Martes, 31 Enero 2017 00:00 Mundo

Autoridades de Ecuador analizan medidas para proteger a los conciudadanos

¿Qué implica el veto a los musulmanes?

El domingo cientos de personas se tomaron las calles de Washington para protestar contra la orden ejecutiva del presidente estadounidense Donald Trump de vetar la entrada de musulmanes de siete países.
El domingo cientos de personas se tomaron las calles de Washington para protestar contra la orden ejecutiva del presidente estadounidense Donald Trump de vetar la entrada de musulmanes de siete países. Foto: AFP

Donald Trump, mediante decreto ejecutivo, suspendió por 120 días el ingreso de refugiados a EE.UU. y prohibió por tres meses la llegada de viajeros de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen. Unos 500.000 ciudadanos de estos países recibieron una ‘green card’ en la última década. Diplomáticos estadounidenses se rebelan y preparan una protesta. El expresidente Barack Obama calificó la medida de discriminatoria.

Redacción Mundo y Agencia AFP

Los 13 consulados de Ecuador en Estados Unidos se enlazarán hoy a través de una videoconferencia para analizar medidas ante el veto temporal de la administración del presidente Donald Trump a la entrada de refugiados y ciudadanos de 7 países musulmanes. El objetivo es  proteger a los ecuatorianos y ecuatorianos-musulmanes en territorio estadounidense.

Miguel Carbo, embajador del Servicio Exterior de Ecuador en Washington, señaló que hasta ayer -en su distrito- no se habían reportado casos de ecuatorianos deportados. No obstante, envió una circular para informar el alcance de la orden ejecutiva de Trump. En el texto expone sobre los recursos y derechos que poseen los migrantes dentro de la legislación de Estados Unidos.

“Por ejemplo, hay noticias sobre que están presionando a las personas para que firmen el formulario 407 (Récord de Abandono de Estatus de Residente Permanente Legal) renunciando a los derechos a la residencia que poseen y la circular que hemos elaborado tiene una serie de medidas para que los ciudadanos puedan protegerse de todo tipo de abusos sobre esta disposición”, comentó Carbo.   

La decisión ejecutiva de Trump, que entró en vigencia el viernes pasado, suspendió por 120 días el ingreso de refugiados sirios al país y prohíbe por tres meses el ingreso de viajeros de los países islámicos: Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen. Según el diario The New York Times, las autoridades en Estados Unidos están reteniendo desde el fin de semana a los ciudadanos de los países que tienen prohibido el ingreso al país.

¿Qué contempla el veto?

Donald Trump firmó el decreto -una orden ejecutiva llamada ‘Protección de la nación contra la entrada de terroristas extranjeros en Estados Unidos’- que ya entró en vigencia. Su objetivo -dice el Mandatario- es evitar la entrada de radicales con motivaciones terroristas. Pero hay aspectos de la medida que no han quedado claros.

¿Por cuánto tiempo no podrán ingresar los musulmanes de los siete países a EE.UU.?

El decreto ley suspende tanto la entrada de todos los refugiados durante 120 días (es decir, se suspende el programa ‘Vida Interview Waiver’, que permite que ciertos viajeros no tengan que someterse a una entrevista para obtener sus visados; estudiantes, tripulantes de aviación, turistas), así como la concesión durante 90 días de visados o green card hasta que se establezcan nuevos mecanismos de escrutinio.

La green card es un documento que otorga el derecho a trabajar y posteriormente da la ciudadanía. Quienes tengan este documento y se encuentren fuera de Estados Unidos necesitarán una exención para poder reingresar en territorio estadounidense.

Según cálculos de la web de investigación periodística ProPublica, 500.000 ciudadanos de esos siete países han recibido una green card durante la última década.

¿Cuáles son las excepciones?

El panorama aún no está claro. El Mandatario dijo que se haría una excepción con los cristianos sirios; con prioridad para pedir el estatus de refugiados. Expertos han declarado en medios de comunicación internacionales que dar prioridad a una religión por sobre otras violaría la Constitución de Estados Unidos.

Esteban Acuña señaló en un artículo del portal Perú21 que el decreto hace referencias a los atentados del 11 de septiembre para justificar la prohibición. Sin embargo, los secuestradores de los aviones que se estrellaron contra el World Trade Center y el Pentágono provenían de Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes y Líbano,  y ninguno de estos países se vio afectado por la medida del republicano.

El profesor de Sociología de la Universidad de Carolina del Norte, Charles Kurzman, detalló al The New York Times que 123 personas murieron en EE.UU. a manos de terroristas musulmanes desde los atentados de 2001, fuera de más de 230.000 muertes a manos de narcotraficantes, cónyuges, supremacistas blancos, psicópatas, personas alcoholizadas y muchas otras descripciones, por lo que la orden de Trump atiende -según Kurzman- solo una parte mínima del problema de la violencia letal.     

Daniel Benjamin, académico de Dartmouth, señaló que la amenaza terrorista surgió en buena medida a nivel doméstico, y la orden podría generar resentimientos y ansiedades entre la comunidad musulmana que derivan en apoyo a la ideología de Al-Qaeda o el Estado Islámico (EI).

Jueces bloquean detenciones

Luego de que la jueza Ann Donnelly, en Nueva York, falló a favor de dos iraquíes que permanecían retenidos en el aeropuerto JFK, este fin de semana los jueces de Massachusetts, Virginia y Washington emitieron sentencias para paralizar las detenciones que se estaban realizando en los principales aeropuertos de sus jurisdicciones.

Otros fiscales generales de 16 estados también condenaron por “inconstitucional” el veto. Por su parte, la Asociación del Transporte Aéreo Internacional (IATA) demandó ayer a la administración estadounidense que aclare rápidamente sus medidas antiinmigración para poner fin a la “confusión” provocada a las compañías aéreas y a los viajeros.  La principal dificultad se plantea con quienes tienen más de una nacionalidad.

El portavoz interino del Departamento de Estado, Mark Toner, afirmó que un número aún no revelado de diplomáticos estadounidenses preparan una protesta contra el decreto del presidente Trump.

La misma acompañaría a las multitudes que ya están en la calles en contra de la medida que consideran discriminatoria.

Por su parte, el expresidente estadounidense Barack Obama apoyó las protestas en el país y denunció la discriminación por razones religiosas, señaló su portavoz, Kevin Lewis.       

El vetó generó reacciones de rechazo mundial. Cerca de un millón de británicos firmaron un petitorio reclamando a su Gobierno cancelar una visita del presidente estadounidense programada para finales de año. Este número de firmantes obliga al Parlamento a debatir el asunto en la Cámara de los Comunes. (I)

----------------------------------

Lea también: Cancillería activó el plan de contingencia

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET