Martes, 10 Enero 2017 00:00 Economía

Entrevista / Diego Martínez / ministro coordinador de Política Económica

"Dejaremos al país con la mayor liquidez"

"Dejaremos al país con la mayor liquidez"
Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo

La economía nacional empezó a recuperarse a mediados de 2016, luego de cuatro trimestres con tasas negativas.

Redacción Economía

La economía nacional registrará en el año que acabó un decrecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) cercano a -1,7%, según cifras oficiales. Pese a ello, 2016 también marcó la senda para la estabilización y dio paso a que 2017 sea considerado el año de la expansión. Es la apreciación de Diego Martínez, quien asumió la dirección de la política económica desde el pasado 19 de diciembre, tras 16 meses a cargo de la gerencia del Banco Central del Ecuador (BCE).

¿En qué se basa la recuperación en el segundo y tercer trimestre?

Así como durante cuatro trimestres consecutivos se presentaron tasas negativas desde el segundo trimestre de 2015, en 2016 vemos que la economía empieza a recuperarse. Esto significa que ha dejado de caer la actividad económica y que, por el contrario, empieza a aumentar. En la coyuntura vemos la recuperación de varios elementos.

La recaudación tributaria cayó fuertemente en los dos primeros trimestres del año, pero a partir del tercero, y en especial en el cuarto, el Servicio de Rentas Internas (SRI) informó que hubo incremento, frente al cuarto trimestre de 2015. Es decir, en términos interanuales, los impuestos empezaron a crecer nuevamente. Esto da cuenta de que las ventas aumentaron.

¿El crecimiento de las ventas fue por las donaciones del terremoto de abril o ya se lo esperaba?

No se relaciona con el tema del terremoto. Eso fue en el primer semestre y el dato del SRI es del último trimestre, cuando ya no está ese fenómeno. Se relaciona con la recuperación de ventas y también, por supuesto, por la época de fin de año que siempre es temporada alta. Lo que nos muestra es que las ventas en diciembre de 2016 fueron mayores a las del último trimestre de 2015. Otro indicador coyuntural es la recuperación de los depósitos en el sistema financiero privado. Diciembre cierra con depósitos por encima de los $ 28.000 millones, cuando en 2015 cerró con cerca de $ 24.500 millones. Son los más altos en toda la historia de la dolarización.

¿A qué se debe esto?

El Gobierno aplicó medidas que permitieron que la liquidez se recuperase. El shock externo que afectó a la economía ecuatoriana se dio desde 2014, durante 2015 y en 2016 se recrudeció. Fueron dos años consecutivos en los que se redujeron las exportaciones, algo que no se había visto desde hace 29 años. El reto fue cuidar que no se redujera la liquidez. Así como se redujeron $ 3.000 millones en depósitos en la banca durante 2015, en 2016 se recuperó más.

¿Qué otros factores aportaron?

Un tercer indicador es la liquidez de la reserva internacional, que se cerró en 2015 con $ 2.500 millones; en 2016 con $ 1.700 millones adicionales; es decir, un saldo final de casi $ 4.300 millones. Creció  como resultado de la aplicación de las políticas en el sector externo que permitieron que más dólares ingresaran al país. Me refiero a las salvaguardias que nos permitieron tener un saldo positivo de la balanza comercial de alrededor de $ 1.200 millones.

Otro indicador muestra una recuperación en la expectativa de los empresarios, también el índice de confianza del consumidor, entre otros elementos a los que hay que sumar la recuperación del crédito. Durante estos primeros cinco meses de 2017, hasta que acabe el mandato del presidente Rafael Correa, dejamos al país con la mayor liquidez que nunca ha tenido desde que está dolarizado.

La proyección de crecimiento de 1,42% para 2017 se apoya en el acuerdo de la OPEP que durará 6 meses, ¿qué han previsto en caso de que no se prolongue?

La proyección se hizo en función de un precio promedio del crudo de $ 42 por barril. A partir del segundo semestre del año anterior el precio se recuperó. Los primeros meses tuvimos valores que estuvieron ligeramente por encima de los $ 20. Desde el segundo trimestre empezaron a pasar los $ 30 y en el segundo semestre fueron cercanos a $ 40. En las primeras semanas de 2017 el crudo ecuatoriano está ligeramente por encima de los $ 42.

La previsión de 1,42% ya contempla la restricción de producción que debe hacer el Gobierno. No obstante de aquello, también tenemos un sector de refinería que sí puede abastecer en mejores condiciones al mercado doméstico. (I)

ENLACE CORTO

Promo-galeria (2)

Google Adsense

 

VISITE NUESTRO BLOG

VISITE NUESTRO BLOG