Viernes, 04 Noviembre 2016 00:00 Economía

58% de los ecuatorianos tienen capacidad de ahorro

El primer paso para elaborar un presupuesto familiar es anotar todos los gastos en una libreta.
El primer paso para elaborar un presupuesto familiar es anotar todos los gastos en una libreta. Fotos: Álvaro Pérez / El Telégrafo

En 2013, una encuesta determinó que el 56% de 5.000 personas no cuentan con ahorros para alguna emergencia.

Redaccion Economía

A puertas de que finalice 2016, las cuentas personales y familiares empiezan a ajustarse de cara al siguiente año. La planificación de las finanzas en el hogar es clave para evitar gastos innecesarios.

Expertos recomiendan estructurar un presupuesto. Pero antes de llegar a ese momento, primero se requieren conocer con detalle cuáles son los ingresos y egresos generados a diario.

¿Cómo hacerlo? El gerente de CTC Consultores y también asesor del Banco Internacional, Pablo Dávila, aconsejó anotar en una libreta los pagos realizados durante el día, desde una gaseosa hasta transacciones más grandes.

“Ningún consultor le puede decir a una persona cómo debe gastar su dinero; pero es cierto que si alguien no tiene pleno conocimiento de cómo están las finanzas en la familia, lo más probable es que esté tomando decisiones equivocadas”, aclaró Dávila.

La Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos en Hogares Urbanos y Rurales 2011-2012 (Enighur), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) en 39.617 hogares, reveló que el 58,8% de la población ecuatoriana tiene capacidad de ahorro, es decir que tiene más ingresos; mientras el 41,1% registra mayores gastos.

A criterio de Dávila, el presupuesto está compuesto de dos etapas. La primera, es el diagnóstico  basado en las anotaciones diarias de los gastos. Esos datos deben ser tabulados en egresos ‘evitables’ y ‘no evitables’. Con los ingresos, en cambio, la clasificación es entre fijos y variables.

Una vez consolidada esta información, la siguiente etapa es la proyección para los próximos 12 meses. “Aquí nos vamos a dar cuenta de que tendemos a gastar más dinero del que nos ingresa, y ahí vamos a tener que hacer recortes”, explicó el experto.

Agregó que ello implica suprimir gastos que se pueden evitar; en tanto, con los ingresos hay que observar si es posible aumentarlos empleando otras fuentes.

Los ahorros sirven para cubrir emergencias y alcanzar metas

El pasado 31 de octubre se celebró el Día Mundial del Ahorro, fecha instaurada en 1924 por el Congreso Internacional del Ahorro, con la finalidad de desarrollar mayor conciencia en los consumos.

Instituciones financieras del país dan herramientas digitales para que los usuarios aprendan a manejar mejor el flujo de su dinero y generar ahorros. El programa de educación financiera Tus Finanzas.ec recomienda tener un fondo de emergencia para afrontar “los momentos inesperados”, como despido, enfermedad u otra emergencia.

Propone una regla para evaluar la situación financiera y nivel de endeudamiento destinando el 50% de los ingresos a cubrir los gastos regulares (alimentación, vivienda, salud, educación, entre otros); un 40% a los egresos variables (entretenimiento, restaurantes, viajes) incluidos los gastos en tarjeta de crédito y otras deudas de consumo; y, finalmente, un 10%, como mínimo, para ahorro y cumplimiento de metas financieras.

Según la Enighur, el 24,4% de los gastos monetarios de consumo es destinado a adquirir alimentos y bebidas no alcohólicas, seguido por transporte con el 14,6%. En lo que menos gastan los ecuatorianos es en bebidas alcohólicas y tabaco con el 0,7%. El 48% del gasto de consumo de los hogares tiene como sitio de compra las tiendas de barrio, bodegas y distribuidores, los mercados y ferias libres abarcan el 30%.

Dávila sugirió no utilizar tarjeta de crédito para pagar gastos fijos, como alimentación, porque son rubros que se mantendrán. “Debemos tratar de cubrirlos con pagos de contado”, anotó.

Una encuesta realizada en 2013 a 5.000 ecuatorianos por la firma Aval, promotora del programa de educación financiera de Mutualista Pichincha, concluyó que el 56% de las personas consultadas no tienen ahorros para cubrir una emergencia, por lo que debería endeudarse. (I)

Datos

Los hogares del área rural destinan el 32% de sus gastos a alimentos y bebidas no alcohólicas frente al 22,6% que destinan los hogares urbanos.  

Del gasto corriente total de los hogares, el 77,2% es monetario y el 22,8% no monetario. Del gasto monetario, el 97,6% representa a gasto de consumo, que equivale a $ 2.393’571.816 mensuales.

La atención de salud ocupa el sexto lugar en la estructura del gasto corriente de consumo monetario mensual. A ese dicho, los hogares ecuatorianos dedican un 7,5%; es decir más de $ 179 millones.

Del total de ingresos no monetarios de los hogares, el 45,8% corresponde al calor imputado de la vivienda propia y cedida, seguido de los regalos recibidos con el 29,6%.

ENLACE CORTO

Promo-galeria (2)

Google Adsense

 

VISITE NUESTRO BLOG

VISITE NUESTRO BLOG