México, Irlanda y Reino Unido también han emitido títulos a 100 años plazo

Bancos colocaron bono argentino por $ 2.750 millones al 7,9% anual

- 21 de Junio de 2017 - 00:00
Luis Caputo, ministro de Hacienda y Finanzas, fue el encargado de justificar la colocación.
Foto: Internet

El ministro de Finanzas celebró la operación, mientras que economistas y otras dignidades critican la decisión y piden claridad en las cuentas.

Argentina sorprendió este lunes 19 de junio, al emitir por primera vez en su historia un bono por $ 2.750 millones a 100 años plazo y con un cupón de interés anual del 7,125% y un rendimiento del 7,9%, en un hecho que demuestra “la confianza de los mercados en el Gobierno para obtener financiamiento a muy largo plazo y con las tasas nominales más bajas de su historia”, según un comunicado oficial del Ministerio de Finanzas.

En la misma misiva oficial se manifiesta que, con esta operación, Argentina pasaría a formar parte del selecto grupo de naciones con emisiones de bonos soberanos a 100 años como China, Dinamarca o Suecia.

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, celebró que Argentina esté “más cerca de países normales, como Bélgica o México, que de Venezuela, con el cual el gobierno anterior (de la expresidenta Cristina Kirchner en el período 2007-2015) solía endeudarse a cinco años de plazo y a tasas del 15%”. La colocación del título público estuvo a cargo de los bancos HSBC y Citibank, Santander y Nomura, informó el diario La Nación.

Por su parte, Clarín consultó directamente a Caputo sobre la sorpresiva decisión y la situación del riesgo país. A lo que él contestó: “Si hace seis meses, cuando ganó Trump alguien nos hubiera dicho que podíamos financiarnos a 100 años a estas tasas, no lo hubiéramos creído. Vimos como la oportunidad para aprovechar el bajo nivel de tasas y financiarnos a un plazo que solo se financian los países con una economía ordenada”.

Sectores opositores han criticado la operación. Por ejemplo, Axel Kiciloff, anterior ministro de finanzas kirchnerista, mencionó en su cuenta de Twitter: “Así no se puede seguir.

El gobierno de (Mauricio) Macri se dispone a colocar deuda por un siglo. Sí, ¡100 años! Deuda que se va a pagar por 10 generaciones”. Sin embargo, para Caputo “financiarse a largo plazo y con tasas bajas es hacer una gestión responsable y cautelosa de la deuda”.

Pero no solo se critica el plazo, sino también el destino de estos recursos, ya que “van más de $ 100.000 millones y no se ha hecho nada”, según manifestó el senador Adolfo Rodríguez Saá, para quien el Gobierno se está endeudando para pagar déficit y gasto corriente y no en obras visibles generadoras de empleo.

Lo cierto es que desde la llegada de Mauricio Macri al gobierno, Argentina ha incrementado su deuda constantemente.

En apenas un año, el déficit fiscal aumentó 2,4 puntos porcentuales (pp), respecto al año anterior y representó el 6,1% del Producto Bruto Interno (PIB) anual, reportó la Cepal en un informe.

Los niveles de gasto público en el actual Gobierno se mantienen  prácticamente iguales a los de la anterior administración, en parte, debido a las presiones sociales y por las elecciones legislativas a celebrarse el próximo 22 de octubre.

Para Caputo, con esta operación se logra balancear los plazos de la deuda, así, la deuda de corto plazo (menos de un año) representa el 20% de la deuda total que actualmente bordea el 54% del PIB.

Del programa financiero, todavía resta colocar unos $ 2.600 millones en el mercado internacional en euros, yenes o francos suizos, y aproximadamente $ 3.000 millones en la plaza local. (I)