Martes, 20 Junio 2017 00:00 Economía

A través del sercop se han adquirido 426 tipos de medicinas

Ecuador ahorra $ 21 millones en la compra de medicamentos para tratar el cáncer

Los tratamientos contra el cáncer tienen un costo que van desde $ 50.000 hasta $ 150.000.
Los tratamientos contra el cáncer tienen un costo que van desde $ 50.000 hasta $ 150.000. Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

La articulación interinstitucional de las entidades de salud pública, control sanitario y compras públicas permiten garantizar el derecho al acceso de fármacos para los ecuatorianos.

Redacción Economía

Esperanza Mieles tiene 62 años y vive en Manta, Manabí. Hace un año fue diagnosticada con cáncer de mama. El tumor maligno se alojó en su seno izquierdo y hace dos meses fue sometida a una intervención quirúrgica para extirparlo.

Esperanza concurre a varias consultas médicas para cuidar de su salud, pero de forma específica y puntual, cada 21 días se traslada al hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), de Portoviejo, para recibir las medicinas y vacunas que evitan que se propaguen las células cancerígenas en su cuerpo y provoquen consecuencias fatales.

“Le estamos colocando $ 5.000 en el brazo”, es lo que Esperanza recuerda que la médica que la atendió le dijo el día que le pusieron la primera de las 19 dosis de medicina que recibirá.

“Ese día me colocaron dos”, acota Esperanza al reflexionar sobre lo costosa que es la medicación que deben recibir las personas que sufren problemas oncológicos.

Como muchos, Esperanza es beneficiaria del servicio de salud que brinda el Seguro Social a sus jubilados y afiliados. Ella está consciente de que si no formara parte de la Red Pública de Salud (RPIS), el tratamiento de su enfermedad no sería sencillo ni accesible, ya que cada ampolla del medicamento puede costar entre $ 1.200 y
$ 2.000.

Esa es la realidad que se vive a lo largo y ancho del mundo, pues de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) los tratamientos contra el cáncer van desde $ 50.000 hasta $ 150.000 y se teme que esos costos, impuestos por las grandes casas farmacéuticas, se conviertan en insostenibles para los Estados.

“Solo tengo que decir gracias, porque de mi bolsillo no habría podido. Si me dices una, tal vez hago el esfuerzo de ver cómo la consigo; pero 8, y las que todavía recibo ahora. Voy por la primera caja de 5 años de medicina que debo recibir”, cuenta Esperanza.

Como con ella, el Estado ecuatoriano asume el costo de las medicinas que reciben los usuarios de la RPIS y desde 2016, a través de la Compra Corporativa de Medicamentos, liderada por el Servicio Nacional de Compras Públicas (Sercop) se han logrado ahorros no menores a $ 300 millones en los 426 tipos de medicamentos adquiridos.

El tratamiento para el cáncer y varios de los principios activos que se adquieren en el sistema público de salud tienen costos elevados, debido, principalmente, a la persistencia de una sola empresa farmacéutica internacional que era  proveedora. Es el caso de bevacizumab, anticuerpo monoclonal humanizado, que se administra en diagnósticos de cáncer en los que ya ha existido metástasis.

De esta manera la articulación entre el Ministerio de Salud Pública, la Agencia de Regulación y Control Sanitario y el Sercop han permitido cambios sustanciales en los precios de adquisición de medicamentos en Ecuador sin alterar su calidad, seguridad y eficacia.

Luego de las investigaciones y estudios pertinentes, a inicios de junio de este año, la Agencia de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) otorgó el registro sanitario a más empresas, permitiendo que haya concurrencia y participación en las ofertas para adquirir los medicamentos que compra el Estado. De esta manera el medicamento bevacizumab experimentó una disminución en su costo de 1.000%.

El precio de venta al público de este compuesto es de $ 600, en su presentación de caja x vial x 4ml, y de $ 2.192 en la presentación de caja x vial x 16 ml. La competencia transparente entre participantes permitió que se adjudique dicho medicamento a $ 172 y $ 262, respectivamente, en sus diferentes presentaciones.

Con este procedimiento de compra pública, el Estado logró un ahorro de $ 21 millones en la adquisición de 13.252 unidades de bevacizumab de 4 ml y 8.140 unidades de 16 ml, para los siguientes dos años.

Pero no solo los pacientes de cáncer han sido testigos de los beneficios que una adecuada articulación entre instituciones hace para garantizar el derecho a la salud de los ecuatorianos.

Javier Córdova, presidente de la Fundación Hemofílica Ecuatoriana (Fundhec), dio a conocer que el tratamiento de los pacientes con esta enfermedad, catastrófica, rara y huérfana a la vez, ha dado un giro de 360 grados, en comparación con la importancia que se le daba hace 10 años.

“Hoy, la ley nos ampara. Hay un buen sistema probado que abastece mensualmente una bodega general y sabemos que se distribuye a cada hospital público”, dice Córdova, asegurando que las gestiones de compra pública en materia de medicinas han determinado que en Ecuador la salud de los seres humanos está por sobre las lógicas de empresas que no velan por el bienestar de los pacientes, sino de sus bolsillos. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Ultimas noticias

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET