Lunes, 19 Septiembre 2016 00:00 Economía

El servicio entró en vigencia hace un año

768 'amos de casa' se afiliaron al IESS

El ciudadano puede afiliarse directamente a través de la página web del IESS: www.iess.gob.ec.
El ciudadano puede afiliarse directamente a través de la página web del IESS: www.iess.gob.ec. Foto: Carina Acosta / El Telégrafo

Con la Ley de Justicia Laboral, ahora 172.000 trabajadores no remunerados del hogar cuentan con Seguridad Social.

Redacción Economía

El próximo 29 de septiembre se cumple un año desde que las personas trabajadoras no remuneradas del hogar (TNRH) pueden afiliarse al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). El beneficio fue creado en la Ley de Justicia Laboral y Reconocimiento del Trabajo en el Hogar, aprobada en abril de 2015.

Desde entonces y hasta agosto de este año, 172.000 ciudadanos se incorporaron al sistema de seguridad social, según cifras del IESS proporcionadas a EL TELÉGRAFO.

La Ley de Justicia Laboral reconoce el aporte de las personas trabajadoras no remuneradas del hogar. Ese es uno de sus principales logros, pues al modificar la Ley de Seguridad Social se incluyó, como sujetos de protección, a quienes realizan ese tipo de actividades.

Generalmente, el trabajo del hogar es desempeñado por mujeres, pero no es una tarea exclusiva de ellas. Por eso el beneficio no distingue géneros.

De la totalidad de nuevos afiliados al IESS, 171.390 son mujeres. Lo llamativo de los registros es que 768 hombres ingresaron a la Seguridad Social por ejercer labores domésticas en sus hogares.

El asambleísta de PAIS y miembro de la Comisión de Derechos de los Trabajadores, Fausto Cayambe, señaló que la ley no fue pensada solo para las amas de casa, sino para todos los ciudadanos que asumen la responsabilidad del cuidado de la casa, de los hijos y de la economía familiar.

Un estudio técnico elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) reflejó que el trabajo no remunerado del hogar equivale al 15,41% del Producto Interno Bruto (PIB). “Son más de $ 10.000 millones y eso exigía la creación de una política pública para estas personas, cuyo trabajo a veces es desvalorizado”, justificó el legislador.

Otros dos elementos que sirvieron de guía fueron: la universalización de la seguridad social y permitir que más adultos mayores reciban una pensión jubilar.

Según datos oficiales, en Ecuador existen cerca de 1,5 millones de personas -la mayoría mujeres- dedicadas a las labores domésticas, sin percibir ingreso alguno.

Cerca del primer año en vigencia del servicio, la vicepresidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Lilian Durán, recordó que durante décadas los colectivos sociales y agrupaciones de mujeres, presionaron para conseguir reconocimiento a las amas de casa, sin embargo, “faltó decisión política” de las autoridades de turno.
“Nosotros siempre hemos luchado por la equidad y la igualdad. Por eso es muy bueno que los hombres también se beneficien con esto”, subrayó Durán.

Una de las ventajas de la afiliación a la seguridad social consiste en que los trabajadores del hogar podrán gozar de una pensión por jubilación. Cayambe indicó que existen 1,4 millones de adultos mayores en el país, de los cuales apenas 400.000 reciben pensión.

“La mayoría de los que no tienen jubilación son mujeres que se dedicaban al cuidado del hogar, por lo tanto nosotros no queríamos que se repita o se incremente ese número”.

Las madres que reciben el Bono de Desarrollo Humano (BDH) pueden registrarse también. Hasta julio pasado, según el Ministerio Coordinador de Desarrollo Social, se inscribieron 163.652 beneficiarias.

Las personas TNRH pueden inscribirse a través de la página web del IESS: www.iess.gob.ec. Las aportaciones se medirán de acuerdo con los ingresos que perciban los integrantes del hogar; puede ser por parte del cónyuge, pareja en unión de hecho legalmente reconocida, hijos solteros que trabajen y que no formen parte de otra familia.

Dependiendo del nivel socioeconómico de los postulantes, las cuotas que tendrán que pagar al Seguro Social van desde $ 2 hasta $ 46,9. Adicionalmente, el Estado contribuye con un subsidio de 10,9%, 8% y 6%, según sea cada caso.

Los requisitos son: la cédula de ciudadanía (ecuatorianos); cédula o carné de refugiado (extranjeros); vivir en Ecuador; ser mayor de 15 años de edad; estar registrado en el catastro de información social del Ministerio Coordinador de Desarrollo Social. La afiliación será tomada en cuenta desde el momento que realice la correspondiente solicitud.

Aunque la afiliación al IESS avanza, Cayambe y Durán recomiendan a las autoridades intensificar las campañas de difusión para que más ciudadanos conozcan las ventajas de la ley. (I)

Beneficios

El afiliado recibirá pensión jubilar por vejez, muerte, invalidez y subsidio para funerales. La persona TNRH gozará de su retiro por vejez cuando registre 240 aportaciones mensuales (20 años de aportaciones) y haya cumplido al menos 65 años de edad.

La pensión por viudedad (muerte) se recibirá con 36 aportaciones mensuales para quienes tengan entre 26 y 45 años de edad; y con 60 aportaciones mensuales para las personas a partir de los 46 años de edad.

La pensión por incapacidad (permanente y absoluta) será recibida con 6 aportaciones mensuales para las personas que tengan entre 15 y 25 años de edad; con 36 aportaciones mensuales para los ciudadanos que tengan entre 26 y 45 años de edad; y con 60 aportaciones mensuales para aquellos a partir de los 46 años. (I)

ENLACE CORTO

Ultimas noticias

Últimas noticias

Promo-galeria (2)

Google Adsense

 

VISITE NUESTRO BLOG

VISITE NUESTRO BLOG