Jueves, 06 Octubre 2016 13:04 Mundo

Responsables de la salud en Brasil alertan contra los recortes de Temer

Agencia AFP

Responsables del área de salud en Brasil multiplicaron el jueves sus advertencias sobre el riesgo de desmantelamiento del sistema de protección social a causa de los ajustes propuestos por el gobierno conservador de Michel Temer.

El Congreso debería aprobar, en un plazo aproximado de un mes, un proyecto de enmienda constitucional (PEC) que congelará todos los presupuestos durante 20 años, limitando su aumento al mero índice de la inflación. La drástica medida forma parte de un plan general de recortes con que el gobierno de Temer se propone sanear las cuentas públicas y reactivar la economía.

La norma se aplicaría a partir de 2017, y recién en 2018 en las áreas social y políticamente sensibles de la salud y la educación.

Un gesto que dista de calmar las preocupaciones sobre el riesgo de degradación seria del sistema sanitario.

El consejo deliberativo de Fiocruz, una prestigiosa fundación dedicada a la investigación y al desarrollo de tecnologías sanitarias, vinculada al ministerio de la Salud, difundió una carta abierta que denuncia "un proyecto de revisión de preceptos constitucionales sobre garantías al derecho universal a la salud", que ocasionará "daños significativos a la salud y a la vida de las personas".

Los firmantes apuntan que la población de edad avanzada "se duplicará en las próximas dos décadas" en Brasil, con un consiguiente aumento de enfermedades que requieren hospitalizaciones más prolongadas y tecnologías más sofisticadas de tratamiento.

"Incluso manteniendo el actual nivel tecnológico y de servicios, en los próximos 20 años haría falta un incremento de 37% en los gastos de atención sanitaria, y no una congelación", subraya el documento.

Ronald Santos, presidente del Consejo Nacional de Salud (CNS), la instancia máxima de deliberación del Sistema Único de Salud (SUS), advirtió que los recortes significarán "menos Samu (servicio de atención móvil de urgencias), menos cirujías oncológicas, menos programas de salud para las familias".

Santos llamó a la "movilización" de organizaciones sociales, para frenar "el PEC de la Muerte", según indicó un comunicado del CNS

La congelación de gastos es la primera medida del gran ajuste impulsado por Temer, quien fue confirmado en el cargo a fines de agosto tras la destitución de la presidenta de izquierda Dilma Rousseff. En la fila vienen otras con fuerte contenido polémico, como la reforma del sistema de jubilaciones y de la legislación laboral. (I)

ENLACE CORTO

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense