Sábado, 04 Febrero 2017 00:00 Mundo

John F. Kennedy firmó la Orden Ejecutiva Presidencial 3447 El 3 de febrero de 1962

$ 753.668 millones pierde Cuba por bloqueo

El bloqueo hace énfasis en el aspecto financiero, multando a  bancos y compañías de Europa, Asia y EE.UU. evitando el desarrollo de la población.
El bloqueo hace énfasis en el aspecto financiero, multando a bancos y compañías de Europa, Asia y EE.UU. evitando el desarrollo de la población. Foto: emaze.com

Una directiva emitida por el expresidente Barack Obama, en 2016, reconoció que la restricción de EE.UU. era un fracaso. Pese al acercamiento y deshielo la medida limita la economía de la isla.

Redacción Mundo y Prensa Latina

La Habana.-

El bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por Estados Unidos a Cuba -cuya implantación formal ocurrió hace 55 años- continúa vigente, pese al reconocimiento en la propia nación norteamericana de su fracaso como política exterior.

La medida estadounidense fue oficializada el 3 de febrero de 1962, mediante la Orden Ejecutiva Presidencial 3447 de John F. Kennedy, aunque la hostilidad económica comenzó en 1959, tras el triunfo de la Revolución Cubana. Su objetivo fue impedir y obstaculizar la actividad económica y comercial.

De acuerdo con un informe presentado por Cuba el 26 de octubre del pasado año ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), cerca de seis décadas el cerco norteamericano causó daños superiores a $ 753.668 millones, total calculado mediante metodologías certificadas por instituciones estadounidenses y la consideración del valor del oro.

A precios corrientes, la cifra no es inferior a los $ 125.873 millones, una suma nada despreciable, señaló en varias oportunidades el titular del Ministerio cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez.

El portal cubasi.cu. publicó que Rodríguez también precisó que solo de abril de 2015 a abril de 2016 el bloqueo causó daños directos a la economía de la nación caribeña por $ 4.680 millones.

Según el diplomático, no existe una familia cubana exenta de los efectos del bloqueo, el cual constituye la principal traba para el desarrollo del país y la fluidez de sus relaciones económicas internacionales. Todas las áreas del quehacer cotidiano sufren de manera directa o indirecta el referido conjunto de leyes, aunque los sectores de la educación, la salud y la alimentación figuran dentro de los más afectados, a causa de su elevado impacto social.

Como cada año desde 1992, Cuba presentó en 2016 ante la Asamblea General del máximo organismo internacional un proyecto de resolución sobre la necesidad de poner fin al bloqueo estadounidense. En esa oportunidad se volvió a contar con el apoyo de la amplia mayoría de las naciones (191 países) y por vez primera en 24 años no hubo un solo voto en su contra, pues tanto EE.UU. como Israel -aliados tradicionales- se abstuvieron.

En el continente ese reclamo abrumador fue ratificado durante la V Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños celebrada recientemente en República Dominicana. Una directiva presidencial emitida por el exmandatario Barack Obama, el 14 de octubre de 2016, también reconoció el bloqueo como fracaso.

Aunque en los últimos dos años se emitieron regulaciones que modificaron parcialmente el bloqueo, los obstáculos, restricciones y limitaciones sobre la economía cubana aún se mantienen. Solo en la etapa posterior al 17 de diciembre de 2014, tras el acercamiento de Obama con el presidente Raúl Castro esa agencia impuso multas por el valor de $ 2.842 millones.

El fin del bloqueo sería una importante contribución para lograr una convivencia civilizada y beneficiaría sin dudas al pueblo de Cuba y  de EE.UU., pero también a la comunidad internacional. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense