Martes, 01 Noviembre 2016 08:44 Mundo

Trump lidera los sondeos tras revelación del FBI

Trump lidera los sondeos   tras revelación del FBI
Foto: AFP
Agencia AFP

Luego de que la Oficina Federal de Investigación (FBI) decidió reabrir el viernes las investigaciones sobre los polémicos correos electrónicos de la candidata demócrata Hillary Clinton durante su desempeño como secretaria de Estado, el candidato republicano Donald Trump recibió de este escándalo la oportunidad para liderar los sondeos de los comicios estadounidenses del 8 de noviembre.

Ayer, la red de los medios de comunicación ABC y el diario The Washington Post divulgó que el republicano atesora una intención de voto del 46%, frente al 45% de la aspirante demócrata. Aunque es apenas un punto porcentual de diferencia, refleja una nueva tendencia de rechazo y dudas sobre Clinton.

Tras la denuncia, el senador republicano Patrick J. Toomey dijo: “Este último capítulo de Hillary es solo un recordatorio de cómo existe la corrupción en Washington y lo inquietante que esto es”.

El senador indicó que la administración del gobernador de Pensilvania, Tom Wolf (demócrata), se resiste a una orden judicial para liberar más de 50.000 mensajes de correos electrónicos que la oponente demócrata de Toomey, Katie McGinty, envió mientras cumplía funciones como jefa de gabinete del gobernador.

Hillary Clinton comenzó su campaña en la primera mitad del año pasado bajo una nube de sospechas debido a este caso y un año y medio más tarde no logró disipar las dudas de forma definitiva.

En julio pasado, el director del FBI, James Comey, archivó la investigación sin hallar méritos para presentar cargos contra Clinton, aunque consideró que ella fue ‘extremadamente descuidada’ en el tratamiento de información secreta cuando era secretaria de Estado. Sin embargo, el viernes, Comey -un republicano- generó un incendio político 11 días antes de los comicios al informar al Congreso que el FBI descubrió nuevos correos electrónicos y que se había autorizado su investigación.

Hace 8 años, a esta altura de la campaña, el respaldo de los votantes del también demócrata Barack Obama alcanzaba el 64%. Ahora Clinton llega apenas al 43%, 10 puntos menos que Trump.

A pocos días de la jornada electoral, 25 millones de personas ya votaron, lo que representa el 20% del total del electorado y aunque las votaciones anticipadas favorecen a Clinton por 13 puntos, Trump tiene una ventaja de 11 puntos entre los que planean votar el martes.

Infobae publicó que las estimaciones arrojan que la demócrata conseguiría más de 300 delegados, por encima de los 270 necesarios para ganar la Presidencia, aunque el panorama podría cambiar si Trump continúa reduciendo diferencias en Florida (donde ya está en empate técnico) y otros estados que pueden inclinar la balanza a su favor.

Esperanza para los republicanos

Antes del pasado viernes, las posibilidades de aferrarse al Senado de los republicanos parecían que se les escapaban de las manos e incluso los miembros del partido optaron por distanciarse de su candidato Donald Trump.

Sin embargo, el informe no partidista Cook Political, que anteriormente predijo que los republicanos logran mantener su Senado bajo pérdidas, cambió a una proyección que los demócratas recogerían entre 5 y 7 asientos, lo suficiente para recuperar el control de la cámara.

Tras la investigación del FBI, los republicanos ven la oportunidad de cambiar el escenario oscurecido de su candidatura por los escándalos,  los insultos y el machismo de Donald Trump y así recordar a los votantes el drama y la ambigüedad moral percibidos que han rodeado a los Clinton durante más de un cuarto de siglo.

De esa manera, ellos aprovecharán este argumento para conservar el control del Congreso y así obtener un cheque en blanco sobre Clinton, no en su agenda, pero sí en el comportamiento de su administración.

Don Chesnet, de 71 años, un hombre de la pequeña empresa retirado, explicó a The Washington Post su punto de vista sobre Trump y Clinton, respectivamente: “O se tiene una escoria o se tiene a un criminal”.

Campaña

Ayer, Trump realizó un acto en Pensilvania para criticar el sistema público de salud impulsado por Barack Obama y el alza en los precios de los seguros de salud que ha impulsado recientemente. En caso de llegar a la Casa Blanca, dijo, convocará a una sesión especial del Congreso para abolir el ‘Obamacare’. (I)

ENLACE CORTO

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense