La entidad atenderá hoy en Guayaquil y quito

El BCE recepta los reclamos de los deudores de buena fe

- 17 de junio de 2017 - 00:00
La exministra de Economía, María Elsa Viteri (izq), asesora voluntariamente a un grupo de deudores de la banca cerrada durante el feriado bancario.
Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

Los perjudicados por la banca cerrada en el feriado bancario de 1999 piden revisar las inconsistencias de sus casos.

Hoy vence el plazo para que los deudores de la banca cerrada presenten al Banco Central del Ecuador (BCE) la documentación que justifique inconsistencias en sus casos, de acuerdo con el artículo 2 de la Ley Orgánica para la Reestructuración de las Deudas de la Banca Pública, Banca Cerrada y Gestión del Sistema Financiero Nacional y Régimen de Valores.

La norma publicada el 18 de abril en el Registro Oficial 986, estableció 60 días desde su promulgación para que los deudores sustenten sus reclamos en caso “de existir errores de fondo y de forma en las escrituras de cesión de activos, bases de datos, archivos documentales transferidos al BCE, así como nuevas evidencias documentarias de pagos que afecten derechos”.

Lo expuesto obedece a que varios perjudicados del Feriado Bancario de 1999, conocidos como Deudores de Buena Fe, han denunciado en reiteradas ocasiones supuestas irregularidades en el manejo de sus procesos y, con ello, pérdida de documentos relevantes que no solo darían cuenta del cumplimiento de sus obligaciones -totales o parciales-, sino también deudas que no habrían contraído.

Para que la solicitud de rectificación sea aceptada, la ley instruye a los interesados a presentar una declaración juramentada en la que se adjuntarán los documentos correspondientes a las inconsistencias demandadas.

Por esto el BCE, a través de un comunicado, informó que las oficinas del Proyecto Banca Cerrada recibirán los reclamos hoy desde las 08:30 hasta las 17:30. En Quito la atención será en el edificio matriz, ubicado en la avenida 10 de Agosto y Briceño. En Guayaquil se lo hará en la calle Francisco P. Icaza, entre Pedro Carbo y Pichincha.

Los deudores que ya han presentado sus carpetas asimilan el trámite de diferente manera.

Patricia Bastidas asegura que si bien existe apoyo constante por parte de los responsables del proyecto, no ocurre lo mismo con los mandos medios. Según dijo, retrasan el proceso con más tramitología.

Bastidas, cuyo problema surgió por una deuda con el extinto Filanbanco en 1997, mencionó que aún no ha recibido una respuesta sobre su situación pese a haber presentado la documentación en abril.

Por otro lado, Cecilia Bossano, no tiene quejas en la atención recibida. Al contrario, confía en cerrar finalmente el problema que arrastra desde 1999 por un litigio con Filanbanco.

Presentó dos rectificaciones, pero solo recibió respuesta de una, sobre la que dijo el BCE ya está trabajando. El otro pedido no habría sido atendido por inconsistencias en los registros, pero no descarta que la entidad revalúe y lo incluya.

Por otro lado, María Elsa Viteri, asesora de 20 deudores, indicó que todos sus representados hicieron las reclamaciones, de los cuales cuatro casos ya ‘salieron del problema’.

Manifestó que en Guayaquil los trámites se han realizado con más agilidad que en Quito, donde habría retrasos en casos relacionados con coactivas. No obstante, también es optimista en que el proceso finalizará con resultados favorables para los afectados.

El BCE también informó que las solicitudes para la suscripción de convenios de recálculos se efectuarán el lunes 17 de julio. La ley dispone contratar un seguro de desgravamen para estas operaciones. Bossano indicó que existen inconvenientes en las instituciones financieras para obtener el seguro.

EL TELÉGRAFO consultó al Banco Central sobre cuántos reclamos ha receptado y cuál es el proceso que sigue después de eso, pero hasta el cierre de esta edición no se obtuvo una respuesta. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: