Miércoles, 13 Septiembre 2017 00:00 Mundo

La iniciativa de Estados Unidos de aplicar un embargo total no prosperó

UE rechaza una acción militar para frenar proyecto nuclear norcoreano

El líder norcoreano, Kim Jong-un (centro), inspecciona una nueva ojiva con funcionarios del Instituto de Armas Nucleares de Corea del Norte.
El líder norcoreano, Kim Jong-un (centro), inspecciona una nueva ojiva con funcionarios del Instituto de Armas Nucleares de Corea del Norte. Foto: KCNA

La ONU aplicó el octavo paquete de sanciones al país asiático: Limitó la venta de petróleo y prohibió la compra de textiles. Pyongyang prometió una respuesta.

Redacción y Agencia AFP

Seúl.-

Un ataque militar contra Corea del Norte sería “inútil” y provocaría consecuencias impredecibles, advirtió la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini. El bloque estudia nuevas sanciones contra el país asiático y la posible expulsión de los trabajadores norcoreanos.

“No hay una salida militar de esa crisis (…) un ataque militar sería inútil y dañino y podría fácilmente derivar en un conflicto a gran escala, las consecuencias serían totalmente impredecibles y claramente dramáticas para la población de la península coreana, para la región y, probablemente, para el mundo entero”, dijo durante un debate del Parlamento Europeo en Estrasburgo, transmitido por el servicio audiovisual de la Eurocámara.

El inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, no descarta la acción militar como una opción para abordar la crisis con Corea del Norte, cuyo presidente Kim Jong-un ha prometido responder con contundencia y no aceptar ningún castigo por sus programas nuclear y balístico.  

Según Mogherini, los 28 miembros del bloque europeo tienen previsto aprobar mañana durante una reunión del Consejo de la UE una serie de sanciones decretadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en respuesta a la sexta prueba nuclear del país, ejecutada el pasado 3 de septiembre.

La UE ya aplica una larga lista de sanciones dictadas por la ONU o por el propio bloque. Entre las nuevas medidas los europeos podrían expulsar a los trabajadores norcoreanos desplazados en suelo europeo.

“Las sanciones no son un fin en sí mismo, sino una herramienta para abrir el camino al inicio de un proceso político”, agregó Mogherini,  para quien el objetivo de una península de Corea sin armas nucleares “solo puede alcanzarse por medios diplomáticos y políticos”.

EE.UU. quiere un daño severo

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó por unanimidad la madrugada de ayer, en Nueva York, la resolución que incluye un paquete de sanciones -octavo desde 2006- que dañarán severamente la economía del país, pero dejó de lado las medidas que incluidas en el borrador presentado por Estados Unidos, podrían provocar el colapso económico o la hambruna en Corea del Norte.

El embajador norcoreano ante la ONU, Tae Song Han, anunció que su país infligirán a Estados Unidos “el mayor dolor que jamás hayan conocido en su historia” por impulsar las nuevas sanciones. Sin embargo, más tarde Trump señaló que “esas sanciones son nada comparado con lo que finalmente tendrá que pasar”.

El cumplimiento del nuevo régimen impuesto a Pyongyang también queda en buena medida en manos de China, destino del 90% de su comercio exterior.

Las medidas clave son tres: la limitación a dos millones de toneladas al máximo de productos derivados del petróleo que Corea del Norte puede importar, la prohibición a cualquier país de comprar productos textiles de ese país, y la autorización a cualquier gobierno que así lo desee de congelar activos de empresas navieras cuyos barcos en ruta a Corea del Norte se nieguen a someterse a inspecciones para comprobar si llevan materiales prohibidos, como componentes para misiles o armas nucleares.

Son tres duros golpes a la economía norcoreana. Pero están muy lejos del objetivo de Washington, que era imponer un bloqueo económico prácticamente total al gobierno de Kim Jong-un que podría devolver a ese país a la hambruna de la década del 90, cuando el colapso de la Unión Soviética dejó sin ayuda externa de Corea del Norte y aproximadamente tres millones de personas del país - uno de cada ocho habitantes - murió de inanición o de enfermedades vinculadas a ella.

Las medidas propuestas por Estados Unidos incluían congelar los activos que Kim tiene fuera del país y prohibirle viajar al extranjero, vedar la exportación de petróleo crudo a ese país, congelar los activos de la aerolínea Air Koyo, autorizar el uso de la fuerza en las inspecciones de los barcos, y obligar a retornar al país a los aproximadamente 60.000 ciudadanos norcoreanos que trabajan en 50 países y que envían remesas de $ 1.500 millones a $ 2.300 millones.

Todo ese plan se cayó por una razón: China y Rusia. Ambos países declararon estar dispuestos a usar su veto en el consejo. De modo que la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, tuvo que negociar con sus colegas chino y ruso hasta llegar a la solución de compromiso pactado.

Sanciones de impacto

Pese a las limitaciones, las sanciones de la ONU pueden tener un impacto sobre Corea del Norte.

La resolución limita la entrega de productos derivados del petróleo a 500.000 barriles durante tres meses desde el 1 de octubre y a dos millones de barriles a partir del 1 de enero de 2018 durante 12 meses.

Eso significará el recorte del 10% de estos productos, según el Departamento de Energía de Estados Unidos, que calcula que Corea del Norte importa 2,2 millones de barriles anualmente.

El régimen importa gasolina y diésel principalmente de China, que son vitales para garantizar el funcionamiento de los sectores agrícola, militar y transporte.
Mientras la prohibición de  exportar textiles privará al régimen de al menos $ 726 millones al año, según una fuente estadounidense. (I)

DATOS

El pasado 3 de septiembre Corea del Norte hizo prueba de una bomba de hidrógeno  elevando las preocupaciones de que Pyongyang está cerca de construir un misil con una punta nuclear que podría llegar hasta Estados Unidos.

El arma es la más poderosa que ha probado Corea del Norte hasta la fecha y algunos estiman que tiene de 50 a 120 kilotones, es decir más potente que la bomba que cayó en Hiroshima en 1945, que mató inmediatamente a 80.000 personas, con un poder de 15 kilotones.

Corea del Norte intensificó sus ensayos con misiles en los últimos años, en los que dos pruebas nucleares concluyeron con éxito. Todo ello mejoró la capacidad disuasoria del país, pero a la vez el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) le impuso una serie de sanciones económicas.    

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET