Actores de la Economía Popular y Solidaria se reunieron para consolidar propuestas

| 07 de Septiembre de 2017 - 15:57
Los actores de la Economía Popular y Solidaria discutieron propuestas para el mejoramiento de este sector.
FOTO: Foto: Mario Valiente / El Telégrafo

La mañana y tarde de hoy se realizó en Guayaquil el primer Congreso Nacional de la Economía Popular y Solidaria (EPS), con el objetivo de consolidar propuestas para el Gobierno, para que sean tomadas en cuenta en la Proforma Presupuestaria de 2018.

Desde las 09h00 se intalaron en el auditorio del Gobierno Zonal (Av. Francisco de Orellana y Justino Cornejo) mesas de trabajo,  que trataron temas de desarrollo y fomento productivo, transparencia, equidad, legislación, tributación, entre otros.

Andrés Carrera, Coordinador Nacional de la Confederación de Cámaras de Economía Popular y Solidaria del Ecuador, destacó que en el evento participaron 30 organizaciones de todo el país y 451 representantes legales de asociaciones que conforman la mano de obra de la EPS. "No solo vinimos a dar quejas, sino a dar propuestas de cómo económicamente podemos ayudar a surgir y mejorar el país", manifestó.

Una vez concluidas las conversaciones, se presentó el resumen de las solicitudes que serán remitidas a los representantes del Gobierno.

Una de las ideas es que se asigne el 25% del gasto público al fortalecimiento de la EPS, "ya que somos el 64% de la mano productiva del país", dijo Jenny Sangurima, presidenta de la Cámara de la Economía Popular y Solidaria de Guayaquil.

Peggy Bodero, presidenta de la Cámara Montubia de la Economía Popular y Solidaria, indicó que se propondrá que se reconozca a la EPS dentro del régimen laboral y tributario, ya que actualmente es "tratada de igual forma que la economía privada y se desconocen los conceptos básicos de su funcionamiento solidario". Instó, además,  a que se distinga que tienen "otra forma de funcionamiento económico", por lo que también necesitan "una seguridad social diferenciada".

En materia de tributación, reprochó que existen beneficios que se ofrecen a otros actores económicos y a los que la EPS no tiene acceso porque "no se la reconoce conceptualmente" en estos ámbitos.

Elvia Estupiñán, presidenta de la Red de Integración Económica de Servicios Globales de la EPS, indicó que otra propuesta es que se les pague con dinero electrónico, pero que la banca privada otorgue un porcentaje de la utilidad que les genere, para el desarrollo de proyectos de EPS.

Martha Almeida, representante de la red textil ASOALE, llamó a que la EPS "salga del discurso y ver proyectos concretos que sean direccionados a las bases" de estos grupos.

Durante el conversatorio, los representantes de las distintas organizaciones reafiarmaron, también, su compromiso de combatir la corrupción. (I)