Martes, 29 Agosto 2017 14:00 Mundo

Trump visita Texas devastado por inundaciones de Harvey

Trump visita Texas devastado por inundaciones de Harvey
Foto: AFP
Agencia AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitaba este martes el estado de Texas, devastado por inundaciones provocadas por la tormenta Harvey, decidido a dar un mensaje de solidaridad y liderazgo ante la catástrofe, mientras la costa del Golfo se preparaba para más lluvias torrenciales.

Trump, que enfrenta el primer desastre natural de su polémica presidencia, llegó con su esposa Melania a la ciudad de Corpus Christi, que recibió la furia de Harvey cuando tocó tierra el viernes como un huracán categoría cuatro, desatando un diluvio sin precedentes, según los expertos.

La pareja presidencial también prevé viajar a la capital Austin. Pero no se espera que Trump visita Houston, que permanece en buena parte bajo agua, para no perturbar las tareas de rescate, según informó la Casa Blanca.

Trump, que prometió todo el apoyo del gobierno federal a Texas en el "largo y difícil camino de la recuperación", está siendo informado sobre los esfuerzos de socorro en el segundo estado más grande del país, donde unas 8.000 personas han sido llevadas a refugios de emergencia y cientos aún esperan a ser rescatados de las aguas crecidas.

"Somos 'Trumponitas' (fanáticos de Trump). Confiamos en que nos cuidará", dijo Darla Fitzgerald, una enfermera de 58 años que estaba en un refugio de la Cruz Roja en Winnie, una ciudad al este de Houston donde llovía con fuerza el martes.

Ray Henrichson, una voluntaria de 74 años, se mostró igualmente optimista sobre la visita del presidente.

"Es muy bueno que ya haya firmado decretos (de catástrofe y de emergencia) para que estas personas puedan obtener ayuda de inmediato", afirmó Henrichson, contenta de saber que probablemente el mandatario ya pudo observar desde el aire la magnitud del desastre.

- "¡¡SALGA AHORA!!"  -
Harvey deja al menos tres muertes confirmadas y seis más "potencialmente ligadas" a la tormenta. Las autoridades esperan albergar a un total de 30.000 personas en refugios, y estiman que unos 450.000 pedirán asistencia al gobierno federal.

La zona más afectada es Houston, cuarta metrópoli del país con 2,3 millones de habitantes, seis millones en el área metropolitana, y capital de la industria petrolera estadounidense, que seguía perturbada por la suspensión de actividad de las refinerías, aunque los inversores afirmaron contar con reservas de crudo suficientes.

Socorristas proseguían el martes las tareas de rescate, y las autoridades urgían a abandonar zonas de peligro, como el área de Columbia Lakes, al sur de la ciudad, donde se emitió una orden de evacuación inmediata tras la rotura de un dique.

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Martes, 29 Agosto 2017 14:01

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET