia y Chile tuvieron un salto muy alto pasando de 12% a 206%, en el caso colombiano, y de 70% a 300%, en el caso chileno.

De las 75.000 organizaciones registradas en la Superintendencia de Compañías, explicó Pazmiño, 25.000 son descartadas del negocio bursátil porque son de papel o tienen poca actividad, y de las 50.000 restantes solo 391 son emisores inscritos en las bolsas de valores de Quito y Guayaquil. (Ver infografía).

Además, entre 2012 y 2016 el número de emisiones por año (obligaciones, papel comercial y titularizaciones) bajó de 122 a 66.  

Uno de los factores que llevaron a esta situación, dijo, es el impuesto a la utilidad en venta de acciones ya que Ecuador tiene una alta tarifa mientras que en países de la región “no existen límites o tienen montos deducibles muy elevados”.

Mencionó que el desarrollo del mercado financiero permitirá concretar varios objetivos del Plan de Gobierno del presidente Lenín Moreno; por ejemplo la democratización del paquete accionario, atraer inversión extranjera, recanalizar el ahorro nacional hacia el sector productivo, fortalecer la transparencia  empresarial y reducir la dependencia del sistema financiero.

“El mercado de valores provee con financiamiento a pequeñas, medianas y grandes empresas; vincula el ahorro nacional con la inversión; otorga mejores tasas de interés y mayores plazos frente al sistema bancario”, comparó Pazmiño recalcando que no existen montos mínimos ni máximos para ingresar al negocio de capitales.

Las acciones que proponen empiezan por reformar la ley vigente,  generar incentivos y nuevos productos, y eliminar costos que no agregan valor.

Crear un mercado secundario con reales recursos con participación de los fondos administrados por el Biess y promover un fondo público-privado con recursos para financiar el emprendimiento, entre otras recomendaciones.

Desde el Gobierno empiezan a darse algunos avances. La Corporación Financiera Nacional (CFN) tiene colocados $ 40 millones en las bolsas de valores que sirven como apoyo de financiamiento para el sector productivo en el mercado primario y secundario.

“Es importante el mercado secundario porque impulsa la participación de pequeños inversionistas. Para esas personas que necesitan liquidez, nosotros (CFN) recompremos esa inversión”, señaló en días pasados Santiago León, director de la Corporación.

Por otro lado, el Ministerio de Minería desarrolla una alianza estratégica con la Bolsa de Valores de Toronto (Canadá), a fin de facilitar los negocios relacionados a la actividad minera.

Si bien ambos aspectos son positivos, Pazmiño indicó que se requieren más esfuerzos para lograr que el mercado de valores ecuatoriano sea realmente competitivo y brinde importantes beneficios. (I)

--------------------------------

Jóvenes pueden invertir desde $ 1.000

Durante la Semana del Inversionista que se realizó hace pocos días en Guayaquil, varios representantes del mercado bursátil expusieron a la ciudadanía los servicios de inversión disponibles.

Gonzalo Cucalón, gerente de la casa de valores Banrio, explicó que todos quienes cuenten con fondos de ahorro pueden realizar inversiones. Él recomendó empezar con $ 5.000. Sin embargo, la entidad a la que él representa también tiene productos para que jóvenes puedan colocar desde $ 1.000 en el mercado.

Baddi Núñez, operador de valores de Ventrura, explicó algunas ventajas de invertir en el mercado bursátil. “Los bancos captan recursos y es su potestad ubicarlos en donde ellos decidan, mientras que una casa de valores brinda el asesoramiento para que el cliente decida dónde invertir su dinero”. Además, estas conectan al inversionista con el emisor y es el dueño del dinero quien decide si adquiere obligaciones, acciones o bonos.

Clara Terán, de Plus Bursátil, indicó brevemente la diferencia entre estos productos. Las acciones, por ejemplo, tienen renta variable y dependen de las condiciones y actividades de la empresa en su día a día; mientras que las obligaciones tienen renta fija y se establecen las condiciones de ganancia desde el inicio de la inversión.

Según datos de la Superintendencia de Compañías, existen 36 casas de valores a nivel nacional y operan en la Bolsa de Valores de Quito y Guayaquil. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Ultimas noticias

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET